Un centenar de compradores cordobeses acudieron a la Dirección de Protección al Consumidor y Mediación Comunitaria de la Municipalidad de Córdoba para reclamar por "aumento abusivo" de las cuotas en los planes de vivienda. Se manifestarán el próximo lunes 23 frente a la sede de la empresa en Nueva Córdoba.

La evolución de las cuotas desde hace tres años hasta hoy en las torres de Regam Pilay de avenida Cólo al 1400. Foto: Sebastián Salguero.
Municipalidad de Río Cuarto 3
La Galatea

La historia de Noelia, Francisco y Norma es también la de otro centenar de cordobeses. Empezaron hace tiempo a “invertir en ladrillos” con el sueño de llegar a la casa propia y hoy temen no poder seguir afrontando el pago de las cuotas debido a que en los últimos tres años aumentaron un 304 por ciento.

En Avenida Colón esquina El Chaco de la capital cordobesa están ubicadas las torres 5 y 6 de la empresa RegamPilay. En 2014 hubo una adjudicación masiva de consorcistas que abonaban en categoría “de espera”. En 2015, a partir de las cuotas “posesión” los números comenzaron a distorsionarse en función de su bolsillo.

VER MÁS ARTÍCULOS DE MAGDALENA BAGLIARDELLI.

En octubre de 2014, por un departamento de dos habitaciones pagaron 4925 pesos (cuota Posesión 72), en 2015, 7.300,89 pesos (cuota 84), en 2016 la boleta de depósito ascendió a 11.042,99 pesos (cuota 96) y este mes trepó a 14.976,26 pesos (cuota 108). Estas cifras muestran que, al cabo de tres años, el valor de la cuota tuvo un incremento del 304 por ciento.

Uno de los contratos a los que accedió ENREDACCIÓN, establece que un inversor del plan de ahorro Programa Joven debe pagar 240 cuotas mensuales y consecutivas. En el mismo párrafo aclara que el monto se “redeterminará mensualmente conforme a los índices publicados por la Cámara Argentina de la Construcción (CAC)” y que en caso de que “los precios de plaza del bien a adjudicar o de los materiales necesarios para construir sufran un incremento superior al señalado por la CAC, la cuota se ajustará en mérito a tales incrementos”. Además, fija que en los meses de enero y julio el consorcista deberá aportar una cuota “aguinaldo”, lo que agrega 40 cuotas al total.

Los vecinos propietarios frente al edificio donde viven. Foto: Sebastián Salguero.

El problema es que los clientes señalan que hay un incremento abusivo del valor de las cuotas y que no está claro cómo la empresa elabora el índice de aumento que aplica, ya que no se corresponde con el CAC.

En grupos de Facebook (reclamo – Regam Pilay – Córdoba) y de Whatsapp, se organizan para llevar adelante un reclamo colectivo. El próximo lunes 23 de octubre, a las 12 horas, se manifestarán frente a la oficina de RegamPilay en el barrio de Nueva Córdoba.

En agosto pasado, realizaron 40 exposiciones ante la Dirección de Protección al Consumidor y Mediación Comunitaria. Hoy la cifra asciende a más de cien. Están pidiendo un peritaje financiero y judicial que les permita determinar la validez de su reclamo y obrar en consecuencia. El titular del organismo, Eduardo Montamat, explicó que “la Universidad Nacional de Córdoba va a ser convocada para corroborar si está fundamentado debidamente el aumento, y si corresponde a lo que fue pactado inicialmente”.

Noelia Ocaño, una de las propietarias, contó que “al aumento lo planteaban como algo pagable, que nunca iba a superar tu capacidad de ahorro, pero es lo que está pasando ahora. Por eso estamos reclamando el ajuste de las cuotas”.

Otra de las denunciantes, Norma Turati, explicó que “primero justificaban los aumentos en un cambio de regulación que aumentaba el costo constructivo. Después nos dijeron que ese total se logró cubrir y sin embargo siguieron aumentando. Hay una mala comunicación por parte de la empresa”.

Las respuestas de la compañía no son del todo convincentes para los clientes. Por ejemplo, a uno le ofrecieron abonar por 12 meses las cuotas con un descuento del 30 por ciento a devolver más adelante. “No es una solución, estás trasladando el problema hacia adelante. Nosotros queremos que la cuota vuelva al monto que debía haber sido en base al índice de la construcción y que si hay diferencias, a lo sumo, negociemos”, afirmó Turati.

“Estamos esperando una instancia de mediación por parte de la empresa. Queremos llegar a un acuerdo razonable y que se reconozca lo que hemos venido pagando de más, que se respete el espíritu del contrato. No queremos que nos regalen nada”, dijo Francisco Viale Linares.

El hall de uno de los edificios. Foto: Sebastián Salguero.

QUÉ DICE LA EMPRESA

Consultados por este medio, desde RegamPilay respondieron que las cuotas aumentaron por “algunos costos no contemplados por el índice CAC”, entre los que citan el cambio en las normativas municipales, exigencias de Ecogas y de EPEC para la construcción de obras, y aumento en tasa de comercio e industria entre otros items.

“Nuestro sistema funciona bajo el paradigma del esfuerzo colectivo y esto significa que los costos constructivos se trasladan en partes equitativas entre todos los participantes adheridos”, explican.

Además, expresaron que “toda la información está disponible para que cada cliente pueda informarse sobre el estado de las obras, la finalización y entrega de los edificios, la compra de nuevos terrenos, los proyectos constructivos, el resultado de las adjudicaciones, etc”. En este sentido aclararon que “si el contexto económico es no inflacionario, la cuota no se ajustará. Es absolutamente transparente”.

“Nuestra empresa tiene las puertas abiertas para recibir a todos los clientes”, sostuvieron.

 EN ROSARIO

En Rosario, a fines de septiembre, la Red Argentina de Consumidores presentó en los tribunales de la provincia de Santa Fe una acción colectiva contra los aumentos abusivos de cuotas que alcanza a los 23 mil compradores que tiene la compañía en distintos lugares del país. Los abogados de la Red Argentina de Consumidores que firman el planteo son Cristian Galindo, Mailén Datri, Carlos Torres e Souza y Miguel Escudero. Pidieron que la Justicia ordene a Bauen Pilay (el nombre comercial en Rosario) retrotraer las cuotas a los valores de la CAC y devolver el excedente pagado en los últimos años. Según dijo Galindo a el diario El Ciudadano, representa a todos los clientes que tiene Bauen Pilay en Argentina y no es necesario firmar para ser parte. “La ley de Defensa al Consumidor y la Constitución avalan a las organizaciones como la nuestra para iniciar acciones de este tipo”, explicó. Allí, los incrementos fueron del 120 por ciento en dos años.

Sumate al equipo y ayúdanos a contar lo que el poder no quiere.

magdalena.bagliardelli@enredaccion.com.ar

@chilibag

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com