Ahora Leyendo
Mara Santucho, mujer de cine

Mara Santucho, mujer de cine

Mara Santucho en una de las escenas de "El otro verano".

Historias mínimas pero universales son las que encarna Mara Santucho en el cine. Interpretó a una mujer golpeada, a una lesbiana en crisis con su pareja, a una madre trabajadora recién divorciada, todas personajes que le permiten incursionar en los vínculos sociales y afectivos, aspectos que pueden extraerse de la vida cotidiana de cualquier persona.

Este jueves se estrena El otro verano, de Julián Giulianelli y con la actuación de Guillermo Pfening. La película fue filmada en San Marcos Sierras y la actriz tiene un papel secundario como pareja del protagonista. Su actuación está bien lograda, dando cuenta que el cine intimista y profundo es su terreno.

VER MÁS ARTÍCULOS DE DAI GARCÍA CUETO.

Municipalidad Río Cuarto: Luminarias
Publi-Web-Muni-2

Si bien su filmografía se conforma de dramas, asegura que proyecta en todos los géneros. “Casi siempre me llaman a proyectos de cine bien realista, pero me gustan los desafíos y me veo en otras cosas. Me parece que he sido prejuiciosa con algunos géneros y cosas en lo actoral, últimamente estoy conociendo sobre eso y me estoy abriendo”, le cuenta a ENREDACCIÓN.

Mientras estudiaba teatro en la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), armó Los Cocineros, junto a Sol Pereyra y Enrico Barbizi. Es la voz inconfundible de esta formación que irrumpió en la escena de la música cordobesa con un estilo propio que los convertiría en una banda de culto para el circuito local. Dejó la licenciatura en tercer año porque tenía que trabajar para poder vivir y el grupo ocupaba gran parte de su tiempo. Sin embargo comenzó una carrera en cine y se consolidó como una de las actrices cordobesas con más experiencia en la pantalla grande. Desde 2004 ha participado en nueve largometrajes, siendo protagonista de la mayoría de ellos: Otra madre (2017), Las calles (2016), Amar es bendito (2013), Salsipuedes (2012), Lengua materna (2010), El dedo (2010), Por sus propios ojos(2008), Cuatro mujeres descalzas (2004) y Verdad o consecuencia (1991).

También participó del corto Lara y los trenes (1999). Como apostó al desarrolló de su profesión en Córdoba, salvo El dedo y El otro verano, todas sus participaciones fueron en producciones locales. La primera en convocarla fue Liliana Paolinelli, luego lo hicieron Santiago Loza, Mariano Luque y María Aparicio.

Dice que la maternidad la hizo reflexionar sobre su vocación y luego del nacimiento de su hijo Bruno, decidió que era momento de estudiar teatro. Sin poner pausa en el séptimo arte, apunta a formarse en las características propias del lenguaje escénico. “Tengo la necesidad de hacer algo más vinculado al teatro y muchos deseos de poder sostenerlo. Antes me asustaba la idea, porque lo veía como un sacrificio más grande porque no se puede repetir, la concentración que tenés que tener es mayor, el nivel de despliegue para sostener una hora de texto me parece dificilísimo. En cambio el cine me parece más llevadero, porque poder cortar facilita un poco”.

¿Qué te interesó de El otro verano?

La temática y el vínculo de padre e hijo, que siempre se abordan desde la madre y por ahí están desdibujados los problemas existenciales de este hombre. Me atrajo la atmosfera de lo que cuenta la historia. Con respecto a mi personaje, me convocaron para ser la mujer de una pareja que se está acabando, me pareció muy significativo eso, porque no es amorosa la relación sino que está la tensión de una separación inminente. Trata temáticas actuales que me interesan, más cuando están plasmadas en el cine y que tienen como otro cariz por el realismo que impone el cine.

¿Te volcás más por el drama?

Por los vínculos. Hay una tendencia a que me convoquen para lo vincular, el drama atado a las familias, relaciones que se rompen. Es un tema que me interesa y que me parece trasciende al director y a los actores, podemos hablar de ello porque es algo que se repite en la vida personal de cada uno, hay una réplica propia, algo que se repite de nuestras vidas en esas escenas. Lo pone a otro nivel, algo que tiene que ver con la intimidad, la tuya propia expuesta en otros personajes y que habla también de tu vida.

¿Cuándo quedás conforme con tu trabajo?

