Ahora Leyendo
Duro golpe político de la pandemia de COVID-19: solo votó la mitad del padrón y peronistas y macristas perdieron el 20% del apoyo de 2016

Miércoles 27 de Enero de 2021

Duro golpe político de la pandemia de COVID-19: solo votó la mitad del padrón y peronistas y macristas perdieron el 20% del apoyo de 2016

Estaban habilitados para participar de esta elección municipal en Río Cuarto 136.001 ciudadanos, pero sólo lo hicieron, cuando restaban dos mesas por escrutar 67.866 (49,9%). Implica que no tomaron parte del comicio, el 50,1% de los riocuartenses. No se recuerda un ausentismo tan grande desde 1983 y representa 13 puntos por debajo de 2016 (63%) y 16 menos que en 2012 (66%).

Enredacción Socios

También sufrieron un fuerte drenaje de votos las dos coaliciones mayoritarias, esto es Hacemos por Córdoba, que postulaba a la reelección al peronista Juan Manuel Llamosas, y Juntos por el Cambio, que llevaba como cabeza de lista al médico radical, Gabriel Abrile.

Sin duda, el más afectado fue el oficialismo, que consiguió ayer 26.683 sufragios y cuatro años antes había obtenido 36.665. Perdió 9.982 sufragios, poco más de un cuarto de los votos de 2016, un 27,2%. Es decir, llegó con cuatro ruedas a la competencia y se fue con tres.

Horóscopo Chino 2021

Mientras que la oposición de centro-derecha, representada en el acuerdo UCR, PRO y Frente Cívico, dejó en el camino 3 mil voluntades: 22.904 versus 25.861. Significa una merma de casi 12%.

El candidato radical Gabriel Abrile.

Ambas alianzas, dejaron en el camino 13 mil votos en apenas cuatro años. Pasaron de 62.346 en 2016 a sólo 49.587 en 2020. Representa una reducción de 20,5% de su volumen.

El único que conservó y expandió su apoyo electoral, aunque levemente, fue el candidato anti-sistema, Pablo Carrizo, que pasó de 7.275 a 7917.

Semejante nivel de abstención y la enorme pérdida de votos de las fuerzas mayoritarias, indica que la sociedad de Río Cuarto decidió pasarle factura al sistema político y a los dos bloques mayoritarios, el oficialista y opositor, pero sin patearlo. ¿Qué quiere decir? Que no encontró otra opción para canalizar su hartazgo y descontento.

Mackentor

Revela, en ese sentido, que la doble crisis, sanitaria (producida por el COVID-19) y económica, derivada de ella, ha minado las bases de sustentación de los programas y representaciones de los dos bloques de poder. Sin alternativas u opciones políticas y sociales, los electores tomaron dos caminos: no fueron a votar (la mayoría) y de los que lo hicieron, castigaron tanto a Hacemos por Córdoba como a Juntos por el Cambio.

Por la magnitud de la ciudad de Río Cuarto, 136 mil empadronados, una potente capital regional, agro-industrial y de servicios, y capital alterna de la provincia y el país, esta fotografía electoral puede extrapolarse al resto del país. Es una luz de alerta a todo el sistema.

Es un escalón por debajo del que “se vayan todos”, pero es una luz amarilla encendida en el tablero de comando, que muestra que el curso político, social y económico del país quedó al borde de la implosión.

Dicho de otro modo, tanto el oficialismo conformado en el país por el frente peronista, como la oposición de Juntos por el Cambio, han sido incapaces de brindar respuestas adecuadas a las demandas de la sociedad. Este deterioro político, de ambos bloques, se acentúa a la par que se prolonga y agrava la crisis económica.

¿Por qué están siendo penalizados políticamente los dos bloques? El macrismo fracasó con su política económica entre 2015 y 2019 y la sociedad responsabiliza a este sector de la crisis pre-pandemia. Por lo tanto, para erigirse en una oposición que canalice el descontento social frente al peronismo, primero debe saldar en términos políticos las consecuencias de la crisis que produjo con las devaluaciones y la deuda pública en el gobierno.

