Monsanto fue condenada a pagar 289 millones de dólares por causar cáncer con el Round Up. La víctima es un jardinero de Estados Unidos. En Argentina se aplica 320 millones de litros por año con formulaciones de glifosato.

Un jardinero de Estados Unidos que contrajo cáncer, le ganó un juicio a Monsanto.

Un jardinero de California venció al gigante Monsanto y deberá ser indemnizado por Monsanto, el gigante agroquímico que fue adquirido por Bayer, por un monto de 289 millones de dólares. Dewayne Johnson contrajo cáncer, que según el tribunal de San Francisco fue a causa de la aplicación de Round Up, un herbicida que es ampliamente utilizado en la Argentina y otros países del mundo. La empresa adelantó que apelará la resolución judicial.

Los signos del cáncer aparecieron en el cuerpo de Johnson en forma de sarpullido, cuando tenía 42 años. El jardinero aplicaba Round Up y Ranger Pro, de la compañía Monsanto, 30 veces en escuelas de Benicia, al norte de San Francisco. Así, según el fallo, contrajo un linfoma incurable.

Johnson comenzó su demanda en 2015 y el tribunal superior de San Francisco consideró que Monsanto conocía de los peligros que provocaba la aplicación del herbicida y engañó deliberadamente a sus usuarios.

Brent Wisner, uno de los abogados de Johnson, dijo en un comunicado que los jurados por primera vez habían visto documentos internos de la compañía “que demostraban que Monsanto sabía desde hacía décadas que el glifosato, y específicamente Round Up, podrían causar cáncer”.

Después de anunciar que apelarán el veredicto, desde la empresa aseguraron que los productos son seguros. “Sobre la base de las conclusiones científicas, las opiniones de las autoridades reguladoras en todo el mundo y la experiencia práctica de décadas usando glifosato, Bayer está convencido de que el glifosato es seguro y no causa cáncer”, le dijo un portavoz de Bayer a la agencia de noticias AFP.

Bayer se fusionó recientemente con Monsanto en una operación que implicó 62.500 millones de dólares, en lo que fue una de las fusiones más grandes de la historia, y que terminó de cerrarse en junio pasado.

Las acciones de Bayer cerraron el viernes con una baja del 2,37%. Se espera que hoy haya mayores castigos de parte de las bolsas norteamericanas. Los especialistas prevén una  catarata de juicios contra la empresa de origen estadounidense.

VER TRAILER OFICIAL “VIAJE A LOS PUEBLOS FUMIGADOS” DE PINO SOLANAS

ROUND UP Y GLIFOSATO

En su blog, Patricio Eleisegui, autor del libro “Envenenados”, una investigación sobre los efectos nocivos de los agroquímicos que se usan en Argentina a partir de la historia de una víctima, Fabián Tomasi, explica que “el glifosato, según la definición de CASAFE -una de las cámaras que nuclea a los fabricantes de pesticidas en la Argentina-, se utiliza para eliminar la competencia de malezas en los cultivos por luz, agua y nutrientes”.

Agrega que “el herbicida, autorizado por primera vez en Norteamérica en 1974, combina elementos químicos que inhiben el trabajo de enzimas que permiten a las plantas llevar a cabo procesos esenciales para la supervivencia”.

Precisa que “si bien Monsanto es la responsable de su creación, lo cierto que la patente del plaguicida se liberó en el año 2000 por lo que su fabricación ya se realiza en distintos lugares en el mundo. Una de las particularidades de este químico es que no actúa de manera selectiva: elimina toda la vegetación. De ahí la manipulación genética que derivó en el desarrollo de la soja transgénica”.

En ese sentido, describe que “sólo la incorporación del gen que resiste la potencia del glifosato permite a la oleaginosa continuar de pie y proseguir su crecimiento luego de las habituales fumigaciones”.

“El glifosato es el principio componente del RoundUp, el herbicida desarrollado por Monsanto de mayor difusión en el agro local aunque, vale aclararlo, en la Argentina también se ofrece bajo marcas como Zamba (comercializado por Nidera), Sulfosato (Syngenta), o Sitrin (Bayer)”, señala.

En Argentina, y dado el predominio de cultivos modificados para resistir al plaguicida como la soja, el maíz, el algodón y la alfalfa, al año se aplican alrededor de 400 millones de litros de agrotóxicos, de los cuales 320 millones corresponden a formulaciones de glifosato” (Patricio Eleisegui).

Por último, indica que “a nivel local, y dado el predominio de cultivos modificados para resistir al plaguicida como la soja, el maíz, el algodón y la alfalfa, al año se aplican alrededor de 400 millones de litros de agrotóxicos, de los cuales 320 millones corresponden a formulaciones de glifosato”.

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com

Sumate a un equipo que hace PERIODISMO COMPROMETIDO. Te invitamos a APOYAR a ENREDACCIÓN con una SUSCRIPCIÓN MENSUAL de 63 pesos. La SUSCRIPCIÓN se solicita a partir del sexto artículo (los primeros cinco se pueden leer gratuitamente) y te permite participar de los premios y beneficios de EL CLUB DE LA NOTICIA. Más información en Suscripción Digital.