Así lo dispuso la fiscal Liliana Sánchez, quien consideró que podrían entorpecer la investigación en caso de ser liberados. El lunes 29 comienza a ser juzgado Oscar “Sapito” Gómez, por atropellar y matar en una picada de autos a dos adolescentes, uno ellos hermano de Emanuel.

Emanuel Balbo (22) es arrojado desde la tribuna. Hay 7 detenidos. Foto: Mariano Paiz.

Los siete acusados por la muerte de Emanuel Balbo, el hincha de Belgrano que cayó desde la tribuna del estadio Kempes el pasado 15 de abril durante un clásico con Talleres, seguirán detenidos en el Penal de Bower mientras siga la investigación.

Ayer, la fiscal Liliana Sánchez les dictó la prisión preventiva y en su resolución sostuvo que la medida fue adoptada en razón de que hay riesgo procesal, es decir que consideró que los imputados pueden entorpecer la investigación en caso de ser liberados.

La medida recayó sobre los acusados Hugo Acevedo (40), Oscar “Sapito” Gómez (36), Martín Vergara (20), Pablo Robledo (18), Yamil Salas (22), Matías Oliva (20) y su padre Cristián Oliva (42). Seis de los imputados están acusados de homicidio por la Ley de Deportes, mientras que el séptimo está acusado de hurto calamitoso por el robo de las zapatillas de Balbo mientras agonizaba en el piso del estadio.

Los últimos segundos de Emanuel Balbo quedaron registrados en fotos y filmaciones, y constituyen imágenes que serán difíciles de olvidar para la sociedad. En una carrera tribuna abajo, Balbo recibe una paliza feroz de parte de varias personas que lo acusan de ser “infiltrado” hasta terminar siendo empujado de la tribuna para caer desde una altura de cuatro metros.

Analizando las imágenes, la fiscal considera que las responsabilidades son diferentes. A Oscar Eduardo “Sapito” Gómez lo acusa de ser el “instigador”, mientras que a Matías Ezequiel Oliva, Pablo Javier Robledo y Martín Darío Vergara, los considera “coautores” del crimen. Por otra parte, al padre de Matías Oliva, David Oliva Molina, lo imputó como “partícipe necesario” y a Yamil Nahuel Salas, como “partícipe no necesario”.

Por otra parte, en relación al robo de las zapatillas a Emanuel mientras agonizaba, la instructora dictó la prisión preventiva de Hugo Orlando Acevedo, a quién le imputa ser “autor de hurto calamitoso”.

SAPITO A JUICIO POR LA PICADA

El crimen de Emanuel balbo está trágicamente ligado al de su hermano de 14 años, Agustín “Didi” Balbo, fallecido en noviembre de 2011 en el Hospital de Urgencia tras varios días de agonía. Didi y su amigo Enrique Díaz fueron atropellados en una picada callejera en barrio Ampliación Ferreyra. Díaz murió en el acto. Uno de los imputados por homicidio culposo agravado es Oscar “Sapito” Gómez. La causa en su contra fue elevada a juicio el 21 de octubre de 2015, pero la mora judicial quedó en evidencia cuando, mientras Emanuel Balbo agonizaba y ya con el nombre de Gómez entre la lista de sospechosos, la Cámara Cuarta del Crimen puso fecha al juicio oral. El juicio comenzará el próximo lunes 29 de mayo.

La muerte de Emanuel comenzó cuando se cruzó con “Sapito” en la cancha. El testigo clave es Lucas Ortega, amigo de Emanuel. Ambos fueron juntos al estadio ese día. Ortega le contó al diario Día a Día cómo se desencadenó el conflicto que terminó con la muerte de su amigo: “Nos lo cruzamos antes de empezar el partido y Gómez lo insultó a Emanuel. Nosotros no le dimos bola, nos fuimos más arriba en la popular. Pero cuando terminó el primer tiempo, la gente se sentó y yo vi que el ‘Sapito’ se puso de pie y empezó a mirar hacia arriba, como buscando a Emanuel. Para mí que el ataque fue premeditado”, destacó.

“Nosotros estábamos parados y de golpe vuelve ‘Sapito’ con varios hombres y lo empieza a increpar a Emanuel, lo insultaban. ‘Sapito’ también me conoce a mí, pero era con Emanuel la cosa. Yo traté de defenderlo, pero ‘Sapito’ y los otros ‘monos’ empezaron a golpear a Emanuel”, contó.

“Fue todo un quilombo, pasó muy rápido. Traté de meterme, agarré de los brazos a uno de los que le pegaba, pero eran muchos. ‘Sapito’ empezó a gritar que Emanuel era de Talleres y se sumaron otros a pegarle”. Los segundos que siguieron y el final trágico es historia conocida.

waldo.cebrero@enredacción.com.ar

@Cebrerowaldo

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com