Un proyecto de ordenanza obligará a los dueños de predios rurales a mantener cortafuegos de modo tal de prevenir la expansión de las llamas y facilitar el acceso de bomberos, en caso de un siniestro.

Todos los años, los incendios forestales afectan este sector de Sierras Chicas.

Si se aprueba el proyecto de ordenanza que ingresó el martes último al Concejo Deliberante de Mendiolaza, esa ciudad se convertirá en la primera del Gran Córdoba que incorporará este mecanismo para la prevención y control de incendios forestales.

La normativa obligará a que todos los propietarios que posean predios rurales dentro del ejido ejecuten dos veces al año las correspondientes picadas y/o cortafuegos.

Se trata de una iniciativa presentada por el concejal Nicolás Martínez Dalke (PJ), quien pretende con ello que el municipio trabaje en la prevención, antes de que los incendios se propaguen.

Para entender de qué se trata, es importante comprender el concepto de picadas o cortafuegos, que son las franjas libres de vegetación y/o materiales combustibles que tienen por objeto impedir la propagación horizontal del fuego.

“Es necesario en forma urgente tomar medidas a través de la legislación y así podremos evitar daños mayores, no sólo a la integridad física de las personas, sino también a la propiedad privada y mucho más al medio ambiente en general”, dijo el edil autor del proyecto.

Pero además de cumplir esa función, permiten también a los bomberos o brigadistas llegar al lugar del incendio con mayor rapidez y realizar tareas de contrafuego con mayor celeridad, seguridad y eficacia.

El proyecto de ordenanza fue elaborado por el concejal Martínez Dalke, luego de consultar al cuartel de Bomberos Voluntario y a las autoridades provinciales.

EL CUARTEL APOYA

“Ojalá se sancione esta ordenanza, ya que sería una herramienta de gran utilidad para nuestro trabajo, debido a que nos facilita el ingreso a sectores difíciles y nos permiten tener más chances de ganarle al fuego cuando luchamos cuerpo a cuerpo con él”, señaló Ismael Ferreyra, jefe del Cuartel de Bomberos Voluntarios de la ciudad. En tal sentido, se mostró favorable a que se ponga en vigencia la normativa que, según su visión, permitirá “seguir trabajando para tratar de evitar estos desastres que destruyen nuestra naturaleza”.

En similar sintonía se expresó el autor de la ordenanza, Nicolás Martínez Dalke, quien destacó el trbajo en conjunto con Bomberos Voluntarios de Mendiolaza en la prevención de incendios, y remarcó la necesidad de que el municipio apruebe la ordenanza. “Es necesario en forma urgente tomar medidas a través de la legislación y así podremos evitar daños mayores, no sólo a la integridad física de las personas, sino también a la propiedad privada y mucho más al medio ambiente en general”.

“Ojalá se sancione esta ordenanza, ya que sería una herramienta de gran utilidad para nuestro trabajo, debido a que nos facilita el ingreso a sectores difíciles y nos permiten tener más chances de ganarle al fuego cuando luchamos cuerpo a cuerpo con él”, señaló Ismael Ferreyra, jefe del Cuartel de Bomberos.

El proyecto de ordenanza fue concebido a partir de un pedido de informe al destacamento de Bomberos Voluntarios de Mendiolaza, quienes marcaron su preocupación por el estado de cortafuegos. Además se coordinó la redacción de la normativa con la Secretaría de Gestión de Riesgo Climático y Catástrofes de la provincia de Córdoba a cargo del comisario Claudio Vignetta.

En lo que va de 2017, ya se quemaron más de 16.000 hectáreas en toda la provincia, muchas de ellas cubiertas por bosque nativo.

Sumate al equipo y ayudanos a contar lo que el poder no quiere.

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com