En la reunión en el Ministerio de Trabajo de la Nación, los empresarios señalaron que sin aumento de tarifas, no podrán pagar los aumentos pactados.

El paro nocturno de choferes sumó su tercera jornada y aún no hay acuerdo.

El ajuste neoliberal del presidente Mauricio Macri revuelve al país incluida la provincia de Córdoba. El recorte de los subsidios al transporte urbano e interurbano en 2019 aparece detrás del paro de los choferes de la UTA, que reclaman el pago de un aumento de 5,7 por ciento acordado en las paritarias, pero que los empresarios se niegan a pagar si no se autorizan antes aumentos tarifarios. De lo contrario, amenazan con reducir servicios y suspender trabajadores. Es lo que en el barrio llaman, “una apretada”.

VER MÁS ARTÍCULOS DE FABIÁN GARCÍA.

La inflación que impacta sobre los insumos, la paritaria salarial, la dolarización del precio del gas oil, y el costo financiero de los descubiertos por encima del 70%, entre otros items, pusieron las cuentas de las compañías prestatarias del transporte al borde de la catástrofe. En Córdoba, debieron recurrir a un auxilio de la Municipalidad para hacer frente a la primera cuota del incremento en los sueldos de los conductores.

Con la presión que implica una medida de fuerza que ya lleva tres noches (el paro se realiza de 22 a 6 de la mañana del día siguiente y se desarrolló el lunes, martes y miércoles), ponen sobre la mesa la discusión por los subsidios que el gobierno nacional deja de pagar, la Municipalidad no puede afrontar y la provincia no está dispuesta -en un principio- a sostener como hasta ahora y que en el caso de la ciudad de Córdoba representan unos 1500 millones de pesos anuales. En realidad, la provincia ha planteado hasta ahora que su propuesta es subsidiar el consumo, esto es los boletos, y no a las empresas por distintas vías, como es el subsidio nacional. Este modelo implica una disminución de ingresos a las prestatarias, ya que en el mejor de los casos representaría la mitad del actual: 750 sobre los actuales 1500 millones.

Lo cierto, es que los aportes nacionales cubren unos 5 pesos de costo del boleto urbano, que sumados los 17,22 pesos que cuesta actualmente, llevarían el valor real de cada viaje a 22,22 pesos. En porcentaje, el subsidio llega entonces a un 22 por ciento del total. Si desaparece, alguien tiene que hacerse cargo y ese es el problema.

Lo cierto, es que los aportes nacionales cubren unos 5 pesos de costo del boleto urbano, que sumados los 17,22 pesos que cuesta actualmente, llevarían el valor de cada viaje a 22,22 pesos. En porcentaje, el subsidio llega a un 22 por ciento del total. Si desaparece, alguien tiene que hacerse cargo y ese es el problema.

Mientras, la Unión Tranviarios Automotor (UTA) analiza profundizar la medida, que hasta ahora fue nocturna y de 8 horas de duración. Por el momento, el gremio no comunicó cómo lo hará.

En el acta de la Secretaría de Trabajo, los empresarios de la FETAP señalaron que pese a haber pagado este mes el incremento en Córdoba, “no se cumplimentará el aumento salarial pactado”. Esto implica, en principio, que no se pagará el mes que viene. El sindicato afirma que del aumento de 25,5% que cerró la UTA, sólo se abonó el 5,7%. Conclusión: el conflicto es más grave.

Aquí se observa también que el ajuste pedido por el FMI sobre las cuentas públicas, sumado a la mega-devaluación y la recesión en desarrollo, ya puso en crisis el poder adquisitivo del salario y las paritarias no están pudiendo seguir a la velocidad de la inflación. Esta retracción alimentará la recesión, por la disminución del consumo, y por consecuencia, la recaudación fiscal; a la par que potenciará la pérdida de fuentes de trabajo. A ello debería agregarse, que en el sector transporte, sin subsidios, disminuirá la cantidad de pasajeros, lo que ineludiblemente llevará a reducir la cantidad de servicios y personal.

Mientras, la Municipalidad de Córdoba ha aplicado multas a las empresas prestatarias por no prestar el servicio. Hasta el momento, según informó, las actas labradas alcanzan a un valor de 700 mil pesos.

OTROS CASOS DE FRENO SALARIAL

-El gobierno provincial eliminó la cláusula gatillo de los salarios públicos y la propuesta fue aceptada por SEP y UPCN. En noviembre y diciembre habrá renegociación, pero el incremento ya no será automático.

-Los docentes definirán mañana, en un congreso, si aceptan la proposición del gobierno de la provincia.

-EPEC rechaza negociar aumentos salariales y propuso unilateralmente y a cuenta de futuros acuerdos, un 10 por ciento de incremento. Los tres sindicatos de Luz y Fuerza rechazaron este porcentaje y reclaman un 25 por ciento.

fabian.garcia@enredaccion.com.ar

@garciadelapampa

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com

Sumate a un equipo que hace PERIODISMO COMPROMETIDO. Te invitamos a APOYAR a ENREDACCIÓN con una SUSCRIPCIÓN MENSUAL. La SUSCRIPCIÓN te permite participar de los premios y beneficios de EL CLUB DE LA NOTICIA. Más información en Suscripción Digital.