“Esperando a la carroza” tiene su versión cordobesa. Camila Abud es China Zorrilla en la obra y por su actuación fue reconocida como la revelación femenina del teatro cordobés. Humor para los sábados de abril.

Elvira-Esperando la carroza-Gentila: Camila Abud

“Construí una nueva Elvira”, suelta despreocupada Camila Abud, quien se animó a encarnar el personaje que inmortalizó China Zorilla en la película “Esperando la carroza”. Abud es parte de la remake cordobesa de este clásico, pero en teatro.

Con esta actuación ganó en la categoría Revelación Femenina del Premio Provincial del Teatro 2017. “Fue una sorpresa, nunca me lo hubiera imaginado. Cuando recién me enteré, pensé que nos habían seleccionado para presentar la obra. Hasta que me empezaron a saludar a mí, a felicitar y ahí caí. Primero me sentí rara, estaba sorprendida. Eso sí, estoy muy agradecida de haber sido elegida y del cariño que recibí”, le dice la actriz a ENREDACCIÓN.

Camila llegó de La Rioja hace seis años. Hoy tiene 23 y espera recibirse en la carrera de teatro de la Escuela Roberto Arlt antes de que se acabe este 2017. Allí se gestó la obra como trabajo final del segundo año, en 2015: “Teníamos que elegir un autor argentino, pero éramos muchos en el grupo, así que la profe nos dejó hacer Esperando la carroza, que era la única que se nos ocurría”. La obra fue escrita por Jacobo Langsner en 1962 para la Comedia Nacional de Montevideo. Langsner era rumano y se había radicado en Uruguay a los tres años de edad. El grupo de amigos-estudiantes se animó a más y de un trabajo universitario pasaron a una obra profesional en la cartelera cordobesa de teatro. Crearon una versión con sello local, en la que Camila asegura que se escuchan frases como “Tres empanadas” o “Yo hago ravioles, ella hace ravioles”.“No queríamos hacer una imitación, pero no podíamos lavar del todo a los personajes. Es una nueva ‘Esperando la carroza’. Le aportamos la frescura de esta juventud”.

¿Cómo es revivir un clásico?

Al principio, antes de estrenarla nos agarró un poco el miedo, sobre todo a mí. Tomar un clásico tan arriesgado, con el que la gente se identifica tanto y no representarlo tal cual, era un gran desafío. Igual, confiamos en nuestra propuesta, pero daba un poco de miedo porque una parte de la gente iba a querer ver la peli. Por suerte, nos va muy bien,la gente nos recibe muy bien. Nos gusta y confiamos en el producto.

¿Hay una presión extra por tratarse de un papel tan recordado como el de Elvira?

La presión fue mía, no me han llegado comentarios negativos, me dicen “es igual”. Lo disfruto mucho. La idea nunca fue imitar a “la China”, además no hay chances de que me salga igual. Hay partes en que la imito, en el matiz o el ritmo, pero su timbre de voz es propio, y el mío es mío. Construí una nueva Elvira, con cosas de ella, pero con muchas mías. Gusta, funciona y me siento cómoda. Es un personaje que me sale muy natural, lo tengo adentro, escucho el pie del texto y sé cómo caminar, cómo hablar. Está dentro mío.

¿Por qué ver Esperando la carroza?

Primero que nada porque es súper divertida, se pueden pasar momentos de distensión, reírse y pasarla bien. Es una función del teatro hacerte salir de tus mambos, de tu cotidianeidad y que puedas reírte a más no poder, así que es un plus a rescatar. También, por el apoyo al teatro independiente, sacarse los prejuicios y ver que hay cosas interesantes para disfrutar. Además, porque somos un grupo nuevo, pero no por eso menos profesionales, y le ponemos todo para que siempre salga mejor. La propuesta está buena, es interesante.

Se presenta los viernes de abril, a las 21:30, en La Parisina casa de arte, Neuquén 223, Barrio Alberdi. 

Participá por las entradas para verla!

FICHA

En Escena: Camila Abud, Juan José Celiz, Victoria Pérez, Sofía Carrizo, Pedro Aguilar Ortiz, Lucas Ramallo, Giuliana Rodríguez y Noelia Bonazzola.

Dramaturgia: Jacobo Langsner.

Dirección: Celeste Colella y Lucas Leiva.

Escenografía y Producción general: Brodda Teatro.

Iluminación y Sonido: Rodrigo Brunelli.

Fotografía: Rodrigo Brunelli y Alejandra Córdoba.