Ahora Leyendo
[Historias de 64 casillas] El Maradona-Pelé del ajedrez

Miércoles 27 de Enero de 2021

[Historias de 64 casillas] El Maradona-Pelé del ajedrez

Cuando al inconsciente colectivo (no ya a la feligresía de las 64 casillas) se le exige que diga sin repetir y sin soplar una rivalidad ajedrecística, le salen dos nombres: Garri Kasparov y Anatoli Karpov.

Por supuesto que en el imaginario popular aparece el nombre del legendario Robert Fischer. Lo que sucede es que el gran Bobby no tuvo un antagonista de su calibre. Ni siquiera el bueno de Boris Spassky cuenta, el ruso a quien le arrebató el título en 1972.

Enredacción Socios

Ya se sabe que un buen superhéroe necesita de un gran villano. Qué sería de Batman sin el Guasón. Qué hubiera sido de Kasparov de no haber tenido a Karpov todo el tiempo enfocado en su espejo retrovisor. La épica de la batalla se construye en base a los contrastes de sus contrincantes, y no necesariamente por el equilibrio de sus fuerzas. Si no, por qué atraería tanto la historia de David y su certera piedra contra los 2,88 metros de Goliat.

Horóscopo Chino 2021

La historia del ajedrez no registra una dicotomía tan marcada como la que protagonizaron los rusos Garri Kasparov y Anatoli Karpov durante casi una década (1984-1990). En sus duelos por el campeonato del mundo disputaron 144 partidas, Garri ganó 21 y Tolia, 19.

Sus estilos diferentes frente al tablero, de algún modo se reflejaban también en sus vidas. Mientras Karpov encarnaba el ideal soviético: comunista, miembro del parlamento soviético y presidente del Fondo Soviético para la Paz; Kasparov se refería a sí mismo como “el Hijo del cambio”, acorde a la política de Mijail Gorbachov y Boris Yeltsin.

Mackentor

Tuve chance de preguntarle a ambos porque nadie fuera del mundo del ajedrez podía nombrar a ninguno de los nuevos jugadores, pero sí se acordaban de las dos “K”. A ellos también les sorprendía esa cuestión, y lo atribuían al “carisma” de los gladiadores y a la falta de “astucia” de la Federación Internacional de Ajedrez (Fide) para atraer a las grandes masas al ajedrez. “Actualmente los ajedrecistas que son número uno o dos del mundo son muy buenos, pero carecen de un carácter que les permita traspasar la frontera del juego", aportaba Karpov.

Cuando estas leyendas fueron convocadas a reeditar su duelo en modo exhibición, en Valencia, en 2009, Karpov aportó otra reflexión: “Hay pocos deportes en los que un duelo como el Karpov-Kasparov sea tan conocido en todo el planeta. Estamos al nivel de popularidad de Pelé y Maradona”.

Karpov con blancas, Kasparov con negras.

TABLAS CON D10S

Es obvio decir que la figura de Diego Maradona no pasó desapercibida para nadie que haya pisado este planeta. Kasparov, quien tiene varios amigos en Argentina, entre ellos el gran maestro Miguel Quinteros, se expresó en sus redes tras la muerte del 10. “QEPD Diego Maradona, una leyenda. ¡Mis amigos argentinos nunca me dejaron olvidar que él era de Boca! Sus goles en el partido de la Copa del Mundo de 1986 contra Inglaterra simbolizaron su vida, ¡el más bajo con la Mano de Dios y el más alto con el Gol del Siglo!”.

Karpov tuvo el privilegio de jugar una partida contra Maradona en 2005. Fue en el programa de TV del Diego, “La Noche del 10”. Jugaron una partida “viviente” (se puede ver en Youtube más abajo) en la que Tolia llevó las piezas negras y jugó con los ojos vendados. Maradona planteó una de las más antiguas aperturas, la Ruy López, y en pocas jugadas se firmó el armisticio. “¡Vamos! ¡Saqué un punto de visitante!”, exclamó Maradona.

DOS ENTREVISTAS

En 2010 tuve la oportunidad de entrevistar a Karpov y Kasparov para La Voz del Interior en Buenos Aires. El primero venía a promocionar su candidatura a la presidencia de la Fide, y Garri llegó ¡para apoyarlo! Lejos estaban los tiempos de archirrivalidad. Aquella vez se unieron para destronar al entonces presidente Kirsan Iliumzhinov (no se preocupe en pronunciarlo). No lo lograron, con lo cual descubrieron (ya lo sabían, quizá) que se necesitan otras facultades más allá de las ajedrecísticas para ganar en la arena política de la Federación Internacional.