En general, en el cine terminás con una escena y te das cuenta si fue potente o no. También es bueno poder sorprenderse, por eso no suelo ver las películas antes del estreno. Además, porque si estoy sola me lleno de prejuicios sobre mi misma, me banco los nervios, pero prefiero mirarla con el público. Cada actor tiene su modo, yo no me puedo ver y corregirme, porque es algo interno, no es tanto la imagen.

¿Qué tiene de provechoso repetir el trabajo con un mismo director?

Es una gran satisfacción que te vuelvan a elegir porque le gustaste, te llevaste bien, entendiste y transmitís lo que quería para su película, tiene que ver con el halago. También se establece un código con el director que se refuerza, porque él también hace un click con vos, te hace recordar alguna escena, puede hablar desde los personajes desde otras experiencias. Es positivo, es un aprendizaje que hacen ambos. Hay confianza y una especie de admiración, ya que quien te llama de nuevo pasa por lo mismo que vos, es una elección mutua. Es emotivo, es una alegría, y me pone contenta saber que algo pasó en la película que es intransferible, es tuyo y de esa persona.

¿Cómo es filmar en Córdoba?

Mis primeros trabajos fueron cuando no había subsidios, ahora no hay muchas diferencias en eso. Sí, hay una identidad de los actores, quienes nos cruzamos en distintos proyectos y eso está bueno. Además, se está filmando mucho y se formó como una comunidad de trabajo muy cercano y de mucho respeto, no veo tensiones, que si había en otras épocas. Una de las cosas lindas es que todos trabajan con todos. Tal vez es un poco generacional, nos acostumbramos a hacer producciones y se acabaron las intrigas, se democratizó la información, por ejemplo en torno a los planes de fomento, lo que abrió el espectro a otros realizadores.También, técnicamente ha habido avances. Pudimos corrernos de que las buenas producciones se hacen en Buenos Aires y Córdoba ha adquirido prestigio por la calidad de lo que viene haciendo.

¿Por qué quedarte acá?

Siempre hay una cosa de decir ¿por qué no pegar el salto? Pero tiene que ver con una cosa personal, es la vida que me gusta y que quiero hacer acá, me siento muy potente en Córdoba. Solo lo económico me hace pensar en irme, porque hay algo de la idiosincrasia de donde vivo que sigo eligiendo. Hice lo que hice, esta es mi realidad.

¿Qué te llama del teatro?

El teatro es mucho más extenso. Es muy arriesgado, más estridente, más visceral. Tal vez al tener eso del vivo es más descarado e irreverente. Por otra parte, en cuanto a lo que se quiere decir, en las películas suele aparecer más explícito el mensaje del director, en cambio el teatro, cuando la obra es muy buena, genera interrogantes.

AGENDÁ

El otro verano

Ver también

Rodrigo (42) vive en las sierras de Córdoba. Administra unas cabañas de alquiler para turistas. El verano está por comenzar y conoce casualmente a Juan (17), un chico recién llegado al pueblo desde Buenos Aires. Le ofrece alojamiento a cambio de ayuda en la refacción de las cabañas. Rodrigo le enseña a tocar la guitarra, lo incluye de a poco en sus cosas. El vínculo entre ellos se afianza. Algo del pasado se irá revelando, lo que cambiará definitivamente la vida de ambos.

Jueves 15 a las 15:30 y 20:30 horas; viernes 16 a las 18 y 23 horas; sábado 17 a las 15:30 y 20:30 horas; domingo 18 a las 18 y 23 horas; martes 20 a las 15:30 y 20:30 horas; miércoles 21 a las 18 y 23 horas.

En el Cineclub Municipal Hugo del Carril. 

dai.garciacueto@enredaccion.com.ar

@daigarciacueto

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com

Sumate a un equipo que hace PERIODISMO COMPROMETIDO. Te invitamos a APOYAR a ENREDACCIÓN con una SUSCRIPCIÓN MENSUAL de 63 pesos. La SUSCRIPCIÓN se solicita a partir del sexto artículo (los primeros cinco se pueden leer gratuitamente) y te permite participar de los premios y beneficios de EL CLUB DE LA NOTICIA. Más información en Suscripción Digital.

--

Suscribite a nuestros newsletters

Recibí todos los días nuestras mejores noticias, análisis, historias e imágenes.

Ingresá al Formulario de suscripción