Ahora Leyendo
Reflexiones de estudiantes en un nuevo aniversario de la Reforma Universitaria de 1918

Domingo 27 de Septiembre de 2020

Reflexiones de estudiantes en un nuevo aniversario de la Reforma Universitaria de 1918

Hace 102 años, en la ciudad capital de la provincia, un grupo de estudiantes organizados se hizo escuchar y estableció un plan de lucha con objetivos bien claros.

Enredacción Socios

En términos generales aquellas protestas buscaban poner fin a estructuras consideradas vetustas, inclusive en aquellos años.

Las bases pragmáticas que estableció la reforma fueron: cogobierno estudiantil, autonomía universitaria, docencia libre, libertad de cátedra, concursos con jurados con participación estudiantil, investigación como función de la universidad, extensión universitaria y compromiso con la sociedad.

Manula

Sin lugar a dudas este hito de nuestra historia democratizó en buena medida la universidad en aquellos años. Si bien algunas décadas después durante la primera etapa del peronismo se democratizaría aún más la universidad (creación de la Universidad Obrera, eliminación de los aranceles, la disposición de la gratuidad de los estudios universitarios, la supresión del examen de ingreso) el origen de los cambios profundos tuvo lugar en aquella reforma de 1918; el primer gran suceso de estudiantes universitarios del mundo.

Por tal motivo, es que jóvenes que residen en la Casa del Estudiante del SiReLyF, comparten sus reflexiones. Poder leer y apreciar la mirada de hijos e hijas de trabajadores y trabajadoras es una posibilidad enriquecedora de construcción colectiva, bajo la mirada de los jóvenes que son el presente y futuro de nuestro país.

Agostina Ferraris, estudiante de la Licenciatura en Trabajo Social:

"Desde hoy contamos para el país una vergüenza menos y una libertad más. Los dolores que nos quedan son las libertades que nos faltan" Manifiesto Liminar – Federación Universitaria de Córdoba 1918.

Hace 102 años atrás, el sentir y el pensar de la sociedad cordobesa se encontraba arraigado en la propia oligarquía con gran influencia clerical en la educación. En ese contexto, sólo los hijos del poder accedían a las universidades y, al mismo tiempo, ese hecho significaba un elemento esencial de control ideológico para garantizar la continuidad del sistema.

Frente al hartazgo de un conservadurismo a ultranza de quienes dirigían la Universidad, los estudiantes de la época comenzaban a cuestionarse las situaciones, tanto reglamentos como a los mismos directivos del momento, lo que resultó en distintas protestas que luego confluirían en la creación, a pesar de las trabas oligárquicas, de la reforma universitaria y una universidad más justa.

Hoy, año 2020, aun siendo atravesadxs por un contexto de incertidumbres y angustias, como estudiantes de la universidad pública, no tenemos que olvidar nuestro devenir histórico, para así seguir interpelando y cuestionando “las libertades que nos faltan”.

Desde mi perspectiva, resguardada en mi conciencia social, creo que un gran dolor que tenemos como sociedad, y particularmente como comunidad universitaria es la falta de inclusión en muchas facultades a quienes, desde el discurso hegemónico de las clases dominantes, son consideradxs “diferentes” “lxs otrxs”, vidas disidentes, criminalizadas.

Es importante erradicar discursos colonialistas espejo de políticas neoliberales, clasistas y punitivistas o racistas, y seguir defendiendo - luchando en pos de una universidad pública, gratuita y laica; Que el derecho a la educación, y la universidad en general, sean por y para el pueblo.

"El capitalismo foráneo y sus sirvientes oligárquicos y entreguistas han podido comprobar que no hay fuerza capaz de doblegar a un pueblo que tiene conciencia de sus derechos" (Evita).

Juan Jacinto Tomasetti, estudiante de abogacía y Emilia Gatica, estudiante de letras modernas.

Hombres de una República libre, acabamos de romper la última cadena que, en pleno siglo XX, nos ataba a la antigua dominación monárquica y monástica. Hemos resuelto llamar a todas las cosas por el nombre que tienen. Córdoba se redime. Desde hoy contamos para el país una vergüenza menos y una libertad más. Los dolores que quedan son las libertades que faltan. Creemos no equivocarnos, las resonancias del corazón nos lo advierten: estamos pisando sobre una revolución, estamos viviendo una hora americana. Manifiesto Liminar, 21 de junio 1918.

El 15 de junio de 1918 tiene lugar en Córdoba la toma del Rectorado de la UNC en el marco de lo que posteriormente se conocería como la reforma del 18. La reforma universitaria de 1918 tiene como fecha simbólica el 15 de junio. Decimos simbólica considerando que la Reforma no se dio como un hecho aislado o concreto, sino que fue un proceso que se extendió durante casi todo el ’18. Se toma esa fecha como punto ya que es el día en que estudiantes irrumpen en el rectorado de la Universidad Nacional de Córdoba con el fin de democratizar la universidad y se declaran en huelga. Los y las estudiantes consideraban al régimen universitario entonces vigente como "antiguo", "aristocrático" y de un "anacronismo irritante", el cual entendían debía ser "batido en retirada por el principio de la soberanía popular”.

Ver también

Hay coincidencia generalizada de que el pico de la Reforma fue cuando la FUC -Federación Universitaria de Córdoba- asumió la dirección de la Universidad y el gobierno ordenó al Ejército reprimir la movilización estudiantil.

Los reclamos estudiantiles en contra de una Universidad conservadora buscaron reformas estatutarias que garantizaran una universidad abierta al pueblo.

Los y las estudiantes expresaron sus exigencias en el Manifiesto Liminar de la FUC titulado “La juventud argentina de Córdoba a los hombres libres de Sudamérica, en él se abogaba por el reconocimiento y el derecho a expresar el pensamiento propio en los cuerpos universitarios por medio de sus representantes. Además, manifestaban impetuosamente tanto su capacidad como la legitimidad que les correspondía para intervenir en el gobierno de su propia casa.

Desde el comienzo, la Reforma Universitaria se distinguió como un movimiento político pedagógico permanente, de vocación latinoamericana y antiimperialista.

Muchas de estas reivindicaciones se concretarían recién durante el gobierno del general Perón y muchas otras aún faltan de concretar.

La reforma promovió además la unidad obrera-estudiantil que se mantiene hasta el día de hoy. A 102 años de este hecho histórico para el movimiento estudiantil no solo recordamos y revindicamos la reforma del 18 sino que además bregamos por una universidad que pueda responder a las demandas de la sociedad argentina y el pueblo trabajador.

--

>> Si estás de acuerdo con el periodismo crítico y comprometido, te invitamos a asociarte a ENREDACCIÓN, el sitio de noticias con información de Córdoba: INGRESÁ AQUÍ.

Scroll To Top

Suscribite a nuestros newsletters

Recibí todos los días nuestras mejores noticias, análisis, historias e imágenes.

Ingresá al Formulario de suscripción