El equipo cordobés fue superior al de Sebastián Ginobili y logró un triunfo importantísimo por 100 a 87 en el Polideportivo Carlos Cerutti.

Sims tuvo un mediodía tremendo. Foto: Gentileza Prensa Atenas / La Liga Contenidos.
Municipalidad Río Cuarto-Gas

En un horario atípico para disputar un partido de Liga Nacional (se jugó al mediodía), Atenas demostró que su progreso no tiene techo en esta fase regular. Con el equipo sin lesionados, el “verde” salió a jugar sabiendo que con una victoria, se aseguraba el tercer puesto en la tabla. Al frente tuvo a un joven conjunto bahiense, que marcha noveno en La Liga, y que complicó con su alta intensidad defensiva. La clave del triunfo pasó por varios rubros; primero la capacidad de Atenas de mover con inteligencia el balón en el perímetro para que la ofensiva no se estacione, segundo la gran cantidad de veces que el equipo visitó la línea de libres (33 oportunidades) y por último, el buen juego desde la zona exterior, ya que convirtió 15 triples.

VER MÁS ARTÍCULOS DE IGNACIO GARCÍA ITURRIZA.

Los primeros siete minutos de juego fueron de una intensidad notable, ya que ambos equipos salieron a defender toda la cancha, con la intención de incomodar el manejo de la base. Por lo tanto, el juego tuvo una preponderancia  en la capacidad atlética de los jugadores, imprimiéndole un ritmo vertiginoso con el que cordobeses y bahienses se sintieron cómodos. El griego mostró su mejor faceta cuando movió el balón por todo el perímetro, ya que le permitió encontrar tiradores abiertos, y en ese rubro, la eficacia plus de Donald Sims lo convirtió en el jugador más determinante con 17 puntos en el primer tiempo.

VER EL RESUMEN ATENAS 100 – 87 WEBER BAHÍA.

El segundo cuarto tuvo una característica mucho más defensiva, ya que los dos equipos  lograron trabar y neutralizar las ejecuciones ofensivas que tanto resultado habían conseguido en el primer cuarto. Por un lado, Atenas no se sintió cómodo ante una defensa visitante que se concentró en doble marcar tanto la base como el poste bajo y de esta manera solo anotó 19 puntos. Lo mismo le sucedió a Bahía Basket, que sufrió la marca aguerrida e intensa del “verde” sobre Máximo Fjellerup y Luciano Parodi, los jugadores más determinantes en el costado ofensivo. De esta manera tuvo que relegar las responsabilidades ofensivas a jugadores que no se especializan en ese costado de la cancha, y solo pudo anotar 12 puntos en diez minutos.

El segundo tiempo  arrancó con un ritmo entrecortado por la cantidad de faltas que cometieron los equipos en el tercer cuarto (16 en 10 minutos) y también por la ausencia de orden, lo que tuvo como consecuencia  un total de 9 pérdidas.  Este pasaje caótico, le permitió a los de Bahía Blanca reducir una desventaja de 13 puntos, para terminar abajo solo por la mínima. Es que los dirigidos por el “Sepo” Ginobili, ganaron ese cuarto por 32 a 24, con una gran efectividad desde la larga distancia (57% de triples) y con un Máximo Fjellerup enchufado.

En el parcial final, “el griego” demostró carácter en un momento difícil del partido, y machacó a su rival con una racha de 10 a 0. Este buen momento noqueó las expectativas visitantes y dejó en evidencia su falta de experiencia, ya que le permitió al “verde” puntos fáciles de contragolpe. Así, el verde liquidó a su rival a puro triple y volcada, para que su gente se ilusione en las tribunas.

PEÑAROL VENCIÓ A FERRO

Peñarol venció a Ferro en el Héctor Etchart y se salvó de jugar por la Permanencia. Foto: La Liga Contenidos.

El equipo de Leonardo Gutiérrez derrotó anoche a Ferro (12-25) en Caballito y lo mandó a pelear “mano a mano” con Quilmes (13-24) quién de los dos enfrentará a Salta Basket en el playoff de la permenencia. El conjunto marplatense ganó 89-77 y de este modo se afirmó como 16° en las posiciones. Lo favoreció  la derrota de Quilmes frente a Obras (82-93). Ferro, uno los equipos históricos de la competencia deberá medirse con Hispano en Río Gallegos y el único resultado que le sirve es ganar. En caso de perder deberá jugar por la permanencia en la Liga Nacional. En cambio, si gana depende de que Salta Basket derrote a Quilmes. En ese caso, se salvarían los de Caballito que vencieron a los marplatenses en los dos encuentros de la fase regular, y estos deberían jugar por la permanecnia frente a Salta. Si vence Quilmes, se salva. Comunicaciones (13-24), aún perdiendo ya zafó de la posibilidad de regresar a la Liga Argentina, ya que venció a sus dos rivales (Ferro y Quilmes) en los cuatro juegos entre sí.

i.garciaiturriza@gmail.com

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com