Conéctate con nosotros

Hola que estas buscando

Análisis del editor

El peronismo cordobés pone en juego 24 años en el poder frente a la alianza de Luis Juez, la UCR y el Pro

Martín Llaryora y Luis Juez, los dos candidatos con más posibilidades.

La del domingo 25 de junio de 2023 es una elección bisagra en la Provincia de Córdoba: Por un lado, el peronismo provincial, en pleno recambio generacional, pondrá en juego 24 años en el poder, con tres mandatos de José Manuel De la Sota y otros tres de Juan Schiaretti; y, por otro lado, Juntos por el Cambio (JxC), que ganó la Presidencia en 2015 con los votos de los cordobeses, intentará conquistar el Gobierno provincial por primera vez.

Un total de 3.050.212 personas, según los datos de la Justicia Electoral Nacional, serán los encargados de dirimir el rumbo del nuevo ciclo que se abre en este distrito clave del país. Córdoba representa el 8,7% del electorado de Argentina.

Picadas

Además de Gobernador y Vice se elegirán 44 legisladores provinciales titulares y 1 legislador provincial titular y su correspondiente suplente en cada uno de los 26 departamentos de la provincia, para conformar la Unicameral con 70 miembros. Por esta vía, los oficialismos se aseguran el manejo del Poder Legislativo, ya que en el primer grupo el reparto de escaños es por sistema D’Hont, pero en los departamentos vence el que suma más sufragios.

También habrá elecciones en 229 municipios y comunas, la mayoría gobernadas por el peronismo, que intentará, de este modo, traccionar votos hacia la fórmula Martín Llaryora – Myrian Prunotto. En ese marco, habrá ciudades grandes en disputa, como San Francisco, Mendiolaza, Río Ceballos, Cruz del Eje, Villa Nueva, Villa Carlos Paz, Oncativo, Rio Primero, Saldán, Malvinas Argentinas, Malagueño, Mina Clavero, Villa del Totoral y Río Segundo, entre otras. En cambio, buena parte de los municipios gobernados por la UCR desdoblaron la elección.

EPEC

Córdoba utiliza el sistema de boleta única para la elección de todos los cargos y los electores deben marcar su selección en ella.

Se presentan once fórmulas: Llaryora y Prunotto por HUxC; Luis Juez y el radical Marcos Carasso, por Juntos por el Cambio; Federico Alessandri y Gabriela Estévez por Creo en Córdoba; Liliana Olivero y Soledad Díaz García por el Frente de Izquierda y los Trabajadores; Aurelio García Elorrio y María Rosa Marcone por Encuentro Vecinal Córdoba; Patricia Sarmiento y Roberto Zarantonello por el Partido Popular; Agustín Spaccesi y Cristina Lagger por La Libertad Avanza; Fernando Schüle y Griselda Osorio por el Partido Humanista; Rodolfo Eiben y Gabriel Bornoroni por el Frente Liberal Demócrata Desarrollista; Julia Di Santi y Miguel Díaz por Movimiento Al Socialismo – Nuevo MAS; y Mario Peral y Pamela Arias por Unión Popular Federal.

Río Cuarto

El peronismo a través de alianzas con diferentes conformaciones gobierna la Provincia desde 1999. La novedad es que luego del fallecimiento de José Manuel De la Sota y la imposibilidad de la reelección para el actual Gobernador Juan Schiaretti, se abre un proceso de recambio que requiere ser ratificado en las urnas. Para ello, el oficialismo ordenó su oferta electoral con un mix de gestión y ampliación de la alianza de gobierno, incluyendo a dirigentes de la UCR y el Pro, pertenecientes a la principal coalición rival. Esa idea de renovación, amplitud y unidad es la apuesta para tratar de sortear la percepción de quietud que pueden generar 24 años en el Gobierno. Sin embargo, uno de los interrogantes principales del comicio es observar si Schiaretti pudo transferir el capital político del ciclo que lideró con De la Sota a Llaryora y si el electorado percibe que el intendente capitalino es capaz de representar los valores positivos de este ciclo y proyectar una nueva etapa.

