Conéctate con nosotros

Hola que estas buscando

Deportes

Sam Clancy: “Si Juan me habla, me encantaría volver y jugar para La Gloria”

Sam Clancy tiene el corazón albirrojo. Foto: FIBA.

“No hable con nadie del club, pero si Juan (Cavagliatto) me contacta, a mí me encantaría volver y jugar para La Gloria”, lanza inmediatamente en inglés Sam Clancy.

El jugador más cordobés de los estadounidenses que pisaron alguna vez el Ángel Sandrín no se olvida de la camiseta albirroja. Es verdad que los meses pasaron, pero Sam Clancy tiene siempre presente esa frase que les regaló a los hinchas cuando descubrió el mural que le hicieron en honor a él: “Quiero ganar el campeonato acá en Instituto”.

Hacete Socio 2021

Con canchas vacías, el equipo en mitad de tabla y un proyecto que decretó su final con la salida de Sebastián Ginóbili, la hinchada sigue preguntándose por la vuelta del “Jefe”, aquel jugador que supo ganarse los corazones desde su primera temporada en el club y que ahora espera el llamado desde su casa de Los Ángeles.

“Recuerdo cuando arribe por primera vez a Córdoba y la gente me preguntaba para que equipo iba a jugar y yo les decía Instituto. Ellos se me reían, me decían que Instituto era un equipo de mierda, que Atenas era el mejor equipo y entonces peleaba con esta gente y les decía que íbamos a lograr grandes cosas con este equipo, y en realidad lo hicimos. Hicimos grandes cosas, increíbles y siempre estarán en mi corazón, amo a la gente, los hinchas y al club por siempre”, dice sin dudar.

Dossier 360 - 2021

La historia del pivote de 2,06 metros es realmente única. Promesa del básquet universitario, era uno de los favoritos para ser elegido en el Top 15 del Draft NBA de 2002. Sin embargo, una lesión en la rodilla dos semanas antes de la ceremonia, le bajo el “valor” en la lotería y terminó siendo elegido en el puesto 45° (segunda ronda) por los Philadelphia 76ers. Ese día, la vida de Sam Clancy cambió para siempre, y sin saberlo, también la del club de Alta Córdoba.

Sin poder debutar en la mejor liga del mundo luego de ser traspasado a Portland Trail Blazers, Clancy decidió explorar otras opciones en el exterior y emprendió un verdadero viaje alrededor del mundo. Desde el 2002 hasta 2020 jugó en ocho países distintos, vistiendo 21 camisetas diferentes. Disputó la ACB de España, luego fue a Rusia, Corea del Sur, Francia, Israel, Puerto Rico, Venezuela y por último Argentina. Pero a la hora de elegir la mejor experiencia tiene una sola respuesta.

News 1

“No sabía que había jugado en 21 equipos en mi carrera, eso es un montón. Pero no tengo dudas, Instituto está en el tope de la lista”, confirma.

“Nunca me olvidé el día que vi el mural. Honestamente ha sido uno de los mejores honores en toda mi carrera deportiva. Solo con ver como los hinchas me apreciaron y me apoyaron durante todo el tiempo que estuve allí, era suficiente, pero nunca me imaginé lo del mural, ha sido hermoso para mí”, agrega.

Protagonista de grandes noches en “La Caldera” Ángel Sandrín, Clancy sabe que su despedida de Alta Córdoba fue anticipada y a 5.726 kilómetros de distancia se sincera: “Todavía deseo ganar ese campeonato y es uno de mis mayores remordimientos no haber traído ese campeonato a Instituto. Siempre he querido ganar un título con el club y hemos estado muy cerca muchas, muchas veces, pero no lo hemos logrado”.

Con la camiseta albirroja “El Jefe” disputó tres finales: Torneo Súper 20 en 2017, Liga Sudamericana 2018 y las finales de La Liga Nacional en 2019 contra San Lorenzo.

“No he estado mirando los juegos, pero he estado siguiendo los resultados del equipo, se que han estado luchando un poco, se que han despedido a (Sebastián) Ginóbili y que el “Negro” (Peirone) es el técnico. He estado a hablando con Panda (Santiago Scala), le escribí para su cumpleaños, él es un amigo que va más allá del básquetbol. Me encantaría ayudar al equipo de cualquier manera si ellos me necesitan, porque Instituto siempre está en mi corazón”, explica.

