Ahora Leyendo
Claves de cara a las PASO: la variable etaria

Claves de cara a las PASO: la variable etaria

Una de las claves de las PASO del 11 de agosto es la participación total y por segmento etario. En las primarias de agosto de agosto de 2015 votaron 24.021.816 electores, mientras que en la primera vuelta de octubre lo hicieron 26.048.446. Así, la participación entre ambos comicios creció 6,16 puntos porcentuales: de 74,91% a 81,07%. Además, en las PASO de 2015 hubo 1,2 millones de votos en blanco (5% del total de sufragios en las primarias), pero ese porcentual cayó a la mitad en la primera vuelta. En 2015, el incremento de la participación entre las primarias y la primera vuelta favoreció a Cambiemos, por lo que ahora se mantiene la hipótesis de que a mayor concurrencia mayor caudal relativo alcanzará Juntos por el Cambio, pues un mayor presentismo se asocia al voto de mayores de 70 años (un grupo afín al oficialismo, pero con asistencia optativa).

Enredacción-Te contamos

GRÁFICO 1.

Todo lo contrario sucede entre los jóvenes de 16 a 18 años, que también están alcanzados por esa condición de voto optativo. Mientras que los electores de entre 16 y 35 años que hoy están habilitados para votar suman casi un 40% del padrón nacional, se estima que un 20% del padrón nacional son primeros votantes. Según una encuesta nacional reciente de Raúl Aragón & Asociados (la penúltima de esa consultora difundida antes de la veda), entre los electores de 16 a 35 años el 36,2% se inclina por la fórmula de Alberto y Cristina Fernández, contra casi 21% que votaría por Macri-Pichetto (Ver Gráfico 1). Otra medición nacional reciente, en este caso de la consultora Tendencias (su último estudio difundido antes de la veda), muestra que entre los electores de 16 a 24 años los Fernández superan a Juntos por el Cambio por casi 34% a 22,4%, mientras que la intención de voto se invierte a favor del oficialismo en los electores mayores de 60 años por 55,2% a 27% (Ver Gráfico 2).

GRÁFICO 2.

De acuerdo a las estadísticas de la Dirección Nacional Electoral (DINE), los electores de entre 16 y 18 años (franja que incluye a los adolescentes de 16 y 17 que pueden optar por sufragar) suman alrededor de 1.033.297 (3,1% del padrón), mientras que muchos de los que ya pasaron por la experiencia del primer voto y hoy tienen entre 19 y 25 ascienden a 4.900.577 (14,7% del padrón total). Respecto al segmento de 26 a 35 años, hay 6.835.055 electores (20,5% del padrón general). La provincia de Buenos Aires (PBA), que puede volver a ser la "madre de todas las batallas", también muestra el peso del electorado joven. En el distrito más gravitante del país (37% del padrón total) están habilitados para participar 371.766 jóvenes de entre 16 y 18 años (3% del padrón), 1.765.783 ciudadanos de entre 19 y 25 (14,3%); y 2.495.790 de 26 a 35 años (20,2%). En PBA, el Frente de Todos apuesta a hacer una diferencia sobre el oficialismo de entre 7 y 8 puntos porcentuales en las PASO del 11 de agosto, apelando a los electores más jóvenes a partir de las figuras de la ex presidenta Cristina Fernández y la candidatura a gobernador de Axel Kicillof, cuya propaganda electoral hace foco en los problemas económicos y el desempleo (que impactan sensiblemente en ese segmento etario).

Publi-Web-Muni-2

Según datos oficiales del primer trimestre de este año, más de la mitad de los desocupados en la Argentina (52,7%) es menor de 29 años. La medición más reciente del INDEC confirmó que el desempleo entre las mujeres menores de 29 años trepa al 23,1 % y entre varones alcanza al 18,5%. "Muchos jóvenes nunca vivieron una recesión de esta magnitud. La apelación a que esto pasa por causas del pasado no los interpela, no llevan la carga de las referencias del peronismo como drama o tragedia que busca instalar el macrismo", apuntó recientemente el sociólogo Carlos De Angelis. Por ello, en este segmento etario las encuestas de intención de voto favorecen al Frente de Todos, que podría sumar alrededor de un punto a nivel nacional con estos jóvenes, contra 0,5 de Juntos por el Cambio, que tiene su fortaleza entre los "abuelos" (según el censo, hay más de 3 millones de mayores de 70 años, el núcleo duro del oficialismo). Esto también queda de manifiesto cuando se analizan las proporciones de rechazo: entre los electores de 16 a 29 años, casi la mitad dice que nunca votaría por Macri, mientras que entre los de 60 años y más el 60% dice que nunca votaría por CFK, según la medición nacional más reciente previa a la veda de la consultora Marketing & Estadística (Ver Gráfico 3).

Ver también

GRÁFICO 3.

Para más datos, según el informe "Gen Z, hacia una política de la sensibilidad", de la consultora Ipsos Argentina, sobre qué piensan de la política los jóvenes de entre 18 y 22 años, CFK es la dirigente de mejor imagen en este grupo: 43% de positiva contra 48% de negativa, seguida de lejos por María Eugenia Vidal (32%) mientras que el presidente Mauricio Macri es el de peor reputación (27% de positiva y 61% de negativa), aunque todos tienen saldo neto negativo. El estudio se basó en una muestra de más de 1.000 casos a nivel nacional con tres perfiles ideológicos: quienes se identifican con el kirchnerismo, quienes se identifican con el macrismo y quienes no se sienten representados por ninguno. La encuesta fue realizada en marzo de 2019, cuando todavía el precandidato a presidente del Frente de Todos, Alberto Fernández no competía como tal. En síntesis, el volumen de afluencia electoral del domingo y su composición por niveles etarios puede tener un sensible impacto en la performance: a mayor concurrencia de los jóvenes, mejor será para el Frente de Todos; a mayor participación de los adultos mayores, mejor será para el oficialismo.

* Norman Berra (@berranorman) es encargado de Proyectos de Consultora Delfos. Regularmente publica en su Blog Clima de Opinión y en el sitio de la Consultora Delfos.

Scroll To Top

Suscribite a nuestros newsletters

Recibí todos los días nuestras mejores noticias, análisis, historias e imágenes.

Ingresá al Formulario de suscripción