El conflicto de los choferes ingresó en el cuarto día consecutivo de paro y sin soluciones a la vista. Luz y Fuerza, SURRBAC, Peones de Taxi y Municipales manifestaron anoche su solidaridad frente a la sede de la UTA Córdoba, donde se concentran los huelguistas. Ayer no circularon colectivos y la CGT Rodríguez Peña llamó a organizar un paro provincial.

(Con la Colaboración de Juan Carlos Domínguez). La huelga de los choferes de ómnibus cumple hoy su cuarto día consecutivo. No aparecen por el momento soluciones entre los actores en juego. Ayer, entre las cuatro empresas de transporte, enviaron 72 telegramas de despido a los trabajadores que protestan, agravando el conflicto. El nudo del problema es que los colectiveros reclaman un aumento salarial del 32% en lugar del 21% que pactó la UTA Nacional y la propuesta de la mesa de negociaciones planteada por la cartera laboral provincial no incluye paritarias, sino la convocatoria a una mesa de diálogo, en tanto y en cuanto se levante el paro. La conducción nacional de la UTA fue desbordada por los trabajadores de Córdoba y actúa en soledad, como vocera de la posición de las empresas, la Municipalidad y el gobierno provincial y los trabajadores que protestan, aunque sin resultado alguno.

Ayer manifestaron su solidaridad los principales sindicatos de servicios de la provincia, como Luz y Fuerza, Municipales, y el SURRBaC. También lo hicieron las dos CGT, la regional Córdoba que dirige José Pihen, y Roque Sáenz Peña, que conduce Mauricio Saillen. Este último adelantó que le pedirá a Pihen el llamado a un paro provincial en apoyo a los choferes.

También el paro comenzó a sentirse en las actividades de la ciudad. Los comerciantes del centro denunciaban que no se habían producido prácticamente ventas durante los días martes y miércoles y en los barrios, mucha gente que carece de vehículo propio, no tiene modo de salir a realizar sus actividades. Algunos centros de salud de la Municipalidad ayer no atendieron a sus pacientes de manera normal porque no había médicos o faltaba personal a causa de la medida de fuerza.

Este es el cuarto día sin transporte. Los colectiveros reclaman que se llame a una paritaria provincial, como ha sido hasta ahora o se apliquen los distintos items salariales locales, que llevarían el aumento de 21% que pactó la UTA nacional en la paritaria aprobada por el Ministerio de Trabajo de la Nación a 32%. Se le suman una serie demandas respecto al mantenimiento de las unidades y las condiciones de trabajo.

VECINOS EN PIE DE GUERRA

Un grupo de vecinos autoconvocados llamó para esta mañana, a las 9, a una concentración en la punta de línea de la empresa ERSA en Miguel de Mojica 1300, en demanda de que se reinicie el servicio. En un comunicado, dijeron que “el paro de choferes es una falta de respeto hacia el usuario”. También exigieron ” la participación de las autoridades para detener a quienes no permiten el derecho a trabajar a quienes si desean hacerlo; la individualización y posterior cesantía de quienes no acaten la conciliación dictada, como así también de aquellos que en actitud patoteril han causado daños a la propiedad pública o privada”, indicaron en un comunicado.

Por último, afirman que “como representantes de los vecinos de la Ciudad de Córdoba, repudiamos la medida que llevan a cabo diversos choferes y delegados, que hacen caso omiso a la conciliación obligatoria dictada, conciliación que incluso su propio gremio ha acatado, demostrando de este modo que no se trata de un reclamo salarial, sino más bien de internas sindicales”.

TAXIS-BONDI

La Municipalidad anunció una red de transporte basada en taxis y remises para el día de hoy, con protección policial y a un costo de 15 pesos por viaje, que funcionaría entre las 7 y las 20 horas y con custodia policial. Sin embargo, la presencia ayer de peones de taxi y remiseros en la UTA, hace dudar de la efectividad de esa iniciativa.

Los remiseros anoche frente al Arzobispado.

VER LOS RECORRIDOS DE TAXIS Y REMISES.

La municipalidad aplica tarifa especial para Taxi / Remis compartido

EN BUSCA DE APOYO

El intendente Ramón Mestre, en un intento por sumar consenso a su política frente a la huelga, convocó además al Consejo Económico y Social de Córdoba, donde pidió: “Como intendente, pero también como vecino, los convoco a recuperar el acuerdo amplio, plural, colaborativo y resolutivo. Detengamos la violencia. Ésa nunca fue la forma. No dejemos que la intolerancia se empiece a imponer frente al Estado de Derecho”.

También hubo discusión “sobre la prestación de servicios públicos esenciales y los hechos de violencia que vulneran los derechos de los ciudadanos”.

