Brasil le pidió a EE.UU. que no revele datos del Caso Odebrecht a la Argentina. El vecino país alega que el gobierno de Mauricio Macri no cuenta con un marco legal para cumplir con el acuerdo de delación premiada.

La justicia brasileña pidió a su par de los Estados Unidos que no revele información sobre el caso Odebrecht a la Argentina, al considerar que el país no puede cumplir con el mantenimiento de los secretos tal como exige el acuerdo de delación premiada que permitió al vecino país obtener declaraciones clave de ejecutivos y funcionarios ligados al escándalo. Así lo informó el diario brasileño Valor Económico en su edición de ayer.

La Procuraduría General de Brasil argumentó que tiene el deber de velar por el cumplimiento del acuerdo como los ejecutivos de Odebrecht, lo que significa que las penas no pueden ser ampliadas por otras jurisdicciones. Asimismo, planteó que no hay un equivalente a una ley de delación premiada en la Argentina.

El presidente Mauricio Macri envió a fin de año pasado al legislativo un proyecto para crear un marco regulatorio para un acuerdo semejantes a los realizados en Brasil, pero la propuesta todavía no fue aprobada.

El contexto político y constitucional también es diferente. Argentina celebrará elecciones legislativas en octubre.

Si los investigadores de otro país no quisieran atenerse a esos límites, ellos pueden intentar armar su propia causa. Por eso, representantes de la Justicia argentina fueron a los Estados Unidos para intentar obtener información directamente de los americanos, que, en diciembre, firmaron un acuerdo con Odebrecht.

El asunto fue mencionado en el encuentro del equipo del procurador general de la República Federativa de Brasil, Rodrigo Janot, con autoridades del Departamento de Justicia en esta semana en Washington. Janot pidió directamente a las autoridades americanas que no compartan con la Argentina las informaciones obtenidas a partir de delaciones realizadas por ejecutivos de Odebrecht.

La semana pasada, un grupo formado por cuatro jueces y dos procuradores argentinos estuvieron en Washington para requerir información sobre Odebrecht que no podían obtener de Brasil.

Janot, que está en la capital americana, se reunió con autoridades de los departamentos de Justicia e Estado. El funcionario considera que no hay garantías de que las autoridades argentinas vayan a cumplir con las reglas necesarias tras recibir la información.

Esto es, que las penas no pueden ser ampliadas por otras jurisdicciones (otros países). En el caso de la compañía, el castigo por otras jurisdicciones debe tener el límite de imposición de una multa, pudiendo mantener sus actividades en el país.

Los argentinos que estuvieron en Washington con las autoridades norteamericanas son los jueces federales Sebastián Ramos, Marcelo Martínez de Giorgi, Sebastián Casanello y Daniel Rafecas y los fiscales Sergio Rodríguez y Franco Picardi. Llamativamente estuvo como participante de la reunión Ignacio Irigaray, un funcionario de la Oficina Anticorrupción del gobierno nacional, cuya titular es Laura Alonso.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos impuso a la comitiva argentina una obligación de estricta reserva sobre la información brindada.

Los funcionarios argentinos accedieron a datos de una base construida por los norteamericanos con las confesiones de Odebrecht y los documentos que aportó la constructora brasileña en el marco del acuerdo por el cual se le permitió seguir haciendo negocios a cambio de pagar una multa de 3500 millones de dólares.

LAS CAUSAS DEL CASOS ODEBRECHT EN ARGENTINA.

EN CÓRDOBA

El caso de la licitación de los gasoductos troncales en 2008 fue reabierto en la provincia por la provincia y se encuentra en trámite en el fuero anti-corrupción de Córdoba. Según denuncias de los legisladores provinciales Juan Pablo Quinteros (Frente Cívico), Liliana Montero (Córdoba Podemos) y Aurelio García Elorrio (vecinalista), empresas brasileñas pagaron sobornos para quedarse con las obras. Si bien la denuncia también fue presentada ante la fiscalía de Investigaciones Administrativas, cuyo titular en Sergio Rodríguez, en la visita que este funcionario realizó a Estados Unidos, el caso no habría estado en la lista de hechos sobre los que se buscaba información. La acusación es rechazada por el gobierno provincial, que defiende lo ejecutado durante las licitaciones y afirma que “Odebrecht trabaja bien y barato”. Actualmente, la compañía Odebrecht construye seis gasoductos troncales en la provincia de Córdoba.

VER Odebrecht: Parecidos y diferencias entre la planta de agua de Tigre y los gasoductos cordobeses.

VER El “Club de la obra pública” de Brasil también hizo negocios en Córdoba.

VER Odebrecht en Córdoba: Quién es Rodney Carvalho.

fabian.garcia@enredaccion.com.ar

@garciadelapampa

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com