Ahora Leyendo
Impuesto a las ganancias, paritarias y la necesidad de un nuevo sindicalismo

Miércoles 28 de Octubre de 2020

Impuesto a las ganancias, paritarias y la necesidad de un nuevo sindicalismo

Durante décadas, los trabajadores padecimos un sindicalismo militante que mucho daño ocasionó a la clase trabajadora y a los jubilados en nuestro país.

Enredacción Socios

Alineados con determinados políticos o gobiernos de turno, no lograron ninguna conquista de trascendencia para sus representados, cuando para eso están ocupando cargos en estas importantes instituciones. Ejemplo: la continuidad de la aplicación del Impuesto a las Ganancias a activos y pasivos, paritarias vergonzosas, y pérdida de derechos y conquistas adquiridas, entre otras.

Manula

Muchas conducciones sindicales del país (sobre todo la CGT), son una cáscara vacía de contenidos. Cumplieron un ciclo, y es tiempo de pensar en dar un paso al costado para que las nuevas generaciones oxigenen los gremios anestesiados y dormidos durante años y años.

También durante años, se dio una nefasta atomización del movimiento obrero argentino, que contribuyó al debilitamiento de los legítimos reclamos o de los planes de luchas que se encararon.

Existen actualmente una C.G.T. y dos C.T.A. ¿De qué nos sirve? Las trabajadoras y los trabajadores elegimos a los dirigentes sindicales para que nos representen, trabajen, gestionen y luchen por nosotros.

La sensación que tenemos muchos, es que existe una severa crisis de representatividad sindical en nuestro país, y eso se está aprovechando al máximo desde el otro lado del mostrador para avanzar y avanzar (empleadores y parte de la clase política anti obrera actual).

Sumado a ello, las innumerables maniobras que les ponen a los jóvenes para formarse, capacitarse y darles espacios importantes, por parte de alguna dirigencia que hace décadas que está al frente de sindicatos, sin intención alguna de que haya renovación, usando los sindicatos como emprendimientos propios de familiares y amigos de quienes los conducen.

Hay dirigentes que se creen eternos, imprescindibles y que piensan que ninguna otra persona puede estar al frente, lo que es un grave error.

Varios de ellos han fracasado, pero a pesar de ello, buscan mediante cualquier mecanismo, seguir reteniendo el poder sin importarles el gravísimo daño que les terminan ocasionando a quienes dicen representar.

En determinados casos, cuando dejan la conducción, queda un vacío enorme de poder, generalmente por no haber preparado a las futuras generaciones; es decir, por no dejar dirigentes bien capacitados y comprometidos en la lucha por la defensa de los derechos adquiridos y en la búsqueda de nuevos logros.

Creemos que es hora de que surjan nuevos lideres en el sindicalismo argentino, y que conduzcan en los sindicatos. Desde hace un tiempo (agudizada esta situación por la pandemia), no paran los despidos, las suspensiones, los intentos de modificar convenios colectivos de trabajo (derechos adquiridos y conquistas obreras).

Permanentemente se reclama una reforma laboral y previsional (que va en desmedro de activos y pasivos).  Sigue aplicándose el Impuesto a las Ganancias a trabajadores y jubilados. Se pretende avanzar sobre las pocas cajas jubilatorias provinciales que quedan. Hay nuevos intentos de privatizaciones de empresas estatales. Hay sectores de la política anti obrera que van por los derechos y las conquistas de los sindicatos, y con representantes sindicales condicionados (por el motivo que sea), es pan comido lograr este objetivo.

Ver también

No se ven planes de luchas de los sindicatos, unidad y solidaridad entre ellos, para tener respuestas a las necesidades de los trabajadores y jubilados. Sin dudas, son las bases de los sindicatos las que deben despertarse de una vez por todas. Ellas son las que tienen el verdadero poder y las que deben ser el motor de cada conducción sindical en la Argentina.

El sindicalismo no es para tibios.  Las grandes conquistas se alcanzaron con la unidad del movimiento obrero y la lucha. Para ello, necesitamos dirigentes que estén a la altura de las circunstancias, y sobre todo que comience la renovación generacional en las organizaciones sindicales de la República Argentina.

* Carlos Emanuel Cafure es abogado laboralista, escritor y columnista de opinión.

--

>> Si estás de acuerdo con el periodismo crítico y comprometido, te invitamos a asociarte a ENREDACCIÓN, el sitio de noticias con información de Córdoba: INGRESÁ AQUÍ.

>> También podés comprar libros, información y cultura en La Tienda de ENREDACCIÓN.

Scroll To Top

Suscribite a nuestros newsletters

Recibí todos los días nuestras mejores noticias, análisis, historias e imágenes.

Ingresá al Formulario de suscripción