El encargado de proyectos de la Consultora Delfos afirma que la economía y las expectativas de la clase media serán determinantes en el escenario electoral de 2019.

El consultor Norman Berra.

El consultor y docente Norman Berra (de Consultora Delfos, Córdoba) analiza los escenarios posibles con exuberancia crítica. En la última encuesta realizada por Delfos sobre el nivel de expectativas económicas para el país que tienen los cordobeses, el 50% cree que “estará peor” dentro de seis meses, contra el 20% que considera que “mejorará”. Berra asegura que “lo que construye opinión pública positiva es el malestar o bienestar que una gestión genera” y afirma que ” el gobierno tiene tiempo aún para mejorar la expectativa”, pero que por ahora se está quedando sólo con su núcleo duro de seguidores. A continuación los tramos más sustantivos de la entrevista.

VER MÁS ARTÍCULOS DE FABIÁN GARCÍA.

VER El 50% de los cordobeses cree que la situación económica “empeorará”.

¿Cómo se cruzan la pérdida de expectativas económicas con el escenario electoral?

Los que los datos muestran es que las expectativas están  en una zona de neto pesimismo. En términos generales, para el 50% de los consultados la situación económica va a empeorar, y para apenas un 20% va a mejorar. Ese valor está cerca del núcleo duro de cambiemos en el país. En las PASO de 2015, el presidente Mauricio Macri obtuvo un 24%, y en la primera vuelta un 34%”.

VER Los antecedentes de la hipótesis de una dinámica polarizadora hacia las elecciones del año que viene.

Nuestra teoría es que los efectos socioeconómicos construyen la tendencia de largo plazo. Por ejemplo, los cuadernos del chofer del ex-secretario de Obras Públicas, Roberto Baratta, generan un efecto cortoplacista. Lo que construye opinión pública positiva es el malestar o bienestar que una gestión genera. Entonces, si no genera bienestar, el nivel de adhesión se recuesta sobre el núcleo duro. Eso es lo que parece estar sucediendo.

¿Es irrefrenable la tendencia hacia 2019?

Construye una tendencia, pero el gobierno tiene tiempo para mejorarla. Pudo salir y superar distintos escándalos, pudo tener prendido el motor de la expectativa. El problema es importante porque los tres motores del avión están parados: imagen, aprobación y expectativa. Por eso, pasaron de una elección para 2019 que parecía cerrada con los resultados del año pasado a una situación en la que hay competencia. Hoy tenés un 45% de probabilidad de que haya segunda vuelta.

El gobierno pasó de una elección para 2019 que parecía cerrada con los resultados del año pasado a una situación en la que hay competencia. Hoy tenés un 45% de probabilidad de que haya segunda vuelta.

¿Los sectores con menos ingresos son los que parecen estar más disconformes, ese estado puede trasladarse a otros grupos sociales?

Si la clase media se acerca al comportamiento de la clase baja es un problema importante para el gobierno. Si no logra cambiar esa tendencia de la clase media, va a quedar recostado muy cerca de su núcleo duro. Los sectores medios están alejándose de las clases altas y la clase que hace la diferencia es la media. En dos años de gestión, un 5% cayó a la clase baja superior. Se condice con un proceso de ajuste gradualista. Ahora que necesito que la tuerca del ajuste vaya más rápido, la situación va a ser por lo menos la misma que en 2017 y 2016. Así, el gobierno estaría reteniendo sólo los grupos de mayores ingresos.

Si la clase media se acerca al comportamiento de la clase baja es un problema importante para el gobierno. Si no logra cambiar esa tendencia de la clase media, va a quedar recostado muy cerca de su núcleo duro.

¿Cuánto pesa la economía y cuánto la política en el voto?

Algunos dicen que el año pasado la gente voto por la política y no por el bolsillo. Creo que en realidad comparó 2017 con 2016. La gente tiene memoria de corto plazo y 2018 va a ser peor que 2017, porque la crisis es innegable. Lo dice Poliarquía: cae la economía casi 6 puntos. La economía puede hacer una L en su caída; una U; una V o un tilde. En el último escenario caigo y vuelvo rápido, en el tercero un poco más despacio, pero termino subiendo. En las dos últimas variantes, el gobierno tiene chances. Si la opción es la U, va a desarrollarse un peronismo no K; y si pasa una L, se favorece Cristina Fernández de Kirchner.

¿Cuál es la clave entonces?

Una clave es si la clase media se sostiene. Si eso sucede, el gobierno tiene chances de recrear expectativas, si la clase media se parece más a “la baja” en cuanto a la situación y expectativas, estamos yendo a una crisis de proporciones, de lo más impredescible.

* Norman Berra (@berranorman) es encargado de Proyectos de Consultora Delfos. Regularmente publica en su Blog Clima de Opinión y en el sitio de la Consultora Delfos.

Sumate a un equipo que hace PERIODISMO COMPROMETIDO. Te invitamos a APOYAR a ENREDACCIÓN con una SUSCRIPCIÓN MENSUAL de 63 pesos. La SUSCRIPCIÓN se solicita a partir del sexto artículo (los primeros cinco se pueden leer gratuitamente) y te permite participar de los premios y beneficios de EL CLUB DE LA NOTICIA. Más información en Suscripción Digital.