Ahora Leyendo
Moyano y Pignanelli van el viernes al plenario de la CGT, pero le marcan la cancha a Alberto

Moyano y Pignanelli van el viernes al plenario de la CGT, pero le marcan la cancha a Alberto

Si bien el movimiento obrero promete unificarse, nada indica que semejante hecho pueda producirse con facilidad. Ayer hubo una reunión en SMATA, donde participaron el camionero Hugo Moyano, el mecánico Ricardo Pignanelli y el canillita Omar Plaini, entre otros, para discutir sobre la presencia del sector combativo en el plenario de la CGT del viernes, al que concurrirá el presidente electo Alberto Fernández y sobre la posición que sostendrán en el debate sobre el acuerdo social que propone el nuevo gobierno para salir de la crisis.

Concluyeron, según dijo una fuente de la cumbre, en que "en el marco del acuerdo social están de acuerdo con el congelamiento de los precios , la desdolarizacion de las tarifas, y la implementación de un bono, pero no están de acuerdo con un congelamiento de los salarios".

Moyano, también afirmó en el encuentro, que "debe haber un aumento a los jubilados y que sea el FMI el que espere para cobrar".

Enredacción-Te contamos

"Vamos a ir, creo que Hugo va a ir. Vamos a ir todos, en apoyo a Alberto", sostuvo Carlos Municci, secretario general de la Asociación Personal Superior de Energía (APSEE) e integrante del sector de la Corriente Federal que conduce el bancario Sergio Palazzo.

El sindicalista fue duro contra la actual conducción de la CGT, y le apuntó a los "gordos" e "independientes": "(Héctor) Daer y la CGT durante cuatro años fueron cómplices de esta situación. No es un ataque, es un análisis. La CGT permitió la reforma previsional, el pago a los buitres, la deuda con el FMI, la ley de despidos que vetó Macri, se le robó un atril por primera vez en la historia en un acto", disparó.

Los sectores sindicales que se enfrentaron con el presidente Mauricio Macri están dispuestos a confluir en un proceso de unidad sindical, señalan las fuentes de ese sector, pero no acuerdan en que la CGT unificada sea conducida por dirigentes sindicales que tuvieron diálogo fluido con el presidente Mauricio Macri. Se trata, por lo tanto, de un escenario abierto.

A los gremios que actualmente participan de la CGT deberían integrarse los combativos que conducen Moyano, Pignanelli y Palazzo, entre otros; los barrionuevistas -gastronómicos y otros-; y la CTA de los Trabajadores de Hugo Yasky, donde el gremio más importante es el docente.

Como para dejar en claro el tenor de las posiciones con las que deberá lidiar Fernández, la Federación de Camioneros, que encabeza Moyano, advirtió que denunciará penalmente al ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, por supuesto incumplimiento de deberes de funcionario público y lo harían responsable en caso de un eventual accidente de trabajo a partir de la vigencia de un convenio laboral autorizado por el funcionario entre la empresa Mercado Libre, que lidera Marcos Galperin, y la Unión de Trabajadores de Carga y Descarga.

En julio pasado, Moyano impugnó en la Secretaría de Trabajo el acuerdo que suscribieron Mercado Libre y el gremio de Carga y Descarga por el encuadre sindical de 80 operarios en una planta de logística ubicada en Villa Madero.

Ver también

El trato, sin embargo, fue homologado por Sica en un "trámite exprés", según denunciaron los camioneros y empujado por el propio Galperín.

En su presentación, Moyano advierte sobre "un pacto fraudulento y espurio entre el ministerio, una empresa fantasma y un sindicato sin representación".

Además de Moyano, Galperín está enfrentado con el bancario Palazzo, que busca el encuadre de los empleados de Mercado Pago.

Las nuevas empresas de base tecnológica tratan de evitar los encuadramientos sindicales previos y apuestan a contratos y normas más flexibles. Esa disputa cruzará seguramente la discusión del pacto social.

Scroll To Top

Suscribite a nuestros newsletters

Recibí todos los días nuestras mejores noticias, análisis, historias e imágenes.

Ingresá al Formulario de suscripción