Macri y Dujovne trataron de blindar técnicamente al ajuste. Pero ese no es el problema principal, que ahora es político. Final incierto.

El presidente Mauricio Macri ayer, durante su discurso al país. Foto: Prensa Gobierno Nacional.

El presidente ejecutó la primera traición a su base electoral desde que asumió: le impuso retenciones móviles a la producción agropecuaria. Habrá que esperar un tiempo para ver los efectos políticos de esta medida simbólica que implica reimponer las retenciones durante 2018, 2019 y 2020. Los productores agropecuarios enfrentaron las retenciones móviles que aplicó Cristina Fernández de Kirchner en 2009, llevándola a perder la elección de medio término, pero fundamentalmente, dando nacimiento orgánico a una corriente política de derecha y liberal, opositora al populismo. Es el antecedente necesario que forjó la aparición de una fuerza política anti-populista, cuyo líder resultó ser un industrial de la patria contratista como Mauricio Macri en 2015. No es merituable aún el daño interno de esta sociedad, pero es evidente que producirá divisiones dentro del arco de centro-derecha, hasta ahora monolítico alrededor de Macri.

VER MÁS ARTÍCULOS DE FABIÁN GARCÍA.

VER El ajuste sin fin: la pobreza llegaría cerca del 40% y la desocupación regresaría a los dos dígitos.

VER Ecogas pedirá una suba de 41% en el m3 desde octubre.

VER El ajuste sin fin: hubo críticas del peronismo, el kirchnerismo, la CGT y economistas de distinto signo.

VER Parecidos y diferencias entre la crisis que se llevó a Alfonsín y la que pone en jaque a Macri.

Otra “salvajada” presidencial fue la eliminación del Ministerio de Salud, que ahora tendrá rango de secretaría y dependerá de Desarrollo Social. Es el primer presidente democrático desde 1945 que toma semejante decisión. Los dos anteriores fueron Pedro Eugenio Aramburu y Juan Carlos Onganía. La autonomía de Salud tiene que ver con su dimensión de derecho humano y herramienta de política pública igualadora. Ahora correrán riesgo muchos de sus programas específicos.

Macri puso por primera vez retenciones a las exportaciones de servicios. Una innovación en política económica. También dispuso retenciones para las ventas externas de productos industriales. Si bien el tipo de cambio actual es competitivo y permite diluir o minimizar el peso de este impuesto, la realidad es que se trata de una medida que actúa contra el desarrollo industrial del país. La industria -pese a la fortísima devaluación- se encuentra jaqueada por la apertura económica y es el sector que más puestos de trabajo formales ha perdido desde diciembre de 2015. La medida no ayuda.

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.

Hubo algunos sectores que no fueron alcanzados por las medidas oficiales: el impuesto a los bienes personales no fue tocado, por lo que las grandes fortunas descansan tranquilas con sus bienes tanto en el país como en el exterior. Tampoco hubo mención a la desdolarización de las tarifas y los combustibles, lo que ratifica la decisión de continuar eliminando las bases del modelo económico populista, asentado en la sustitución de importaciones y el consumo interno. Por lo tanto, la transferencia brutal de recursos continuará su curso.

Tampoco hubo mención a la desdolarización de las tarifas y los combustibles, lo que ratifica la decisión de continuar eliminando las bases del modelo económico populista, asentado en la sustitución de importaciones y el consumo interno. Por lo tanto, la transferencia brutal de recursos continuará su curso.

Otro dato, de los anuncios del presidente y su ministro de Hacienda, es la decisión de continuar con el achicamiento del Estado para garantizar el re-pago de la deuda externa: Entre 2019 y 2020, entre ajuste y nuevos ingresos, el Estado tendrá 11.200 millones de dólares extras para ese fin.

Si alguien especulaba con un retroceso del ajuste, el gobierno demostró el convencimiento que tiene de su papel histórico con las decisiones que tomó. La crisis por sí sola no parece capaz de modificar el rumbo político y económico, ni sacar del medio al bloque de centro-derecha, las fuerzas opositoras necesitarán otro tipo de intervenciones para modificar el destino del programa económico.

Si alguien especulaba con un retroceso del ajuste, el gobierno demostró el convencimiento que tiene de su papel histórico con las decisiones que tomó.

Pero una cosa es el convencimiento y otra las limitaciones. El plan que puso en ejecución es sumamente limitado, por la soledad política, que incluso lo hizo prescindir de sus aliados institucionales, como la UCR o Elisa Carrió en un momento donde además de soluciones técnicas debía dar a la sociedad, señales políticas. Los mercados, por su parte, esperarán el resultado de la negociación con el FMI, sin embargo aquí es donde aparece uno de los grandes interrogantes: ¿qué hará el peronismo en sus distintas variantes cuando este frente a frente con el presupuesto del ajuste? Si algo demandan los mercados internacionales y el Fondo, es un acuerdo político que le dé sustentabilidad al ajuste del gasto público. Si eso no sucede, no habrá luz al final del túnel para el modelo conservador y neoliberal.

¿Qué hará el peronismo en sus distintas variantes cuando este frente a frente con el presupuesto del ajuste? Si algo demandan los mercados internacionales y el Fondo, es un acuerdo político que le dé sustentabilidad al ajuste del gasto público. Si eso no sucede, no habrá luz al final del túnel para el modelo conservador y neoliberal.

fabian.garcia@enredaccion.com.ar

@garciadelapampa

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com

Sumate a un equipo que hace PERIODISMO COMPROMETIDO. Te invitamos a APOYAR a ENREDACCIÓN con una SUSCRIPCIÓN MENSUAL de 63 pesos. La SUSCRIPCIÓN se solicita a partir del sexto artículo (los primeros cinco se pueden leer gratuitamente) y te permite participar de los premios y beneficios de EL CLUB DE LA NOTICIA. Más información en Suscripción Digital.