Ahora Leyendo
Beatriz Biolatto del SUOEM: “La ciudad es un desastre y que sea un desastre no tiene nada que ver con los empleados municipales”

Jueves 06 de Agosto de 2020

Beatriz Biolatto del SUOEM: “La ciudad es un desastre y que sea un desastre no tiene nada que ver con los empleados municipales”

La secretaria General del Sindicato Único de Obreros y Empleados Municipales (SUOEM) de Córdoba, Beatriz Biolatto, afirma que “la ciudad es un desastre y que sea un desastre no tiene nada que ver con los empleados municipales”. Agrega que “luego del conflicto con Ramón Mestre padre, aumentaron nuestros ingresos y derechos y, sin embargo, las administraciones de Mestre padre y Rubén Martí se fueron con una municipalidad equilibrada y haciendo obras. Está claro que el problema no somos nosotros”. Durante una hora y diez minutos, analizará de manera puntillosa cada uno de los temas que desde el 9 de mayo han producido un extenso conflicto sindical en medio de la pandemia de coronavirus. Ese día, el Concejo Deliberante aprobó una ordenanza enviada por el intendente Martín Llaryora (PJ, Hacemos por Córdoba), para reducir la jornada laboral de 7 a 6 horas, una medida a partir de la que redujo el básico de los trabajadores. Luego le siguieron distintas medidas unilaterales de ajuste, que incluyeron el despido de 120 contratados el último 30 de junio, una medida a contramano de las disposiciones nacionales de preservar las fuentes de trabajo.

Enredacción Socios

Biolatto cuestiona al intendente: “Dice que dialoga, pero no sé con quién dialoga, con el gremio y los trabajadores no”. Plantea que “nosotros hemos obrado de buena fe, ellos no. (…) Metieron por la espalda la ordenanza para reducir horas de trabajo y salarios y no renovar contratos fue una decisión artera. En este momento, quedarse sin la fuente laboral y la obra social, es algo tremendo. Muchos compañeros lloraban de impotencia cuando recibieron la notificación”.

Manula

Tampoco duda en calificar de que las medidas que tomó Llaryora responden una posición ideológica y para la audiencia del martes, dice tener una expectativa acotada: “Tengo una expectativa entre comillas”, asegura. El que sigue, es el dialogo con la dirigente sindical.

El intendente Martín Llaryora ha dicho, que escucha y dialoga. ¿Es así? ¿Qué expectativa tiene para el martes (habrá una audiencia entre el jefe comunal y el sindicato)? ¿Qué posición lleva el SUOEM a esa instancia?

Si es un intendente que escucha y dialoga no se con quién lo hace, no es con el gremio ni con los trabajadores y trabajadoras municipales. Sólo una vez pudimos conversar con él, a mediados de marzo, en los inicios de la pandemia de coronavirus, donde nos comentó como iban a distribuirse las actividades en los centros de salud. Qué función iban a tener en esta pandemia y frente a esta crisis sanitaria. No hemos conversado más con él. Hemos conversado con sus funcionarios, siempre con la secretaria general Verónica Bruera y, en algunos casos, con el secretario de Economía y Finanzas, Guillermo Acosta.

El intendente de la capital cordobesa, Martín Llaryora.

Nosotros siempre hemos estado dispuestos al dialogo y a encontrar acuerdos. Todo esto empezó el 10 de diciembre, con la discusión sobre la pauta salarial 2019. Se estableció una mesa laboral. Insistieron mucho e hicimos un acuerdo de que pagaran la pauta 2020 no remunerativa y más adelante discutir el pago de los aportes. Luego acordamos el pago de prolongaciones y bonificaciones también como no remunerativas. Cuando discutíamos en abril el cumplimiento de esas dos actas, sólo se logró, que cumplieran con el ultimo tramo de la pauta 2019. Lo otro quedó pendiente, incumplieron.

En pleno confinamiento, ellos enviaron a nuestras espaldas, el 7 de junio, la ordenanza, con la baja de una hora y la baja del básico. Esto impacta luego en cada uno de los adicionales. No hemos tenido más dialogo hasta hace poco más de dos semanas, cuando quitaron funciones a los inspectores de tránsito, control de negocios, etc. Hubo un cuarto intermedio para seguir discutiendo todos los temas, pero no hubo más encuentros y la respuesta fue el silencio. Respondimos pidiendo una audiencia al intendente. Nos han confirmado para el martes a las 16. Por supuesto, vamos a concurrir, con cosas muy claras, tratando de escuchar y ver lo que pasa. En este contexto, rechazamos cualquier tipo de recortes y tenemos muchos reclamos, que van desde la recuperación de funciones de los inspectores, con años de experiencia en la tarea y capacitación para hacerlo, hasta la reincorporación de los 120 contratos que dejaron de prestar servicio el 30/6.