Telecom

La gestión oficialista lidió en los últimos dos años con un fuerte desgaste en las áreas de salud -las muertes de bebés en el Neonatal y postergación salarial de su personal, que protagonizó un extenso conflicto-, educación -bajos salarios- y seguridad -altos índices de delito, baja efectividad policial, casos de gatillo fácil y aumento del narcotráfico-; y con el trágico accidente vial que protagonizó el titular Provisorio de la Legislatura y uno de los hombres fuertes del PJ, Oscar González. Habrá que ver si estos temas produjeron una ruptura de la voluminosa base electoral del PJ cordobés o si esas crisis pudieron ser saldadas por la gestión Provincial.

Schiaretti mostró con su lanzamiento nacional más recursos de los que preveían sus rivales locales. Su acercamiento a Horacio Rodríguez Larreta, uno de los presidenciables más fuertes de Juntos por el Cambio (JxC) y al radical Gerardo Morales, produjo un terremoto hacía adentro de la coalición opositora en la Provincia. Pero más allá de su efecto sobre el aparato político, una de las preguntas del millón es si esas jugadas filtraron al sujeto socio-político que sostiene a la principal fuerza de centro-derecha en Córdoba y le da potencialidad de Gobierno. No ha sido posible medir con precisión el impacto social de estas jugadas, pero está claro que inoculó a Rodríguez Larreta -más allá de su escaso alcance electoral en la Provincia- como un posible aportante de votos a Juez.

Newsletter 2024

Otras acciones del PJ han estado dentro de los clásicos del repertorio político. Una de ellas, es que el oficialismo captó algunos pocos dirigentes de la UCR, como la candidata a Vicegobernadora Myrian Prunotto y a dos referentes del Pro como Javier Pretto y Gabriel Frizza. Ese dibujo tenue no parece haber producido una disrupción en la percepción del electorado pese al esfuerzo publicitario para perfilar una opción superadora que busca aparecer como la síntesis misma de oficialismo y oposición en un solo envase. También se notó la muñeca política para que muchos intendentes radicales desdoblen los comicios, quitándole potencia territorial a la fórmula Juez-Carasso; y la proliferación de opciones colectoras del voto de centro y derecha, alimentadas por las centrales de operación oficialistas.

Juntos por el Cambio (JxC) encorsetó a la mejor versión de Juez. Parangonando con el fútbol, es como que un jugador que hacía lo que quería en los equipos chicos al llegar a uno grande fue “disciplinado” por “la dirigencia” y el contexto. La campaña mostró a un Juez contenido, con límites discursivos y sin meterse con el nombre y apellido del modelo cordobés: Juan Schiaretti. Sí se metió con algunos de los temas, pero apeló al futuro, a los hijos, a la dignidad y no sacudió los cimientos de la gestión de Gobierno. Recién lo intentó en las últimas horas de la campaña, como este jueves, en el acto de cierre, cuando dijo: “Le vamos a dar dignidad salarial a los docentes porque necesitamos que eduquen a nuestros hijos; no voy a ser director de espacios verdes, no me vengan con boludeces, 25 años de cosméticas, no hay ningún indicador que nos haga sentir orgullos; son 25 años de corrupción ininterrumpidos”. O cuando afirmó que “Córdoba no está tan lejos de Chaco o de Formosa, ya nadie habla del Neonatal, nadie habla de Blas Correas”.

La campaña opositora se esforzó por demostrar la unidad de Juez, Rodrigo De Loredo y la UCR y aprovechar el viento de cola de la victoria de 2021. También reveló la consecuencia de Patricia Bullrich con Juez y la aparición de un tibio Mauricio Macri en apoyo del senador nacional y de De Loredo. Luego debió lidiar con el “fuego amigo” de Rodríguez Larreta en su desesperación por establecer un acuerdo más amplio que le permitiera disputar con alguna posibilidad las PASO y a JxC, la primera vuelta. Ese fogonazo interno obligó a que el candidato cordobés jugará esquivando vidrios rotos en la campaña.

