La matemática nos ayuda a entender el escenario que genera el COVID-19

Alguna vez escuché decir: "Para qué sirve la matemática en la escuela, si con las calculadoras se resuelve todo". Reemplacemos calculadoras con celulares y el razonamiento de muchas personas sigue siendo el mismo aún hoy. Sin embargo, ambas son simples herramientas que no tienen ninguna utilidad sin saber de matemática. La pandemia de coronavirus COVID-19 pone a prueba nuestros conocimientos de esta materia y, por supuesto, nuestra inteligencia lógica (la que permite realizar cálculos).

Enredacción-Te contamos

Las cifras que conocemos al martes 24 de marzo, 22° jornada con casos de COVID-19, son elocuentes: 86 nuevos casos confirmados y un total de 388 desde el día 1. Se trata de la jornada con más contagios positivos en 22 días. También es récord en muertes: 2 (una en Mar del Plata y la otra en Chaco).

Fuente: Ministerio de Salud de la Nación.

Punta a punta, este gráfico nos muestra que el día 22 tuvo 83 casos más que el día 1 (86-3). Ese valor nos da un porcentaje de crecimiento de 2766,66% (83/3*100).

Mientras que el promedio actual de casos diarios es de 17,64 (388/22).

A su vez, el porcentaje de muertes se sitúa en 1,54% (6/388*100), un 44,18% del porcentaje de fallecimientos que produjo la enfermedad en China (3,5%). La operación es simple: 1,54/3,5*100. Una primera valoración indica que con pocos enfermos, el porcentaje de muertes se parece más al de Corea del Sur que al de China.

Ayer, el portal La Política Online publica que el gobernador de la vecina provincia de Santa Fe, Omar Perotti, dijo en una reunión con ministros y legisladores para constituir el Comité de Emergencia Provincia que las autoridades nacionales esperan un pico para la primera quincena de abril y un rebrote para fines de mayo y principios de junio, cuando aparecen las enfermedades de estación.

En un escenario optimista, que es aquel donde se cumple con el aislamiento, los contagios se amesetarían y podrían desaparecer de manera gradual, lo cual permitiría mantener el control de la situación. El caso contrario es que se disparen los índices, que se saturen los hospitales y el sistema de salud se vea colapsado, explicó Perotti.

Según las proyecciones que dio a conocer, extrapolando los datos a un escenario optimista, se espera que en Argentina haya poco más de 250 mil casos positivos acumulados al 17 de mayo, con 35 mil severos y 12 mil críticos que requieran internación en terapia intensiva.

¿Es posible? Sí. Si se siguen los valores generales conocidos hasta el momento sobre los efectos y alcances del COVID-19, que indican que un 15% de los casos requieren internación hospitalaria común y un 5% en Unidades de Terapia Intensiva, los valores resultantes serían los siguientes: 250.000 casos dividido por 100 y multiplicado por 15 nos da 37.500 casos "severos", pero no graves. La misma operación para las internaciones: 250.000/100*5= 12.500 casos.

¿Por qué colapsa el sistema sanitario? Porque según estadísticas del Ministerio de Salud de la Nación que publicó el diario Página/12, en la actualidad hay 9.000 camas en Unidades de Terapia Intensiva (UTI) en todo el país. El gobierno nacional estima poner otras 1.000 más hacía fines de abril y ha pedido ayuda al gobierno chino para que le done 1.500 respiradores más, que es el insumo crítico para constituir las llamadas UTI. Si se consiguiera todo, el país podría tener 11.500 camas en UTI, lo que le daría frente al escenario optimista que plantea Perotti, un déficit de 500 camas en UTI. Aquí radica la relevancia de la cuarentena, que es tratar de evitar los contagios que se pueden producir sin ella y estabilizarlo en este número general de 250.000 casos o menos.

Para poder hacer una comparación: cada enfermo puede contagiar hasta 2,4 personas más y lo que se busca es que baje a 1, o menos de 1. Si es 1, los casos se amesetan y si es menos de 1, la cantidad de contagios disminuirá progresivamente en el tiempo. Por eso se busca que las personas no vean a otras personas. Como el período de contagio es de 14 días y la cuarentena comenzó el 21/3, hasta el 5/4 la cantidad de personas con COVID-19 irá en aumento exponencial y recién después de esa fecha debiera iniciarse la estabilización o el descenso. Ahora sube porque la estrategia de contención de los casos importados no fue suficiente.

Fuente: Ministerio de Salud de la Nación.

En el gráfico que está encima, se puede observar la proporción entre los casos confirmados en los últimos 7 días respecto de los anteriores 7. Es decir, los ocurridos entre el 18/3 y el 24/3 versus los positivos entre el 11/3 y el 17/3. En los últimos 7 días hubo 310 casos, frente a 59 de los anteriores 7 días. Si los dividimos, nos dará el multiplicador de propagación cada 7 días: 310/59 arroja un resultado de 5,25. Dicho de otro modo, nos permite saber a qué velocidad crecen los casos cada 7 días.

Ver también

Sin la cuarentena y si ese factor (5,25) no se modificara (en más o en menos por alguna razón), la cuenta nos daría una proyección teórica, que sería la siguiente: 310 x 5,25 sería igual a 1.625. Entonces, en la semana del 25/3 al 31/1, habría 1625 casos nuevos. Con esa fórmula, el 7/4 habría 8.544 casos nuevos; el 14/4, 44.857; el 21/4, 235.504; y el 28/4, 1.236.397.

Ahora, si a cada valor le extraemos el 5% (internados proyectados en UTI según la experiencia china), tendríamos la siguiente progresión: el 7/4, 422; el 14/4, 2.242; el 21/4, 11.775 (Argentina, como ya dijimos tiene hoy 9.000 camas UTI y se aspira llegar a 11.500, por lo que aquí ya tendríamos un déficit potencial de atención); y el 28/4, 61.819 personas.

El aislamiento, justamente, busca evitar esta explosiva progresión (bajando el factor de multiplicación), que como se puede observar, colapsaría la capacidad sanitaria de nuestro país y evitar, de ese modo, lo que ya sucedió en Italia y España.

Por otro lado, confirma las cifras sobre las que trabaja el gobierno, que, primero, fueron admitidas por el ministro de Salud, Ginés González García, como parte de modelos matemáticos en análisis; y, ayer, por el gobernador santefesino. Es una carrera contra el tiempo, donde deben converger en un mismo punto, para alcanzar un resultado positivo, la acción del Estado y la conciencia individual.

--

>> Si estás de acuerdo con el periodismo crítico y comprometido, te invitamos a asociarte a ENREDACCIÓN, el sitio de noticias con información de Córdoba: INGRESÁ AQUÍ. Con tu membresía, podrás participar de beneficios exclusivos para SOCIOS. Juntos podemos hacer más y mejor periodismo.

Scroll To Top

Suscribite a nuestros newsletters

Recibí todos los días nuestras mejores noticias, análisis, historias e imágenes.

Ingresá al Formulario de suscripción