Conéctate con nosotros

Hola que estas buscando

Imperdibles

El asesino era “fuerte”, “diestro” y ejerció “violencia sexual” mientras Nora estaba inconsciente

El perito forense, Ricardo Caciaguerra. (Foto: Ismael Britos / Télam).

El crimen de Nora Dalmasso tuvo este martes, en la audiencia número 21, un capítulo escalofriante. El médico forense Ricardo Caciaguerra explicó cómo fue dominada, cómo fue asesinada, cómo sufrió “violencia sexual” y, a partir de ello, brindó un dato clave que permite perfilar al asesino: Era un hombre fuerte, que para matarla utilizó un doble lazo y un doble nudo, algo que, dijo, “casi no vio en 32 años” de profesión.

Señaló que quién ejecutó el crimen podría haber sido un hombre de campo o acostumbrado a trabajar con animales, por el tipo de nudo que utilizó, o qué sabía hacer nudos marineros.

Picadas

También aseguró que el asesino era diestro, ya que los nudos están hechos desde ese lado y que una vez que la golpeó en la cabeza y la dejó inconsciente, todos los hechos y la muerte sucedieron en alrededor de cinco minutos.

El especialista se inclinó por considerar, a partir de las evidencias, que del crimen participó una sola persona.

Dalmasso fue asesinada aproximadamente a las 7 de la mañana del sábado 25 de noviembre de 2006. Para el fiscal que instruyó la causa, Luis Pizarro, la mató un sicario y la escena fue sexualizada para generar la idea de que el autor era un amante.

Epec

Así, en la habitación donde ocurrió el hecho, según el expediente, el agresor dejó otros elementos que “sexualizaron” la escena, como ser la posición de las piernas de la víctima, en posición de rana, y el frasco de vaselina en la mesa de luz.

Sin embargo, las lesiones vaginales, anales y en sus mamas, indican que la mujer estaba inconsciente u obnubilada, por lo tanto no hubo consentimiento. Quién la mató, según el fiscal, ejecutó esas acciones para desviar el móvil y ocultar al autor del crimen.

Río Cuarto

Caciaguerra durante su informe del análisis de la autopsia, en el expediente, explicó que hubo “una actividad sexual violenta y no consentida pues no ha habido fluidos vaginales y lubricación anal que permitan una cópula sexual no traumática que contribuyeron a generar las lesiones descriptas” y concluyó que “la víctima fue dominada físicamente y accedida carnalmente, según mi criterio sin consentimiento, aún con vida, en un tiempo de cinco minutos aproximadamente”.

Por su parte, en el expediente, Pizarro expresa (en base a Caciaguerra) que “(el asesino) además, tuvo en cuenta el tiempo de producción de las mismas –mientras estaba viva, pero inconsciente y contemporáneas entre sí-, por lo cual concluyó que se produjeron dentro del tiempo de sometimiento de las maniobras de estrangulamiento, que importó el período de anoxia inicial de tres minutos, más el período de agonía de dos minutos más”.

Nora Dalmasso.

Agrega que “entre las dos hipótesis Juego Sexual previo –acceso carnal consentido- vs. Ataque sexual no consentido, las razones expuestas por el Dr. Cacciaguerra tienen un mayor rigor científico, tornando su hipótesis como válida y verdadera. En efecto, de las circunstancias previas de la vida de la víctima se advierte que la misma era una mujer de vida sexual activa, y que habría tenido relaciones vía anal y vaginal con su esposo el día el 21/11/2006, y conforme los informes de Autopsia y los complementarios, no hay constancia de haberse observado lesión antigua –cicatrizada o en proceso de cicatrización- en dichas zonas. De modo que, como aquella era una relación con su esposo, se estima fue consentida, y por ello debe haber existido la lubricación propia de la circunstancia, no quedando lesión alguna de dicha cópula. Por el contrario, en oportunidad del hecho, el acceso carnal dejó sus huellas, esto es las lesiones observadas y descriptas por los forenses en himen y ano, producidas a raíz de la inexistencia de fluidos vaginales y de lubricación anal, de modo que científicamente se acreditó en autos, que la víctima fue accedida carnalmente, y sin su consentimiento. Es más, según Caciaguerra, atento a que se especificó que todas eran “intravitem y contemporáneas entre sí”, el acceso ocurrió durante el período de inconciencia que produjo el estrangulamiento”.

