(Por Ezequiel Peressini) El legislador analiza en esta columna el acuerdo con el FMI. Denuncia que es "un apoyo político al plan de ajuste".

La directora Gerente del FMI, Christine Lagarde. Foto: Gentileza.
Municipalidad de Río Cuarto-Parque Sarmiento

(Por Ezequiel Peressini*). Mientras el movimiento de mujeres y la movilización popular se cobran una deuda de 30 años con la democracia conquistando la legalización del aborto en la Cámara de Diputados, el gobierno presento el “memorándum de entendimiento” con el FMI confirmando que el préstamo de 50.000 millones de dólares es un apoyo político del imperialismo yanqui al plan de ajuste de Macri y los gobernadores.

Este préstamo no viene a resolver los problemas del pueblo trabajador, es para pagar vencimientos de la saqueadora deuda externa y la timba financiera de los bonos que, como los Lebacs, vacían los recursos del país. Los trabajadores solo veremos menos salarios, menos jubilación y recortes en salud y educación junto a una feroz devaluación (desde que asumió Macri es del 100%) e inflación que hunde los salarios y destruye la calidad de vida de los sectores populares.

El gobierno quiere apagar el incendio con nafta, y busca en el FMI un salvavidas de plomo que hundirá en la pobreza a las mayorías populares. El FMI entregará la plata en cuotas una vez que verifique que Macri lleve adelante el ajuste acordado, para eso seguirán con el tarifazo trasladando a los usuarios el negociado de las empresas energéticas, recortarán los presupuestos en salud y educación con la reducción de los montos a personal y salarios de trabajadores públicos, se desfinanciarán las empresas públicas y la devaluación crecerá con un tipo de cambio que solo favorecerá a los grandes multinacionales y exportadores.

El gobierno impulsará una nueva reforma jubilatoria reventando los regímenes especiales impulsando la armonización de las cajas provinciales, lo que junto a la reducción del salario real en dólares y la reforma laboral que buscan aprobar en el Senado intensificarán los ritmos y tiempos de trabajo pero pagando la mitad del salario para que las grandes empresas y los bancos se “la sigan llevando en pala”.

Además, este ajuste y nuevo acuerdo con el FMI actualiza el “pacto fiscal” y exige que las provincias accedan a un recorte importante de las transferencias de Nación y un importante incremento de las deudas en dólares de las provincias, que como en el caso de Córdoba representa el 95% del total de la deuda emitida. Para eso Macri cuenta con el apoyo de los gobernadores que, como Schiaretti, estará dispuesto a aplicar la “reducción del gasto público” para garantizar la gobernabilidad de este gobierno para ricos, y aplicar un ajuste con tonada cordobesa.

La política de endeudamiento, devaluación y ajuste del gobierno no tiene futuro y nos aproxima a la profundización una crisis económica, política y social de la cuales son conscientes. Los niveles de endeudamiento externo, la extranjerización de la economía, la dependencia y “volatilidad” del mercado mundial no solo no reducirán el déficit fiscal, sino que lo harán crecen de manera escandalosa al momento de contabilizar los vencimientos de deuda que a corto y mediano plazo. Pero el gobierno no tiene plan B: solo busca reducir el déficit ajustando al pueblo trabajador, mientras los responsables de la crisis tienen sus riquezas en paraísos fiscales y sus cuentas bancarias llenas del dinero que todos los días le roban a los más pobres de nuestro país.

Para el pueblo trabajador no queda otra alternativa que ganar las calles, imponer a los dirigentes sindicales que rompan la tregua con los gobiernos, por un paro activo y un plan de lucha unificado e impulsar un plan económico alternativo que parta de dejar de pagar la deuda externa, nacionalizar la banca, el comercio exterior y nacionalizar las empresas privatizadas de servicios públicos y una reforma tributaria de fondo, donde paguen más lo que más tienen eliminando el IVA a los productos de la canasta familiar y reemplazarlo por más impuestos para los ricos, las grandes empresas y los especuladores financieros.

* Ezequiel Peressini es legislador provincial del Frente de Izquierda y los Trabajadores (FIT).

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com

Te invitamos a SUSCRIBIRTE a ENREDACCIÓN. La producción de noticias, análisis, opinión, e investigación periodística requiere de periodistas y profesionales en distintas especialidades, cuya tarea es remunerada. El monto mensual de la SUSCRIPCIÓN es de 63 pesos mensuales y se solicita a partir del décimo artículo (los primeros nueve se pueden leer y utilizar libremente). Confiamos en la alianza con nuestros lectores y usuarios para continuar haciendo un periodismo comprometido y cordobés. Más información en Suscripción Digital.

Telecom