Ahora Leyendo
Ni gradualidad ni cláusula gatillo: shock de ingresos para las distribuidoras
Nicolás “Nicky” Caputo, el amigo del presidente y uno de los accionistas de Ecogas a través de Central Puerto S.A.
[EL NEGOCIÓN] Las distribuidoras de gas fueron beneficiadas en su conjunto por un shock redistributivo, alejado de la gradualidad y la cláusula gatillo salarial: Entre 2014 y 2017, Ecogas, la prestataria del servicio en Córdoba, La Rioja y Catamarca, mejoró sus ingresos un 512%. Es probable que no haya ninguna inversión tan rentable en el mercado como la de distribución de gas natural.

[EL NEGOCIÓN]

VER El negoción del gas: Ecogas incrementó diez veces sus ganancias en apenas tres años.

VER Pese a los tarifazos, el año pasado cayó la producción y aumentaron las importaciones.

Literalmente es una “brutal” transferencia de ingresos, desde los consumidores a la cadena de distribución, transporte y producción. Aunque como señala el artículo “El negoción: Ecogas aumentó 10 veces sus ganancias en apenas tres años”, el principal beneficiario, al menos parcial, parece ser el sector de distribución, que es, en los hechos, el que menos inversión realiza, ya que no debe explorar ni explotar el gas, ni llevarlo desde los pozos donde se extrae hasta las ciudades y pueblos donde se consume. Por cierto, un componente que seguirá actualizándose es el precio del gas en boca de pozo, ya que recién superó los 4 dólares y debe llegar a fines del año que viene a 6,50 dólares por millón de BTU.

VER MÁS ARTÍCULOS DE FABIÁN GARCÍA.

El argumento del gobierno es que no se puede continuar subsidiando el consumo domiciliario de gas porque agrava el déficit fiscal, pero en lo esencial, como lo demuestra el balance que publicamos en esta edición, premia los ingresos de prestatarios del servicio de distribución y transporte y a las petroleras que lo producen. El eslabón productivo, es decir exploración y explotación, tiene garantizado valores internacionales del producto con plus (6,80 dólares por millón de BTU). El ministro de Energía, Juan José Aranguren, afirma que el único modo de aumentar la producción de petróleo y gas, es que las compañías embolsen precios internacionales del producto.

Sin embargo, lo que parece un razonamiento lógico para las empresas, no necesariamente lo es para el país: el precio internacional de petróleo y gas es un costo elevado para la industria y otros sectores de la economía porque influye en el costo de la energía que utilizan y la logística. También incide sobre “el costo de vida” de los consumidores residenciales. En el caso de industria, comercio y servicios incrementa “el costo país” de los bienes transables (intercambio internacional) y de aquellos destinados al mercado interno, a los que les agrega un suplemento de costo que puede llegar a sacarlos del mercado, sobre todo si deben competir con la apertura económica y bienes y servicios producidos en otros países. Esto significa que el modelo energético elegido presiona contra las posibilidades de desarrollo de la economía argentina.

Una demanda de las organizaciones de consumidores es que el gobierno dé a conocer el verdadero costo de producción del gas, ya que es un precio guardado bajo siete llaves. Históricamente, el costo de extracción de petróleo y gas en manos de YPF fue inferior al precio internacional.

El modelo elegido por el gobierno del presidente Mauricio Macri privilegia y beneficia a las compañías petroleras y a las prestatarias privadas del sistema de transporte y distribución. Y en el caso de Ecogas, además, a uno de los accionistas más notorios, que es Nicolas “Nicky” Caputo, el mejor amigo del presidente.

Sumate al equipo y ayudanos a contar lo que el poder no quiere.

fabian.garcia@enredaccion.com.ar

Ver también

@garciadelapampa

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com

Suscribite a nuestros newsletters

Recibí todos los días nuestras mejores noticias, análisis, historias e imágenes.

Ingresá al Formulario de suscripción