El combo reformista del gobernador Juan Schiaretti fue cuestionado ayer por el Comité Central de la UCR. Calificaron de "tramposa" a la reforma y denunciaron que persigue el objetivo de "mantenerse cuatro años más en el gobierno".

El gobernador Juan Schiaretti. Foto: Prensa Gobierno de Córdoba.
Municipalidad de Río Cuarto-Parque Sarmiento

El diseño de la elección es tan importante como la elección misma. Eso es lo que indica el triple paquete de leyes y modificaciones legales que se ha hecho conocido como la reforma electoral. Lo cierto es que el Ejecutivo viene con ritmo de Fórmula 1 y buscará aprobar este miércoles, en la sesión ordinaria de la Legislatura, las candidaturas dobles y el nuevo esquema de financiamiento electoral. También está lista para su tratamiento, la anulación de la obligación de anunciar la convocatoria a elecciones el 1 de marzo.

VER MÁS ARTÍCULOS DE FABIÁN GARCÍA.

La UCR y sus principales dirigentes ya manifestaron su rechazo a la reforma electoral, dado que consideran que está pensada para evitar el triunfo electoral de Cambiemos. Convergen dos factores: el primero, es que el gobernador Juan Schiaretti será el candidato y se presume que su imagen de gestión lo elevará por encima del 30% que obtuvo UPC en las Legislativas de 2017; y segundo, que las “dobles candidaturas” y la ley de financiamiento tienen como meta, la presentación de alternativas opositoras que achiquen el universos de Cambiemos. Los operadores del PJ piensan que al menos dos candidaturas podrían complicarle la existencia a la propuesta del oficialismo nacional: el vecinalista católico Aurelio García Elorrio y el liberal Beto Beltrán. En ese juego,  estos mismos voceros, no descartan otras apariciones. La máxima aspiración del peronismo cordobés en este punto, es limarle hasta un 10% de su electorado a los hombres del presidente.

¿Por qué creen que habrá división del electorado afín al presidente Macri? Imaginan que no es lo mismo optar por el presidente que por un candidato cordobés; consideran que la elección va a ser local y no nacional; y analizan que la UCR es un problema para que el gobierno nacional puede ampliar la base de aliados, debido a que no hay disposición a “abandonar” los lugares expectables de las listas, necesarios para competir frente al esquema de Schiaretti.

Mario Negri, Pedro Dellarrosa, Rogelio Frigerio, Héctor Baldassi, Luis Juez y Ramón Mestre en Marcos Juárez, algunas semanas atrás.

Por eso, la reforma contiene dos elementos determinantes: la habilitación explicita a que los candidatos a gobernador y vice, sean los que encabecen también la boleta a la Legislatura provincial; y la provisión de recursos para poder competir, que según las estimaciones, si se suman los fondos públicos y privados, permitirían un reparto de unos 300 millones de pesos entre todas las fuerzas. Aquí habría además una picardía: se bajaría el porcentaje para acceder al financiamiento en el tramo de reparto proporcional (el 70% de los fondos públicos), de 3 a 1,5%.

La otra modificación central es que ya no será obligatoria comunicar la fecha de la elección el 1 de marzo, con lo que la realización del comicio -a causa de las obligaciones que impone una convocatoria electoral- pasaba necesariamente para el segundo semestre. Schiaretti y su equipo, como ya adelantó este medio, estudian distintas fechas que van desde el mes de abril hasta julio de 2019. La eliminación de la obligación de anunciar la fecha de elecciones el 1 de marzo va en ese sentido.

El más activo en rechazar este planteo es la UCR. Ayer, el Comité Central por unanimidad y todos los sectores internos del partido rechazó “los tres proyectos que integran la tramposa reforma electoral que impulsa Juan Schiaretti para intentar mantenerse cuatro años más en el gobierno”.

El titular del interbloque de Cambiemos en el Congreso Nacional, Mario Negri, tuiteó una crítica humorada sobre el tema: “1er Acto: De la Sota dijo que UPC perderá si no se divide la oposición. 2do Acto: Schiaretti impulsa su reforma electoral para dividir a la oposición y financiar un festival de candidaturas con dinero del Estado. ¿Cómo se llama la obra?: “A confesión de parte, relevo de pruebas”.

Y también afirmó que “la tercera reforma electoral de Schiaretti es una vergüenza que Córdoba no se merece. Les preocupa perder el gobierno. Hay que dividir el voto opositor y apoyar candidaturas testimoniales, como (Néstor) Kirchner. No podrán evitar el cambio, por más que gasten para frenarlo”.

El sábado se había expresado por el rechazo el diputado nacional Héctor Baldassi: “La desesperación te lleva a estas cosas. Piensan que modificando las reglas pueden engañar a la gente para obtener un beneficio partidario. De esa forma están subestimando la inteligencia de todos los cordobeses que tienen bastante claro lo que quieren para su futuro y que así lo expresaron en las elecciones del año pasado”.

CONFERENCIA DE PRENSA

Cambiemos realizará hoy, a las 11, una conferencia de prensa en la que dará a conocer su posición sobre la decisión de Unión por Córdoba (UPC) de modificar el Código Electoral Provincial. Fue citada en la sala del interbloque, en el primer piso del Anexo, en Deán Funes 64. de la capital cordobesa.

fabian.garcia@enredaccion.com.ar

@garciadelapampa

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com