La colorida manifestacion del SUOEM contra el ajuste salarial y la precarización laboral. (Foto: Prensa SUOEM).

¿La sorprendió la baja de los contratos?

Debo decir, que la decisión de no renovar los contratos fue artera. Se ha dejado a estas familias sin sustento en medio de la crisis. En este momento, quedarse sin la fuente laboral y la obra social es algo tremendo. Muchos compañeros lloraban de impotencia cuando recibieron la notificación. Pero esto comienza con la reducción de jornada laboral, que lleva a la reducción salarial, incluido el sector educación, que también es afectado, porque los auxiliares y administrativos son personal de las escuelas; y llega hasta la baja de los contratos, que involucró a dos trabajadores del sector salud. Ese es el panorama. Vamos a pedir que se revierta esta situación porque está, tomando medidas contra los derechos de los trabajadores.

¿Qué expectativa tiene para la reunión del martes?

Tengo expectativa “entre comillas”, es difícil saber tener otro tipo de expectativas con el modo en que han actuado. Vamos a reclamar por todos los ítems y derechos afectados. Vamos a defender todos los aspectos puestos en discusión y a todos los compañeros y compañeras. Queremos ver si están dispuestos a dialogar y queremos que se discuta de buena fe.

¿Imaginaban que Llaryora iba a ser un intendente como Germán Kammerath (1999-2003)?

Este conflicto es peor que el que se originó durante la intendencia de Germán Kammerath. Además, se produce en medio de una situación tan crítica como es estar viviendo una pandemia inédita en el mundo. Se han aprovechado de la situación. Llaryora para llevar a cabo estos recortes, este avasallamiento de derechos, se aprovechó de esta pandemia, se aprovechó de que no estábamos en los lugares de trabajo. Nosotros siempre hemos dialogado. Siempre hemos argumentado sobre lo que defendemos, siempre hemos trabajado por la defensa de los salarios, los derechos, y las funciones de los municipales. Esa es la columna de nuestra tarea como sindicato. Hay que discutir cara cara y no ha sido así. Nosotros hemos obrado de buena fe, ellos no. En el medio, mandaron una ordenanza al Concejo Deliberante para producir el ajuste. Se han abusado. Pasó en el municipio y pasó en la provincia con la ley de ajuste de las jubilaciones. Van a tener grandes costos, hay desazón de la gente con todo lo que está sucediendo.

El ex intendente de Córdoba, Germán Kammerath. (Foto: Gentileza La Voz del Interior).

Llaryora asegura que “ciertos privilegios” se han terminado. ¿Uds. consideran que los municipales son privilegiados como dice el intendente?

No, no somos privilegiados. No sé a qué privilegios se refiere. No sabemos. No lo puede ni decir. La mayoría de los casos los compañeros y compañeras no están trabajando, no permite que la gente empiece a trabajar, mientras tanto hay personas contratadas desde diciembre. Sí, desde diciembre. Son monotributistas que tienen que ver con la militancia del partido gobernante. A ellos hay que sumarle los servidores urbanos, que ganan entre 10 y 17 mil pesos. Hay muchos servidores urbanos, que desarrollan su tarea de modo precarizado. Hay compañeros que no pueden concurrir a prestar su función y hay servidores urbanos y monotributistas que han ingresado desde el 10 diciembre que van a trabajar. A ellos, ¿el coronavirus no los afecta? ¿No corren ningún riesgo? Han designado más de 100 promotores de convivencia, más de 100, contratados como monotributistas, ni siquiera por el artículo 8, como establecen las normas de contratación.

El SUOEM y los trabajadores municipales son considerados el “enemigo” de la ciudad por todos los que llegan al gobierno. ¿Uds. se perciben como un problema para gobernar y la sustentabilidad de las cuentas públicas?

Creo que lo han hecho adrede las diferentes administraciones. Con Ramón Mestre padre tuvimos un largo y gran conflicto. En esa época, teníamos un salario menor al de la provincia. Luego del conflicto, aumentaron nuestros ingresos y derechos y, sin embargo, las administraciones de Mestre y Rubén Martí se fueron con una municipalidad equilibrada y haciendo obras. Está claro que el problema no somos nosotros. Para todo lo que vino después, es más fácil echarle la culpa al trabajador municipal. No es así como dicen, no creemos en eso, no somos enemigos ni nada por el estilo. Mejoramos salarios y derechos, pero no es verdad que todo se va en salario, y que por eso no pueden gestionar o realizar obras. Hoy, los únicos recortes que han hecho son los recortes salariales. En plena emergencia, contrataron una consultora para ver como planificar la ciudad y alquilaron edificios. Si están en emergencia para que alquilan. Las reformas que hay que hacer para ponerlos a punto a los edificios alquilados cuestan mucha plata, no es sólo el alquiler. Los funcionarios redujeron sus salarios por 3 o 4 meses. ¿Así que el gasto lo generamos nosotros y no los funcionarios? El tema son las prioridades de la gestión. La mayor cantidad de empleados se encuentran en las áreas de salud, educación, y desarrollo social. Es decir, en servicios claves que brinda la municipalidad para la ciudad y que sostienen nuestros compañeros y compañeras.