En ambas charlas introduje el tema “Maradona”. Cualquier parecido con una obsesión, es mera coincidencia.

En agosto, esto me contestó Karpov (algo de esto cuento en: https://enredaccion.com.ar/historias-de-64-casillas-marshall-la-partida-de-las-monedas-de-oro-y-el-empate-que-me-nego-karpov/).

-En Argentina tenemos el ejemplo de Diego Maradona, que fue el mejor jugador del mundo, pero como entrenador, como organizador de un equipo, no logró cumplir las expectativas. Usted fue el mejor jugador del mundo, no siente que le puede pasar lo mismo…

- (Se ríe) Todo el mundo esperaba que Argentina estuviera peleando por el título, pero tal vez el problema no fue de Maradona, sino de los jugadores que no estaban listos. Además, en el Mundial de Sudáfrica también había otros muy buenos jugadores. Por supuesto, cuando alguien emprende algo nuevo, no siempre puede ser exitoso, como Maradona lo fue en el fútbol o como yo cuando jugaba al ajedrez. Pero, en mi caso, hace bastante tiempo que vengo haciendo cosas en el ajedrez. Yo desarrollé un programa de educación de ajedrez que fue un éxito mundial, fui creador de un especial sistema de competición, la olimpíada de ajedrez para niños. Pude organizar ocho olimpíadas, con auspiciantes privados y sin ayuda de ninguna federación. Luego, las federaciones tomaron este modelo y las empezaron a organizar por su cuenta, pero cobrándole a los jugadores. Cuando yo lo hacía, no tenía costo, sólo el boleto de avión.

Y en septiembre, esto me dijo Kasparov.

-Diego Maradona tuvo varios regresos en el fútbol ¿Usted no piensa volver a jugar?

Ver también

- (Piensa…) Yo logré en el ajedrez más de lo que hubiera soñado. Estoy muy contento con mi vida y lo que hago ahora. No está en mis planes de volver a jugar ajedrez. Aunque todavía juego por Internet, sigo las partidas y paso el tiempo entrenando a Magnus Carlsen (19 años, la joven estrella noruega y promesa de futuro campeón mundial) y puedo decir que mi carrera como entrenador ha sido más exitosa que la de Maradona. Me ha ido mejor que él hasta ahora".

Gary Kasparov y Magnus Carlsen. (Foto; Gentileza Torre 64).

-El fútbol tiene a Messi, el tenis a Nadal, y en el resto del deporte siempre surgen nuevos valores ¿Qué pasa que en el ajedrez hace 15 años que no salen jugadores como usted o Karpov?

-Eso depende del modo en que se promociona al ajedrez. Si uno tiene torneos en Moscú, París, Londres o Buenos Aires, uno puede atraer a la prensa. Pero si usted hace torneos en pequeños pueblos perdidos, a quién le importa. Creo que el ajedrez no está siendo bien promovido. Porque la FIDE no puede atraer a los promotores y la atención del público. La última noticia es Magnus Carlsen, yo trabajé más de un año con él y ahora es el número uno. Magnus está ganando popularidad y la prensa le está prestando atención. El problema es por esta FIDE que tenemos. No está claro cuándo se puede jugar el campeonato mundial de ajedrez. Nosotros necesitamos que quien esté a cargo de la FIDE sea alguien con buena reputación, que tenga un plan para que vengan los sponsors.

La diferencia entre este Maradona-Pelé del ajedrez es que Karpov y Kasparov fueron coetáneos. Una o tal vez dos generaciones pudimos verlos competir. La decisión final sobre quién fue mejor quedará para el paladar de cada ajedrecista.

* Juan Carlos Carranza es periodista especializado en ajedrez.

--

>> Si estás de acuerdo con el periodismo crítico y comprometido, te invitamos a asociarte a ENREDACCIÓN, el sitio de noticias con información de Córdoba: INGRESÁ AQUÍ.

>> También podés comprar libros, información y cultura en La Tienda de ENREDACCIÓN.

Scroll To Top

Suscribite a nuestros newsletters

Recibí todos los días nuestras mejores noticias, análisis, historias e imágenes.

Ingresá al Formulario de suscripción