Las dos CGT cordobesas marcharon junto a la CTA y otras organizaciones, en protesta por las políticas del gobierno nacional y por la pretensión de avanzar en una reforma laboral que pretende flexibilizar la ley de contrato de trabajo.

Las principales centrales obreras se movilizaron reclamando que se defina un paro nacional en “contra del ajuste y la reforma laboral”.
Luminarias Río Cuarto

El movimiento obrero cordobés marchó por las calles céntricas y se expresó en rechazo a las políticas laborales y previsionales que pretende implementar el gobierno nacional.

Un grupo de unos 200 sindicalistas integrantes de los cuerpos orgánicos, nucleados en las dos CGT -la Regional Córdoba y la Rodríguez Peña-, además de la CTA y otras organizaciones, marcharon en defensa de los derechos de los trabajadores, ante lo que consideran una avanzada del gobierno nacional.

Desde las 18, los dirigentes de los sindicatos se congregaron junto a la Mesa de Trabajo por los Derechos Humanos y organizaciones sociales Colón y General Paz, y desde allí marcharon hacia la sede histórica de la CGT en avenida Vélez Sársfield al 137, donde se realizó el acto principal.

En una muestra de unidad en el discurso y en la lucha, exponentes de todos los sectores del gremialismo cordobés coincidieron en la necesidad de movilizar a los trabajadores para ponerle un freno a las políticas del gobierno nacional.

Las voces de los dirigentes

“Está claro que hace dos semanas tuvimos una expresión de la sociedad a través del voto, pero los trabajadores estamos organizados y seguimos resistiendo a estas políticas de ajustes”. La frase pertenece a Juan Monserrat, titular de la UEPC, quien advirtió: “Nada nos va a sacar la certeza de que estas políticas llevadas adelante por el gobierno nacional, van a traer más desesperanza al pueblo trabajador y al conjunto de los argentinos”.

A su turno, Pablo Carro, titular del gremio de docentes universitarios (ADIUC), fue claro al marcar la agenda que congregó ayer a trabajadores en diversas ciudades del país. Lo hizo al señalar la importancia de la “unidad de acción en la calle contra las políticas de ajuste de Macri de flexibilización laboral, la reforma previsional, los despidos, por la defensa de los convenios colectivos de trabajo y las paritarias libres”. Y agregó a ello la demanda por la “aparición con vida de Santiago Maldonado”.

Los cuerpos orgánicos participaron masivamente de la marcha de hoy, en la que los dirigentes destacaron la unidad del movimiento obrero. Foto: MasDemocracia.

Hilda Bustos, dirigente de la Unión Gráfica y de la CGT, elogió la actitud de los sindicalistas cordobeses. “Significa que hemos alcanzado el grado de unidad para poder expresarnos en la calle con todas las centrales sindicales y organizaciones que somos objetos de los ataques del gobierno nacional contra el empleo”, dijo la dirigente. Agregó luego que “el plan de lucha será el que logre ponerle un freno definitivo a los intentos del gobierno nacional”.

“Nada nos va a sacar la certeza de que estas políticas llevadas adelante por el gobierno nacional, van a traer más desesperanza al pueblo trabajador y al conjunto de los argentinos”, dijo Juan Monserrat, titular de la UEPC.

En un lugar destacado de la cabecera de la marcha, José Pihen, titular del SEP y de la CGT, consideró que quedó “a la vista de todos la amplitud de la convocatoria y el consenso en contra de las medidas económicas que lleva a cabo Macri”. Pihen denunció que la flexibilización laboral “intenta bajar la mano de obra de los trabajadores a cuenta de las ganancias de las empresas que se la han llevado en pala”. También sostuvo que estos proyectos de flexibilización “van a llegar pronto al Congreso, tal como lo han dicho ellos”, dijo, en alusión a las autoridades de Casa Rosada.

Franco Saillén, del Surrbac, demandó que “se frenen los despidos, se reintegren a los trabajadores echados y que rápidamente el comité central (de la CGT) a nivel nacional, convoque a un paro nacional”.

“Muchos compañeros están participando porque saben que se vienen tiempos difíciles”, evaluó Alejandro Rossi, titular de SatSaid. “La reforma laboral nos preocupa mucho, y estamos en la calle para manifestar en contra de eso y de todos los ajustes que venimos sufriendo de parte del gobierno nacional, algo que está afectando a todos los trabajadores en su conjunto”, cerró.

Al finalizar el acto, se leyó un documento en el cual se reclamó la convocatoria un paro nacional en la reunión del Comité Central Confederal del 25 de septiembre próximo, que definirá medidas contra las políticas del gobierno nacional de reforma laboral y previsional.

Las organizaciones pidieron también que no se ataque a las obras sociales y demandaron por la aparición con vida del joven Santiago Maldonado.

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com