El intendente de la ciudad, Ramón Mestre, fue el único de los candidatos de Cambiemos que subió al escenario principal del lanzamiento de la Nissan Frontier.

El intendente de Córdoba, Ramón Mestre, junto al presidente Macri, el gobernador Schiaretti y los CEOs de Nissan-Renault.

El presidente Mauricio Macri es amigo de las imágenes. Al fin, parte de su éxito político se sostiene en la ventaja comunicacional que significó llevar la política a las redes primero que nadie y según las pautas de este tiempo. Su imagen se reproduce al lado de ciudadanos de todo el país y él mismo potencia candidatos y experiencias con la suya. Esta vez le tocó el turno al intendente cordobés, Ramón Mestre.

Macri volvió el domingo desde Sudáfrica y lo recibió el intendente. Ayer subió al escenario donde una flamante Nissan Frontier lucía su diseño mientras se sucedían los discursos. Ahí, junto a los CEOs de Renault y Nissan, al gobernador Juan Schiaretti y al presidente estaba subido Mestre. Ni el diputado Mario Negri, uno de los dos radicales cordobeses que suele sentarse a la mesa del presidente; ni el diputado Héctor Baldassi, que ha sido un habitual acompañante cordobés en Córdoba del presidente. Sólo Mestre.

En Fundación Mediterránea, el titular del Ejecutivo municipal ocupó un lugar al lado de la titular de la entidad, María Pía Astori. El resto estuvo también primera fila, pero alejado hacia los lados del amplio salón del Sheratton. El más alejado, llamativamente, resulto ser Luis Juez. Si la lógica del poder, es que los favores son más generosos con los más cercanos, claro está que en este viaje fue Mestre.

VER Una señal para 2019: Héctor Baldassi y Mario Negri acompañaron al presidente en Fiat.

VER Un día perfecto: La historia del parrillero Luis Almada, el presidente Macri y el ex árbitro Baldassi.

Por cierto, el intendente carece de una relación previa con Macri. Quizá su principal obstáculo sea la relación que el titular de la Casa Rosada tiene con el ministro de Defensa, Oscar Aguad, un dirigente con el que hoy está enfrentado, que además es el suegro de Rodrigo De Loredo, uno de los aspirantes radicales a sucederlo en el Palacio 6 de Julio. Sin embargo, Mestre ha podido consolidar su aspiración de confrontar con Schiaretti en 2019 a partir de una campaña sostenida de diferenciación del peronismo en la provincia y de asociarse de modo recurrente a las políticas y posiciones del gobierno nacional, sin que a su vez lo impacten hechos traumáticos como la reforma previsional. Ninguno de sus rivales internos ha podido pararse con claridad en ese lugar. Ayer, pese a que falta mucho para las definiciones, el presidente lo puso en la primera línea.

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com

Sumate a un equipo que hace PERIODISMO COMPROMETIDO. Te invitamos a APOYAR a ENREDACCIÓN con una SUSCRIPCIÓN MENSUAL de 63 pesos. La SUSCRIPCIÓN se solicita a partir del décimo artículo (los primeros nueve se pueden leer gratuitamente) y te permite participar de los premios y beneficios de EL CLUB DE LA NOTICIA. Más información en Suscripción Digital.