Con la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner como principal candidata, el peronismo jugará buena parte de su suerte política en la elección de la provincia de Buenos Aires. El caso Santiago Maldonado y las escandalosas declaraciones sobre el caso de Elisa Carrió podrían incidir en el resultado.

Cristina Fernández de Kirchner en el acto de Racing.
Municipalidad de Río Cuarto 3
La Galatea

Las PASO del 13 de agosto construyeron un escenario político y social que parecía consolidado hasta este martes en que apareció un cadáver en el río Chubut, que podría ser Santiago Maldonado, el joven desaparecido hace 80 días en la Patagonia durante un operativo de Gendarmería Nacional. Desde hace tres días, todo es incertidumbre en la quinta de Olivos y en el famoso círculo rojo que rodea al presidente Mauricio Macri. Las encuestas que se hicieron de urgencia por vía telefónica detectaron ayer que el caso podría quitarle el plus que parecía conseguir Cambiemos en todo el país después de las PASO, pero sobre todo en la provincia de Buenos Aires. Sin esa vitamina que le daba entre 2 y 5 puntos de diferencia a Esteban Bullrich sobre la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el ánimo trocó del optimismo a la preocupación.

En esa línea estaría ubicada la rápida detención del número 2 del ex ministro de Obras Públicas, Julio De Vido, Roberto Baratta, que anoche ocupaba la primera plana de todos los portales. Baratta es investigado en la causa por la millonaria importación de gas licuado en la que se busca averiguar, entre otros delitos, su enriquecimiento. Semejante puesta en escena parecía una acción dirigida a llevar nuevamente el tema “corrupción” al centro de la escena. La orden de detención lleva la firma del polémico y oficialista juez, Claudio Bonadío. Su emisión a 72 horas del comicio y a horas de la llegada a Buenos Aires del cadáver hallado en el río Chubut, es una evidencia de los miedos electorales del gobierno y de la necesidad de mantener alineada a su propia tropa.

Provincia de Buenos Aires tiene un escenario polarizado, donde una parte sustancial de los votos de 1País de Sergio Massa y Margarita Stolbizer mudan a la alianza oficialista de gobierno, dándole cierta preeminencia electoral. CFK si bien crece, parece cosechar después de las PASO menos sufragios, en este caso provenientes del PJ oficial y de la candidatura de Florencio Randazzo. Pero como el porcentaje que adhirió a la candidatura de Randazzo fue menor en las PASO, el crecimiento de la ex presidenta aparecía como inferior al de su rival. Esta foto es la que habría sufrido fisuras a partir del caso del joven Maldonado.

Esteban Bullrich, primer candidato a senador de Cambiemos en Buenos Aires.

El mayor distrito del país está claramente dividido entre el interior y los cordones del GBA más empobrecido. En la Pampa Húmeda predomina Cambiemos y en las zonas más castigadas del GBA, CFK.

De cualquier modo, el mayor distrito del país está claramente dividido entre el interior y los cordones del GBA más empobrecido. En la Pampa Húmeda predomina Cambiemos y en las zonas más castigadas del GBA, CFK. Los 170 mil votos de diferencia que Cristina obtuvo en La Matanza sobre Bullrich fueron determinantes para el resultado de las PASO: en el escenario sin el caso Santiago Maldonado, el conurbano se mostraba con incógnitas pese a que el gobierno aspiraba a mejorar su desempeño a partir de algunas mejoras en los índices económicos y de empleo. Pero con Maldonado sobrevolando la elección, nadie se ánima a predecir que puede suceder allí. Por lógica, debería existir una sanción electoral de sectores sociales que prestan atención a la agenda de derechos. Algunos politólogos señalaban ayer, que podría haber un volcamiento de último momento hacia un voto útil contra el gobierno por parte de estos grupos.

El caso Maldonado tiene una incidencia transversal sobre el electorado y es el único que no aglutina electores para el lado del presidente.

Este caso tiene una incidencia transversal sobre el electorado y es el único que no aglutina electores para el lado del presidente. Si bien pareciera no afectar al núcleo electoral del gobierno en cuanto a restarle volumen, le habría puesto tope a su crecimiento. Por otro lado, pareciera modificar la composición del voto-núcleo opositor, que de estar fraccionado tiende a aglutinarse. Esto es lo que estaría apareciendo en las primeras previsiones. Las urnas mostrarán el domingo si esto es efectivamente así o si el alcance de su efecto es menor o, incluso, como sucedía hasta el martes, inocuo.

Ninguno de los catorce gobernadores del PJ en el país parece en condiciones de liderar al peronismo en 2019. La mayoría son caciques locales, pero no pesan cuando salen de sus territorios.

Ninguno de los catorce gobernadores del PJ en el país parece en condiciones de liderar al peronismo en 2019. La mayoría son caciques locales, pero no pesan cuando salen de sus territorios. Por eso, junto con los jefes del conurbano, los más conservadores y pertenecientes -en general- al PJ clásico, como aliados, la ex presidenta juega la suerte del peronismo en todo el país: si gana, más allá de que es probable que no pueda convertirse en candidata a presidente en 2019, habrá sostenido su rol de contraparte de la centro-derecha, mostrado poder de fuego electoral para esa confrontación, explicitado su liderazgo en un sector de la sociedad y alcanzado alguna capacidad de veto a las políticas de ajuste y pro-mercado que impulsa el presidente; si pierde, Mauricio Macri habrá conseguido boleto para su reelección en 2019 y un cheque al portador para sus políticas.

¿POR QUÉ INCIDE EL CASO MALDONADO?

Una importante porción social considera que la ministra Patricia Bullrich encubrió el accionar de Gendarmería Nacional y cree que esta fuerza de seguridad es responsable de la desaparición del joven. El hecho de que el presidente y sus principales operadores, como el jefe de Gabinete, Marcos Peña, hayan protegido a la ministra, ha generado desgaste en el  corazón del gobierno.

QUÉ SUCEDIÓ EN LAS PASO

La ex presidenta obtuvo 3.229.194, lo que representó el 34,27 por ciento, contra 3.208.870 del ex ministro de Educación, Esteban Bullrich, equivalente al 34,06 por ciento, teniendo en cuenta los votos válidos. Por su parte, Sergio Massa consiguió el 15,6%, Florencio Randazzo el 5,9% y Néstor Pitrola (FIT) el 3,4%.

Los 20.324 votos de diferencia que hubo entre ambos candidatos se reflejaron en La Matanza, donde la ex presidenta obtuvo la mayoría. En la tercera sección electoral, el municipio de La Matanza le dio a la ex presidenta una diferencia sustancial de votos para imponerse finalmente en las PASO: en ese distrito la candidata a senadora sacó 170.531 votos más que Esteban Bullrich.

Según el escrutinio definitivo, se alzó con 362.078 votos en ese municipio gobernado por Verónica Magario, contra los 191.547 votos de Bullrich, sobre un total de 989.117 electores que sufragaron en 2836 mesas.

Cambiemos había ganado en diputados, imponiéndose por 185.613 votos, casi dos puntos más que Unidad Ciudadana. El oficialismo consiguió 3.240.499 votos, que equivale al 34,07% del total mientras que el partido creado por Cristina Kirchner alcanzó el 32,12%, con 3.054.886 sufragios.

Sumate al equipo y ayúdanos a contar lo que el poder no quiere.

fabian.garcia@enredaccion.com.ar

@garciadelapampa

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com