Macri negociará mano a mano con los gobernadores del peronismo dialoguista. Necesita acuerdos políticos para implementar las condiciones del FMI.

El presidente Mauricio Macri y el gobernador Juan Schiaretti. Foto: Prensa Gobierno de Córdoba.
Municipalidad de Río Cuarto-Parque Sarmiento

El cordobés Juan Schiaretti, el tucumano, Juan Manzur, el entrerriano, Gustavo Bordet y el misionero, Hugo Passalacqua serán los interlocutores del peronismo dialoguista (dentro del peronismo) o peronismo racional (para el oficialismo gobernante) frente al presidente Mauricio Macri. La reunión será este mediodía en Buenos Aires.

El gobierno nacional dio una imagen de debilidad con la Cumbre de Cambiemos en la Casa Rosada horas antes de anunciar el inicio de las negociaciones con el FMI. El presidente necesita el salvataje financiero que lo aleje del infierno pese a que la crisis en curso no es la de 2001, es al fin y al cabo, una crisis. Justamente el problema no es técnico, sino político: las exigencias que impondrá el FMI requerirán de apoyo político para poder ser implementadas.

VER La foto de “la unidad” de Cambiemos fue demasiado poco frente a la crisis cambiaria y política.

VER MÁS ARTÍCULOS DE FABIÁN GARCÍA.

Si bien todavía no se conocen la carta de pedidos que hará el FMI, el tipo de crédito que solicita Argentina, un stand-by, va acompañado de las llamadas reformas estructurales. Esto es, una reforma previsional más profunda, privatizaciones y flexibilización laboral. Como buen prestamista, el FMI entrega el crédito por tramos, esto es según el grado de cumplimiento de las metas. Está claro que con el poder institucional con que cuenta hoy Cambiemos no podría sostener un ajuste de esas características. La pregunta es si el PJ dialoguista estará dispuesto a meterse en el mismo fuego. Ayer, Schiaretti no hizo declaraciones de ningún tipo, y una fuente del PJ cordobés aseguró que el gobernador de la provincia lo que menos quiere es una crisis. Hoy, por lo pronto estará en el almuerzo con el presidente.

El diario La Nación publicó anoche que el gobierno nacional pedirá “apoyo explícito o, al menos, un piadoso silencio que aporte oxígeno político. El Gobierno reforzó el diálogo con el peronismo con los objetivos de conseguir apoyo, o por lo menos evitar las críticas contra las negociaciones con el FMI”. El mismo diario señalaba poniendo los dichos en una fuente oficial, cuál sería el eje para atraer al PJ a un escenario de concordancia: “el objetivo es hacerlos partícipes del esfuerzo del Gobierno por aquietar a los mercados y frenar la corrida bancaria. ‘Ellos, igual que nosotros, necesitan tranquilidad en la economía para salir a emitir deuda. Y se juegan su continuidad en sus puestos el año que viene'”.

Algunos diputados del PJ especulaban anoche que el gobierno intentará que los gobernadores frenen el proyecto para limitar los aumentos de los servicios públicos en el Senado, evitándole el costo político del veto a Macri. No hay razones para que retrocedan los gobernadores, al contrario, la negociación que se abre es para ver si se puede sacar el agua que entra por uno de los costados del barco. No parece suficiente para hundirlo, pero al fin y al cabo es una posibilidad. Los mandatarios provinciales le han demostrado al presidente que no están conformes con las negociaciones anteriores y que esquivan los costos políticos. Se quemaron demasiado con la reforma previsional de diciembre del año pasado y serán reacios a acuerdos fáciles. Pese a ello, todos saben que si pueden sacar el agua que entró, llegarán con posibilidades electorales a 2019, hecho que una crisis generalizada casi con seguridad les impediría. La crisis en curso es importante, pero ni por asomo los indicadores revelan algo parecido a lo que ocurrió en 2001, esto es, hay margen para salir a flote. El problema es que quien tiene los dólares no es amigo de recetas inclusivas y esto expondrá a toda la clase política que quede de ese lado a un desgaste de proporciones y pocas posibilidades de éxito en términos de sobrevivencia política.

No es un almuerzo donde las copas estarán servidas con cicuta, el veneno con el que Sócrates, el famoso filósofo griego fue condenado a morir en la antigua Grecia, pero es seguro que el vino va a tener un gusto amargo y más de uno va a pensar porque diablos está sentado ahí.

fabian.garcia@enredaccion.com.ar

@garciadelapampa

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com

Para financiar la producción de noticias, análisis, opinión, e investigación periodística que requiere de periodistas y profesionales en distintas especialidades, desde el próximo 15 de mayo de 2018, ENREDACCIÓN solicitará una SUSCRIPCIÓN PAGA de 63 pesos mensuales. Será a partir de la nota número 10 (las 9 primeras serán libres). Confiamos en la alianza con nuestros lectores y usuarios para continuar haciendo un periodismo comprometido y cordobés. Más información en Suscripción Digital.

Telecom