Ahora Leyendo
Un imitador de Sandro y un ex intendente al que le dicen "Oso", los dos ganadores de las primarias salteñas

Lunes 21 de Septiembre de 2020

Un imitador de Sandro y un ex intendente al que le dicen "Oso", los dos ganadores de las primarias salteñas

Gustavo Sáenz imita a Sandro y fue el candidato más votado de las PASO en la provincia de Salta. Aparece como dirigente mejor posicionado para reemplazar al actual gobernador, el peronista neoliberal, Juan Manuel Urtubey. Bordeó los 43 puntos de apoyo de los salteños en toda la provincia, pero tuvo su pico en Salta capital, donde cosechó el 53 por ciento de los sufragios.

Enredacción Socios

Sergio Leavy, el kirchnerista vencedor de la interna del Frente de Todos, fue intendente de Tartagal y es actualmente diputado nacional por Salta. Derrotó al actual vicegobernador, Miguel Ángel Isa, por una diferencia de 104 mil votos.

El actual intendente de la capital salteña es una referencia de la “anti-política”, que ha pasado por casi todas las fuerzas políticas. Aunque proviene del riñón del sistema político tradicional, es un político, al menos, no convencional, que imita a Sandro y tuvo en 2010 y durante su intendencia (2015-2019), un programa de radio, desde el que daba directivas a sus funcionarios.

Manula

Fue peronista y hombre de Isa, el rival de Leavy este domingo, hasta que fue derrotado en 2013 por la candidata del Partido Obrero, Gabriela Serrano, que hizo una elección histórica y se adueñó de la banca al Senado provincial por Salta capital. Se retiró un tiempo de la política y regresó en 2015 de la mano de Sergio Massa y con el apoyo “subterráneo” de Isa, dentro de un frente liderado por el ex gobernador Juan Carlos Romero, como aspirante a la intendencia de la capital salteña. Ganó y renació con su nuevo ropaje.

Ya en el gobierno, su gestión no estuvo exenta de cuestionamientos, pero registró, según las encuestas, un saldo favorable, que se notó en el empujón en las primarias de este domingo. Políticamente se acercó al oficialismo nacional, se reivindicó aliado del presidente Mauricio Macri, pero desde que decidió ir por la gobernación, se distanció. Para intentar llegar a la gobernación, amagó conformar un frente electoral con Alfredo Olmedo, el diputado nacional de la campera amarilla, pero no se pusieron de acuerdo, y cada uno siguió su camino. A la elección de este domingo, se presentó como parte de una coalición en la que participan formalmente el macrismo y parte de la UCR salteña.

LOS RESULTADOS DE LAS PASO DE SALTA

El otro factor que parece inclinarse a su favor para el próximo 10 de noviembre, es el apoyo de sectores peronistas que responden al actual gobernador Urtubey, un peronista que integra como candidato a vicepresidente la fórmula de Consenso Federal con Roberto Lavagna. Urtubey, que ha sido tres veces gobernador de la provincia y que oficialmente se declaró prescindente de la elección provincial, le ha brindado estructura en el interior, donde Sáenz tenía menos posibilidades electorales. El actual mandatario salteño trata de evitar una victoria de Leavy.

Sergio "Oso" Leavy.

Por su parte, el "oso" Leavy fue electo diputado provincial en 2003 y ocupó la intendencia de Tartagal desde 2007 a 2017, en que fue electo diputado nacional. Es un peronista que trabajó siempre con Néstor y Cristina Kirchner. Cuando un alud afectó la ciudad del Norte salteño, durante la visita de la ex presidenta a la ciudad, lanzó una frase que lo hizo conocido a nivel nacional: “aquí la verdadera tragedia es la pobreza estructural”.

Ver también

Leavy  es oriundo de Metán, pero se enraizó en el norte salteño, en Tartagal, la ciudad que en los '90 se hizo conocida por la resistencia piquetera al desempleo luego de la privatización de YPF. Nació el 22 de noviembre de 1963 y tiene 55 años. Le dicen "Oso" porque cuando era un niño se quedó dormido en el portal de su casa, en Metán, y las hormigas lo cubrieron. Lo encontró su papá Olito, y de ahí le quedó el apodo de Oso, por oso hormiguero.

Leavy llegó a la intendencia de Tartagal apadrinado por Urtubey, pero se distanció de él a la par que el gobernador se alejaba del kirchnerismo. Es un dirigente popular en el interior de la provincia y siempre tuvo su principal dificultad en la capital. De hecho, ayer consiguió apenas 39 mil sufragios contra los 158 mil que alcanzó Sáenz. Una diferencia de 119 mil votos, casi el total de los 130 mil que hubo en toda la provincia de distancia entre ambos.

Se trata de un dirigente frontal, con un discurso político más clásico, pero cuya principal dificultad y a la vez virtud, es que proviene del llamado “interior profundo”. Es, también, representante de un peronismo que no está ligado a las elites de la sociedad salteña, como lo han sido Romero y el mismo Urtubey.

Todo índica que le será muy difícil a Leavy derrotar a Sáenz, sino logra sellar un acuerdo con Isa, su rival de la interna y con quien tuvo un duro enfrentamiento, y sino revierte su falta de conocimiento y apoyo en la capital salteña. Su apuesta central, es que una eventual victoria de Alberto Fernández y el Frente de Todos, el 27 de octubre, traslade esa ola triunfalista al comicio del 10 de noviembre.

Scroll To Top

Suscribite a nuestros newsletters

Recibí todos los días nuestras mejores noticias, análisis, historias e imágenes.

Ingresá al Formulario de suscripción