Su fortaleza ha sido justamente la imagen de unidad con De Loredo y el cuerpo principal de la UCR. La idea de que no hay fisuras, que los dos están del mismo lado y en el mismo barco le ha dado solidez al discurso y la idea de que pueden llegar y pueden gobernar. El punto es, si esa carta alcanza.

Bullrich le ha pegado como una mosca al electorado más antikirchnerista y antiperonista cordobés y también el discurso. Tanto el PJ cordobés como JxC han compartido esta idea para aglutinar a sus votantes. La coalición nacional tiene en esta Provincia una región identificada con la posición más firme en esa línea. Si se inclinará mayoritariamente por Juez o por Llaryora es uno de los ingredientes que vuelve atrapante a este comicio. Según lo haga, será el ganador.

Juez sobreactuó la cercanía con el poder económico local, tanto agropecuario como industrial y financiero y prometió a la Bolsa de Comercio el ministro de Economía si logra triunfar. Esta imagen buscó evitar el veto de los factores de poder a su candidatura y a dar una especie de garantía de que no hará saltar por los aires el sistema de acuerdos, funcionamiento y decisiones reales de la economía y política local.

Esta noche, De Loredo “agradeció” al PJ por “comprar” a los dirigentes de JxC que partieron hacia la costa de HUxC (Prunotto, Pretto y Frizza) y agregó: “Nos ayudaron a depurar”. En línea con el planteo de Juez, acusó a Llaryora de ser un “hijo del poder”, una imagen emparentada con el poder feudal.

La polarización y las debilidades propias del resto de las fuerzas con algún poder de incidencia -el peronista-kirchnerista Creo en Córdoba, el Trotskismo del FIT, y el conservadurismo católico de Encuentro Vecinal-, las alejó del centro de la disputa. Sin embargo, algunas de ellas pueden tener alguna capacidad para producir alguna sorpresa o alterar el resultado. Ninguna pudo perfilar una campaña acorde para lograrlo, pero potencialmente están ahí. Creo en Córdoba puede lastimar al PJ local si el resultado es cerrado. Lo mismo Encuentro Vecinal o las listas libertarias, del otro costado, con JxC. Por ahora, el volumen discursivo, comunicacional y organizativo no parece situarlas en ese sitio preciso, pero la hora de la verdad es el domingo.

Finalmente, salvo estas últimas 48 horas, donde algunos candidatos recibieron una tardía transfusión de sangre, la campaña transcurrió por andariveles predecibles y edulcorados. En política, ningún éxito se construye en la última jugada. Un ex presidente argentino solía repetir a quién quisiera escucharlo cada vez que decidía hacerle pegar un volantazo a la historia, que “a los tibios los vomita Dios”. Aquella máxima se pone a prueba una vez más.

Consultar el Padrón Electoral Elecciones Provinciales 2023.

SUSCRIBITE A DOSSIER360.

HACETE SOCIO DE ENREDACCIÓN.

RECIBÍ EL NEWSLETTER DE NOTICIAS DE ENREDACCIÓN EN TU E-MAIL.

CONTACTO CON LA REDACCIÓN DE ENREDACCIÓN.

Haga clic para comentar

Comentario:

SIRELYF
Clima en tu ciudad
Columnistas

Te puede interesar

Noticias

La Unión de Educadores de la Provincia de Córdoba (UEPC) aceptó este jueves la conciliación obligatoria dispuesta por la Secretaría de Trabajo de la...

Noticias

Este sábado 20 de julio, a partir de las 10:00, se desarrollará un Encuentro Provincial de Tribunos de Cuentas, en el Club Unión Unquillo,...

Cultura

La Feria Infantil del Libro comenzó el pasado viernes 5 de julio y se extenderá hasta el domingo 21. Se lleva a cabo en...

Cultura

En la Casa de Córdoba de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, se presentó el XVII Festival Pensar con Humor. El evento tendrá lugar...