Pizarro también analiza otro dato a partir de la intervención de Caciaguerra: “La entidad de las mismas (las lesiones), que se advierten como leves en relación a las que usualmente se registran en casos de ataques sexuales no consentidos. Así el momento de comisión –durante el período de inconciencia- y la entidad de las mismas –de carácter leve-, permiten razonablemente deducir que el agresor/es –en la probabilidad de que mientras uno efectuaba la maniobra de estrangulamiento, otro ejecutaba las lesiones- de manera precisa, controlada y definida produjo las lesiones en zonas erógenas, a efectos de generar la idea de un juego sexual de la víctima en los momentos previos a la muerte (una mordedura en el pezón derecho y la “succión” del izquierdo)”.

El fiscal Julio Rivero, encargado de la querella en el juicio por el crimen de Nora Dalmasso. (Foto: Laura Lescano / Télam).

Ayer, Caciaguerra ratificó sus dichos anteriores y al salir de la audiencia dijo que el autor pudo haber sido tanto “un depredador sexual, conocido de la víctima”, como un sicario que sexualizó la escena.

Planteó además que “la causa eficiente de la muerte fue un estrangulamiento a lazo y manual con el cinto de la bata. No sólo doble lazo, sino doble nudo. Quién hizo eso, es alguien que sabe hacer ese tipo de nudos. Por ejemplo, una persona del campo, que maniata animales. No cualquiera se toma el trabajo de hacer doble nudo y doble lazo”.

Señaló que “Nora Dalmasso se defendió, pero el agresor era una persona que sabe manejar, dominar… pueden ser animales o personas, no sé. Pero era una persona fuerte (le desgarró músculos del cuello). Nora Dalmasso tiene un golpe fuerte en el lado derecho de la cabeza, muy amplio. Ahí perdió la conciencia o quedó obnubilada y fue un trabajo fácil para el agresor. Se tomó el trabajo de hacer un doble lazo, un doble nudo, colocarlo, tirar y ayudarse con las manos”.

Indicó que “el ataque sexual se produjo posterior al golpe” y señaló que “no hubo consentimiento. Nora Dalmasso fue sometida sexualmente, se defendió y luchó, por eso hay un golpe fuerte en la cabeza y otros menores en el codo y el abdomen. Pero lo que la inmovilizó es el golpe en la cabeza. Por eso no hubo consentimiento”.

Luego, apuntó que “normalmente, el depredador sexual mata a la víctima porque la conoce. Pero no sé si lo conocía. El sicario también es una posibilidad. Lo que sí, a mi entender, participó una sola persona”.

“Nora Dalmasso no lo esperaba. Se había sacado el maquillaje, no estaba “producida”. Tenía los anteojos y un libro en el piso, parece que había estado leyendo. Fue un ataque por sorpresa”, siguió diciendo.

Finalmente dijo que “fue sometida estando inconsciente y las lesiones genitales y paragenitales se produjeron en vida”.

Tanto la pericia psicológica -que se explicó en la anterior audiencia- como el análisis de la autopsia que realizó Caciaguerra este martes son centrales en la acusación del fiscal Pizarro contra Macarrón como instigador. Sin embargo, en el salto del expediente a la sala de audiencias y más allá de algunas dudas, los dichos de Caciaguerra parecieron corporizar la presencia, en la casa de Villa Golf, de un asesino con una pericia y una frialdad fuera de lo habitual.

Marcelo Macarrón. (Foto: Laura Lescano / Télam / Archivo).

>> LA IMPUTACIÓN

En este caso, el único imputado es Macarrón, que está acusado de instigar el asesinato de quien fuera su esposa. Lo acusa del delito de “homicidio calificado por el vínculo, por alevosía, y por precio o promesa remuneratoria en concurso ideal”, que contempla prisión perpetua.

Según el requerimiento fiscal de elevación a juicio, en fecha que no se puede establecer con exactitud, presumiblemente unos meses antes del 25 de noviembre de 2006, Marcelo Macarrón “en acuerdo delictivo con personas aún no identificadas por la instrucción, instigó el crimen”.

