Miércoles 28 de Octubre de 2020

La comunidad del cuidado, los números de las encuestas y la debilidad de los anti-cuarentena

La tercera entrega del Índice de Propensión al Riesgo en Salud (IPRIS), un estudio realizado entre el 17 de junio y el 1 de julio por la Fundación Bunge y Born, permite profundizar en el concepto de la "comunidad del cuidado". El informe arroja que la cuarentena y/o aislamiento social preventivo y obligatorio (ASPO) es una medida vinculada al cuidado para 91,28% de los electores argentinos: 48,2% la asocia al cuidado de la salud de los ciudadanos en general, 34,23% al cuidado de su entorno de afectos y 8,85 al cuidado personal; apenas 8,72% la califica como una medida "autoritaria e innecesaria", confirmando así que la actitud anti-cuarentena tiene una visibilidad mediática muy por encima de su participación real en el tejido social (Ver Gráfico 1). Casi la mitad del total se identifica con el carácter de cuidado colectivo de la comunidad que la cuarentena propicia, incluso por encima del cuidado personal y del propio entorno.

GRÁFICO 1.

GRÁFICO 2.

Esa idea se reafirma al observar que casi el 54% no cree probable contagiarse él mismo de coronavirus, proporción que más que duplica a quienes sí lo creen probable (Ver Gráfico 2).

Enredacción Socios

Por otro lado, 55% no se siente identificado con la necesidad de salir de su casa para pasear, distraerse o hacer ejercicio, vs. casi el 37% que sí, segmento que expresa el agotamiento con la medida de aislamiento (Ver Gráfico 3). El informe destaca que a partir de junio hay una disminución de esa necesidad, lo cual es consistente con la progresiva flexibilización del ASPO y su segmentación geográfica a nivel país. La primera etapa del estudio se realizó sobre una muestra de 4.857 casos; la segunda, sobre una de 5.023 y la tercera sobre 2.787 casos.

GRÁFICO 3.

Según la última encuesta de Poliarquía, la aprobación presidencial respecto a la gestión del coronavirus descendió respecto a los niveles pico de marzo y abril, pero aún sigue rondando el 60% y duplica a la desaprobación. Esto pone de manifiesto un acompañamiento claramente mayoritario a lo realizado en esa materia por el presidente (Ver Gráfico 4), pese a la agitación mediática de las posiciones anticuarentena y los titulares de medios opositores, en franca campaña de desgaste contra el oficialismo desde hace ya varios meses y nítido contraste respecto a la complacencia que mostraron respecto a la gestión Cambiemos y su "nado sincronizado" a la par de su mesa judicial.

Manula

Contra ese agite opositor, un promedio de las 4 encuestas más recientes que mide la gestión del Covid por parte del gobierno nacional arroja una imagen positiva del 66%, alcanzando así a 2 de cada 3 electores.

GRÁFICO 4.

Asimismo, pese a que los efectos socioeconómicos de la pandemia cada vez pesan más en los niveles de actividad, según la encuesta más reciente de RTD una mayoría del 52% sigue priorizando frenar el coronavirus frente a mantener la economía en funcionamiento.

Si bien la brecha entre ambas posiciones viene reduciéndose, como era previsible, aún hay una diferencia de 10 puntos porcentuales entre ambas opciones (Ver Gráfico 5).

Este contexto evolutivo es el pertinente para enmarcar las más recientes medidas de cuarentena escalonada en el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y la segmentación geográfica de las disposiciones en el resto del país, atentos a los rebrotes que se vienen produciendo.

GRÁFICO 5.

A su turno, la más reciente encuesta nacional de la consultora Pulso Social arroja que las dos principales figuras políticas del oficialismo, el presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Fernández, aventajan en imagen positiva al ex presidente Mauricio Macri: Alberto alcanza 61% de imagen positiva, esto es, casi 13 puntos porcentuales por encima del caudal obtenido por el Frente de Todos el 27-O-2019 (48,24%), mientras que CFK se ubica unos 6 pp. por debajo de ese guarismo. Macri alcanza 37% de imagen positiva, en el mismo orden de magnitud que el caudal de Juntos por el Cambio en octubre de 2019: 40,28%.

La imagen negativa del actual presidente está en el mismo orden de magnitud, mientras que la negativa del ex presidente alcanza el 61% (Ver Gráfico 6). Esto confirma que la causa de espionaje M que investiga la justicia elevó la imagen negativa de Macri por encima del 60%, pese a que el ex presidente aún no está imputado en esa causa.

GRÁFICO 6.

La medición más reciente de julio de Rouvier & Asociados coincide con las tendencias anteriores: 62,4% de imagen positiva vs 35,3% de negativa para el presidente (Ver Gráfico 7).

GRÁFICO 7.

Ver también

El mismo estudio muestra a CFK. con casi 45% de positiva vs 54% de negativa (Ver Gráfico 8), datos muy consistentes con los de Pulso Social; las diferencias entre ambas mediciones no son estadísticamente significativas.

GRÁFICO 8.

En tanto, según la más reciente encuesta de Udesa, la imagen positiva de Fernández alcanza 55%, lo que le permite liderar el lote de dirigentes nacionales, escoltado por Horacio Rodríguez Larreta (52%) (Ver Gráfico 9).

En síntesis, un promedio de las últimas 6 encuestas que miden la imagen presidencial arroja un 61% de positiva para Alberto Fernández vs. 36% de negativa, lo cual deja un saldo favorable de casi 13 pp. para el presidente respecto al caudal con que fue electo en octubre de 2019 y lo ubica alrededor de 6 pp. por encima del acompañamiento que tenía antes de la cuarentena dictada el 20 de marzo.

GRÁFICO 9.

Norman Berra (@berranorman) es encargado de Proyectos de Consultora Delfos. Regularmente publica en su Blog Clima de Opinión y en el sitio de la Consultora Delfos.

--

>> Te invitamos a asociarte a ENREDACCIÓN: INGRESÁ AQUÍ. Hacemos periodismo.

Scroll To Top

Suscribite a nuestros newsletters

Recibí todos los días nuestras mejores noticias, análisis, historias e imágenes.

Ingresá al Formulario de suscripción