El intendente debiera analizar y planificar, pero planificar no puede ser recortando salarios, debe ser con los trabajadores adentro, no puede ser ajustando sobre el lado de los trabajadores. El intendente nos da la espalda, recorta salarios, no habla con los trabajadores, echa a los contratados, de qué manera se puede transitar con esta gestión, cómo se puede planificar una ciudad en estas condiciones. Pareciera que lo único que quiere hacer es ajustarnos a nosotros, porque no está haciendo nada en la ciudad.

Ver también

La secretaria General del SUOEM, Beatriz Biolatto.

¿Según su punto de vista, este gobierno actúa así por oportunismo o por su ideología neoliberal?

Tiene que ver con su posicionamiento ideológico. De cómo se concibe, en este caso, a los trabajadores del Estado. Los vecinos necesitan que la Municipalidad funcione, que los servicios se cumplan, que el transporte funcione, que haya luz en las calles. Todos pagamos nuestros impuestos y pagamos buenos impuestos. Pese a ello, todos los servicios se prestan a media maquina o nada, no hay transporte… Tiene un posicionamiento ideológico que no le permite mirar que la ciudad funcione. Hoy la ciudad es un desastre y que sea un desastre no tiene que ver con los empleados y empleados.

Los contratados despedidos vienen de la gestión del intendente Ramón Mestre, ¿Qué opinión tiene al respecto?

Todos vienen de gestiones anteriores, todos trabajan, todos cumplen sus funciones.  Hay profesionales de las áreas sociales, auxiliares de jardines maternales y de escuelas, administrativos en CPC. La mayoría tiene mucha antigüedad, de entre 4 y 5 años, así que están en condiciones de pasar a planta permanente. Tienen 2 años como contratados, como establece la ordenanza vigente.

Funcionarios del gobierno municipal han hecho declaraciones alrededor de la situación de las escuelas municipales, sobre la idea de que es caro para la Municipalidad prestar el servicio educativo. ¿Cuál es la posición del SUOEM al respecto? ¿Creen que el escenario sigue siendo como en la década del ’80, con baja prestación del servicio educativo en zonas empobrecidas de la ciudad? ¿Consideran que el gobierno prepara el traspaso a la órbita provincial?

Son declaraciones totalmente desafortunadas y agresivas hacia un sistema que presta un servicio fundamental. La construcción de un sistema educativo municipal que atiende alrededor de 15 mil alumnos está más allá de quien venga a gestionar. Hace mucho tiempo, tanto las escuelas como los centros de salud, son el centro de contención de las comunidades donde el Estado está ausente. Maestras, directores, médicos, enfermeras cumplen esa función. La Municipalidad va a seguir prestando salud y educación. Las declaraciones son agresivas y desafortunadas, no se puede hablar con desprecio del sistema educativo municipal. El trabajo que se hace esta a la vista. Se ingresa por concurso público, son docentes capacitados para lo que se necesita. Las respuestas del sistema educativo son de alta calidad. La comunidad se siente ofendida por esta posición de la municipalidad. Varias veces repetían no hay intencionalidad de pasarlo a la órbita provincial. No podemos decir cuál es el pensamiento que tienen. Las cosas las hacen de un día para otro, las hacen repentinamente. No podemos saber, así que estamos en alerta permanente. Mirando de cerca. Se ha demostrado que con este sistema educativo municipal han hablado desde el desconocimiento. En todo el país reconocen a los docentes por su tarea frente a la pandemia y acá no. Han trabajado por la igualdad, con recursos pagados por los propios docentes, casi sin recursos los chicos, y han seguido enseñando en esta situación. Los reconocen todos, menos el intendente. La educación genera igualdad, las maestras cumplen esta función, la de igualar, hay que cuidarlas. Más allá de lo que han dicho, ha sido muy ofensivo lo que han hecho con los recortes.

--

>> Si estás de acuerdo con el periodismo crítico y comprometido, te invitamos a asociarte a ENREDACCIÓN, el sitio de noticias con información de Córdoba: INGRESÁ AQUÍ.

Scroll To Top

Suscribite a nuestros newsletters

Recibí todos los días nuestras mejores noticias, análisis, historias e imágenes.

Ingresá al Formulario de suscripción