Para el fiscal Pizarro, el móvil fue económico, porque Dalmasso y Macarrón atravesaban una crisis conyugal y Nora habría querido divorciarse. En ese marco, el hombre no habría querido dividir los bienes conyugales. Está acusado de contratar un sicario, de facilitarle el acceso a la vivienda y de planear una simulación sexual para justificar el hecho.

>> COBERTURA

VER Autopsia psicológica de Nora, el centro de la acusación contra el viudo

VER El crimen de Nora Dalmasso: Declaró Lacase, el bueno.

VER El crimen de Nora: Del trío de amigos ya no queda nada.

VER El auto que podría acercar a “El Francés” al lugar del crimen de Nora.

VER [Crimen de Nora Dalmasso, Día15] El “Perejil” Zárate: “Discutieron y Macarrón le decía que todo esto se iba a acabar”.

VER [Crimen de Nora Dalmasso, Día 14] El fiscal pidió los antecedentes de Lacase antes de su citación.

VER [Crimen de Nora Dalmasso, Día 13] El falso rumor sobre un romance de la víctima y quién hacía los asados en la casa de Macarrón.

VER [Crimen de Nora Dalmasso, Día 12] El ex secretario de Seguridad de De la Sota acusó a Lacase de desviar la investigación.

VER [Crimen de Nora Dalmasso, Día 11] “Cuando Magnasco iba a la peluquería, juntaba el pelo para que no lo usaran como prueba en su contra”.

VER [Crimen de Nora Dalmasso, Día 10] El viaje de vuelta desde Punta del Este y el plazo fijo.

VER [Crimen de Nora Dalmasso] La reaparición de Lacase en los testimonios, desacomoda la estrategia defensiva de Macarrón.

VER [Crimen de Nora Dalmasso, Día 9] “La vi llorando y dijo que planeaba separarse de su marido”.

VER [Crimen de Nora Dalmasso, Día 8] Una amiga de la víctima dijo que “si aparezco muerta, busquen a Lacase”.

VER [Crimen de Nora Dalmasso, Día 7] El yerno desmintió a la suegra.

VER [El crimen de Nora Dalmasso, Día 6] Los testigos comentaristas y el champagne para tres.

VER [Crimen de Nora Dalmasso, Día 5] Quién es Daniel Lacase, el abogado apuntado por el hermano de Nora.

VER [Crimen de Nora Dalmasso, Día 5] Qué dice el expediente judicial sobre el abogado Lacase.

VER [Crimen de Nora Dalmasso, Día 5] Juan Dalmasso apuntó al abogado Daniel Lacase

VER [Crimen de Nora Dalmasso, Día 3] Facundo Macarrón reclamó investigar al empresario Miguel Rohrer.

VER [Crimen de Nora Dalmasso, Día 3] Rohrer fue investigado y se descartó que hubiera estado en Río Cuarto, en el lugar de los hechos.

VER [Crimen de Nora Dalmasso, Día 3] Lo que le habría pedido Nora a Rohrer y lo que dijo el empresario de Macarrón

VER [Crimen de Nora Dalmasso, Día 3] Valentina Macarrón: “Fue una madre presente, la extrañamos mucho”

VER [Crimen de Nora Dalmasso, Día 2] La estrategia del abogado de Macarrón

VER [Crimen de Nora Dalmasso, Día 2] Marcelo Macarrón: “Pensé en suicidarme”

VER [Crimen de Nora Dalmasso, Día 1] Macarrón le disparó al fiscal en un juicio que puede tener esquirlas políticas y económicas

VER Crimen de Nora Dalmasso: Después de 15 años, con el viudo Marcelo Macarrón como único acusado, comienza el juicio.

Haga clic para comentar

Comentario:

SIRELYF - 80 años
Clima en tu ciudad
Columnistas

Te puede interesar

Noticias

La arquitecta y urbanista cordobesa, María Beatriz Valencia, dejó de existir este martes, luego de sufrir una dura enfermedad. Falleció justo un 11 de...

Noticias

Los abogados del Estado Nacional patearon el tablero en el día 3 de las audiencias del caso Mackentor. Si bien se trata de una...

Noticias

Un cuadro de Raúl Alfonsín sobresale en la espartana decoración de su oficina de la Legislatura Provincial. Dante Rossi es radical y alfonsinista y...

Noticias

Los recursos totales de mayo de 2024 ascendieron a $612.818 millones. Si se descuenta la inflación del período, la recaudación total de mayo sería...