Participaron Hugo Juri (rector de la Universidad Nacional de Córdoba, UNC), Carlos Jornet (La Voz del Interior), Manuel San Pedro (SRT) y representantes de la UTN, UES21, INADI, APYME, Cámara de la Construcción, Bolsa de Comercio de Córdoba, UIC, Consejo Pastoral, DAIA, Abuelas, Sociedad Musulmana/Centro Islámico de Córdoba, Centros Vecinales, CTA, Colegio de Abogados de Córdoba, ADEC, Consulados de Brasil, Japón, Paraguay, Perú, Uruguay, así como también los concejales presidentes de bloque de Juntos por Córdoba y Fuerza la de Gente.

A pesar de los despidos y de las más de 200 intimaciones, de la ilegalidad de la medida y del esquema de taxis y remises dispuesto por la Municipalidad, los choferes ratificaron el paro durante una asamblea frente a la sede de la UTA Córdoba y aseguraron que no volverá el servicio hasta que se resuelva el conflicto. Esta mañana habrá una nueva asamblea y continuarán los piquetes en las puntas de línea de las distintas empresas.

El martes, con una fuerte custodia policial, circularon colectivos de las líneas 10 y 60 de Coniferal, manejados por empleados contratados. Ayer miércoles, no pudieron salir a la calle. Pese a que la Coniferal es la línea más conciliadora de las cuatro, todos se mantuvieron unidos hasta el momento.

SOLIDARIDAD

Entre los dirigentes que se acercaron anoche a apoyar a los choferes estuvieron los secretarios generales de los sindicatos de Luz y Fuerza y Recolectores de Residuos, Gabriel Suárez y Mauricio Saillen. También envió su solidaridad el secretario General del SUOEM, Rubén Daniele. También estuvieron peones de taxi, remiseros y un sector interno del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (SMATA). Por la tarde, Rubén “El Pollo” Sobrero, de la Unión Ferroviaria (UF) en Buenos Aires, se había solidarizado con la lucha de los colectiveros en un video y adelantó que si era necesario, podría viajar a Córdoba a manifestar su apoyo. Esta movida, sacó por primera vez de la provincia al duro conflicto.

Hoy, A las 10 de la mañana, en la Plaza Agustín Tosco, frente a la casa radical, la CTA convocó a un acto en solidaridad con los colectiveros. Allí hablará el titular del gremio de los docentes universitarios y de la CTA, Pablo Carro. A esta concentración podría sumarse la CGT Regional Córdoba, pero al cierre de esta edición todavía no había confirmación.

En tanto, a las 16, también se reunirán secretarios generales de distintas organizaciones sindicales en la sede del SUOEM para analizar posibles medidas de solidaridad.

Ayer, los colectiveros esperaban infructuosamente que la dirigencia nacional abriera una puerta para salir del conflicto, pero el secretario de Interior de la UTA, Jorge Kiener llegó a Córdoba, consiguió que el gobierno provincial le diera un lugar “neutral” para encontrarse con los delegados rebeldes, pero al final no hubo conclave. “Necesitamos urgente reunirnos con la UTA nacional. Seguro que el representante vino con una solución”, dijo una de las delegada de trolebuses.

Lo cierto, es que Kiener participó de la reunión realizada en Trabajo, junto a representantes de la Municipalidad de Córdoba, y empresarios de la FETAP. Allí, el dirigente gremial pidió que cesaran las intimaciones de las empresas a los choferes, hasta audiencia del viernes, pero mientras hablaba, fueron llegando los 72 telegramas de despido.

Marcelo Marín, delegado de AUCOR.

Marcelo Marín, delegado de AUCOR, y uno de los lideres visibles de la protesta, le dijo a ENREDACCIÓN que “seguimos en estado de asamblea y hasta ahora no hay negociación”.

“Hoy garantizamos que no saliera ningún coche, mañana tampoco salen. Nosotros, en Autobuses Santa Fe estuvimos cinco días de paro, sin delegado, sin apoyo del gremio y no echaron a nadie… No hay que tener miedo a las intimaciones”, afirmó Marín.

La medida empresaria de despidos e intimaciones, se abrió paso luego de que el martes, el Ministerio de Trabajo de Córdoba declarara “ilegal” la medida de fuerza. A su vez, Trabajo intimó este miércoles a los choferes de UTA para que “de manera inmediata” restablezcan el servicio de transporte urbano, “bajo apercibimiento de cancelar audiencias”, en referencia a la que está convocada para el viernes a las 10, como instancia de conciliación. También explicitó que si no acataban la disposición oficial en el transcurso de dos horas, tampoco habría negociación.

LAS CLAVES

-Los choferes piden 32% de aumento, una cifra superior al 21% que pactó la UTA nacional en la paritaria.

-No circulan colectivos desde la 0 horas del lunes.

-El Ministerio de Trabajo de la provincia decretó la ilegalidad de la medida de fuerza luego que los trabajadores no acataran la conciliación obligatoria.

-El gobierno provincial mantiene en alerta a la Policía y anuncio que podría tener refuerzos de la Policía Federal y Gendarmería para garantizar la seguridad.

-El intendente Ramón Mestre intenta quebrar el paro con la convocatoria a Taxis-Bondi, que lleven pasajeros por 15 pesos.

fabian.garcia@enredaccion.com.ar

@garciadelapampa

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com