Parece evidenciarse aquí, que ni la radicalización política por derecha y con un feroz discurso anti-peronista de Patricia Bullrich o Mario Negri; ni la moderación centrista de Horacio Rodríguez Larreta, resultan suficientes para que el bloque de centro-derecha pueda desarrollarse con posibilidades de éxito frente al bloque populista.

La otra novedad, es que la sociedad comenzó a facturarle al peronismo la crisis económica actual, derivada de la pandemia. Y lo hizo con mayor severidad que a la oposición. Índica que lo hecho no ha sido suficiente, tanto en medidas económicas paliativas como en discurso político para construir un relato sobre el curso de los acontecimientos.

También lo están pagando (en términos políticos) las fuerzas asociadas en las provincias, como el schiarettismo. El resultado de la elección, más allá del triunfo, expresa que la sociedad tampoco confía en un partido provincial.

Pablo Carrizo, candidato a intendente de Río Cuarto.

El único sector que emergió, en lo particular de Río Cuarto, pero anuncia el desarrollo de fuerzas y candidatos anti-sistema, tanto por derecha, como por izquierda, es el del enfermero Pablo Carrizo, el Frente País Abierto. Mantuvo su caudal de 2016 y lo engrosó levemente. Sin embargo, aún con el estado de situación actual, apenas pudo llegar a los dos dígitos de apoyo electoral (12 puntos porcentuales, pp.). Se trata, por lo tanto, de una reacción alérgica localizada, pero que no afectó a todo el cuerpo del paciente.

Lo que pase a partir de aquí depende de la evolución de las variables determinantes, sobre todo la de la economía. Si sigue la caída, el estancamiento o el crecimiento es leve, sin perspectivas de una salida rápida de la situación actual, se abrirá paso, más temprano que tarde, a un nuevo ciclo económico-político y probablemente, a una profunda crisis del sistema político y económico. Si el crecimiento es leve, pero con posibilidad de superar esta dramática situación en el corto plazo, habrá un emparchamiento del actual proceso. Y si es un rebote en V de la economía en 2021, al que ayude la vacuna anti-COVID-19, el ciclo populista encontrará una puerta para salir de aquí. En conclusión, la elección de Río Cuarto, muestra en el tablero, que queda muy poca nafta para llegar a destino.

>> COBERTURA

VER Elecciones Río Cuarto: Impresiones de una jornada con sabor a poco.

VER Elecciones en Río Cuarto: El PJ llega al Concejo Deliberante junto a La Campora, La Jauretche y el Partido Socialista.

VER Triunfo peronista en Río Cuarto: Para el ministro De Pedro es fruto "del trabajo conjunto" y para Schiaretti del PJ cordobés.

Ver también

VER El peronista Llamosas reelecto en Río Cuarto y sorprende Pablo Carrizo superando el 12%.

VER Elecciones en Río Cuarto: Los discursos y los gestos de Llamosas y Abrile.

VER Río Cuarto: una elección importante, en un contexto inédito, y con un escenario de relativa paridad.

VER Quién es Pablo Carrizo, el candidato que asoma en tercer lugar en las elecciones de Rio Cuarto.

VER Con protocolo, más de 136 mil electores están en condiciones de elegir intendente de Río Cuarto entre ocho candidatos.

VER Sur, Río Cuarto y después: la elección de intendente que se viene y las encuestas.

--

>> Si estás de acuerdo con el periodismo crítico y comprometido, te invitamos a asociarte a ENREDACCIÓN, el sitio de noticias con información de Córdoba: INGRESÁ AQUÍ.

>> También podés comprar libros, información y cultura en La Tienda de ENREDACCIÓN.

Scroll To Top

Suscribite a nuestros newsletters

Recibí todos los días nuestras mejores noticias, análisis, historias e imágenes.

Ingresá al Formulario de suscripción