Dueño de la pintura albirroja. Foto: FIBA

De todos modos, la inactividad en la competencia por la pandemia, le dio la posibilidad de enfocarse en varios asuntos que tenía pendientes y a la vez replantearse su futuro más allá de jugar profesionalmente.

“Mi vida está siendo grandiosa desde que comenzó la pandemia, porque me vi forzado a pasar tiempo con mi familia, algo que no he podido hacer en toda mi vida porque básicamente estuve viajando por el mundo. Además, aproveché para finalizar la universidad y obtener mí título, sinceramente fue algo muy importante para mí haber terminado la escuela”, relata.

Al mismo tiempo confiesa que le gustaría dedicarse a ser entrenador como su padre, pero en los últimos meses descubrió que también le gusta la idea de ser comentarista. “Estoy haciendo un poco de comentarista en los partidos de mi universidad (Southern California), la verdad que es muy divertido”, suma.

Sam Clancy en modo comentarista. Foto: USC_Hoops.

“Por otra parte, ha sido realmente muy difícil entrenar porque todo está cerrado, pero trato de mantenerme en forma afuera. Nunca me doy por vencido en el básquet, pero sé que soy mayor y la situación económica ha cambiado, así que estoy esperando que me deparará el futuro”, sostiene.

VER Sam Clancy: “El crimen de George Floyd me hizo sentir triste, porque podría haber sido mi hijo, mi hermano o yo”.

CAMPAZZO

Las puertas de la NBA se abrieron esta temporada para el cordobés Facundo Campazzo, luego de 12 años en el profesionalismo, pero “El Jefe”, que lo enfrentó varias veces en sus comienzos en La Liga Nacional, sabía desde un primer momento que “Facu” estaba para grandes cosas.

“Sabía desde el primer día que jugué contra él que algún día estaría en la NBA. Lo he visto liderar él solo a su equipo para vencernos, me refiero a que hacía cosas increíbles, incluso ir a buscar el rebote e ir costa a costa para darle pases increíbles a (Leo) Gutiérrez para sus triples, nunca perdía el balón, siempre tenía todo bajo control”, señala.

Un visionario. Clancy siempre supo que Campazzo iba a llegar lejos.

Y concluye: “La única cosa que lo detenía un poco en esa época era su tamaño. Porque no podía lanzar muy bien, pero ha estado desarrollando cada cosa para ser lo que es ahora. Pero desde el primer momento que lo vi, dije: ‘este chico es NBA’. Le he estado contando a la gente en Estados Unidos por años ‘espera todavía a ver a Campazzo, espéralo que va a llegar a la NBA’, porque es lo mismo que digo con (Gabriel) Deck ahora. Deck es el siguiente, va a estar en la NBA en unos años y lo recuerdo a él también en sus años jóvenes”.

CLANCY COMENTARISTA

>> Si estás de acuerdo con el periodismo crítico y comprometido, te invitamos a asociarte a ENREDACCIÓN, el sitio de noticias con información de Córdoba: INGRESÁ AQUÍ.

>> También podés comprar libros, información y cultura en La Tienda de ENREDACCIÓN.

>> ©Enredacción. Está prohibida la reproducción de este artículo.


Haga clic para comentar

Comentario:

Manula
Telam
Publicidad
Sirelyf No Violencia
  • También podés comprar libros, información y cultura en NUESTRA TIENDA
  • Ver más información sobre encuestas en nuestra sección DOSSIER360
  • ¿Querés comunicarte con nosotros? Hacé CLIC AQUÍ

Te puede interesar

Análisis

Una encuesta nacional de la consultora Circuitos, señala que la imagen positiva del presidente alcanza 57,5% (9,26 puntos porcentuales por encima del caudal obtenido el...

Noticias

G.R. (las iniciales de su nombre y apellido) tiene 28 años y dice que tiene miedo. “No sé qué me va a pasar cuando...

Entrevistas

El médico infectólogo, Hugo Pizzi, dice que teme perder la compostura cuando ve en la calle personas sin barbijo, no respetando el distanciamiento social...

Columnistas

El proyecto de autovía de la ruta 38 presentado por el Gobierno para construir el tramo que uniría Variante Costa Azul con Molinari (21...