Conéctate con nosotros

Hola que estas buscando

Entrevistas

Guillermo Carmona: “La guerra en Ucrania pone en evidencia el doble estándar de Reino Unido respecto de Malvinas”

El secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Guillermo Carmona, en una reunión con veteranos de guerra en La Rioja. (Foto: Gentileza).

El secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Guillermo Carmona, afirmó que “hay un escenario muy favorable para que la Argentina ponga en evidencia que la violación de la integridad territorial, no sólo ocurre en Europa, en Ucrania, sino que la violación de la integridad territorial también se produce en América del Sur, en Argentina, con una vulneración del derecho de integridad territorial que tiene la Argentina desde hace 189 años. Esto nos lleva al doble estándar de Reino Unido respecto de Malvinas”.

Carmona visitó Córdoba este jueves para participar de una conferencia titulada “Malvinas, 40 años”, junto con el periodista especializado en temas internacionales, Mariano Saravia, en la Facultad de Ciencias de la Comunicación (FCC) de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC).

También dijo que Argentina trabaja con “persistencia” para restablecer un vuelo directo con las islas y otro desde Punta Arenas (Chile) con escala en Río Gallegos, para que las personas que están varadas en Malvinas puedan volver a sus países.

El funcionario repasó en la entrevista que concedió a ENREDACCIÓN, las líneas principales de la política de nuestro país en relación a Malvinas y resaltó que “la ocasión de los 40 años nos ha invitado a visualizar a Malvinas como una causa nacional que convoca y moviliza al conjunto de la sociedad y lo hace más allá de las diferencias partidarias, sociales, religiosas, en una verdadera causa nacional”.

Río Cuarto Transporte

¿Qué posibilidades reales existen de que se restablezca un vuelo regular a las islas?

Nosotros hemos reclamado al Reino Unido el establecimiento de un vuelo regular entre Malvinas y el territorio continental argentino. Esta es una tarea que comenzó Daniel Filmus como secretario, que he continuado yo, y que se repite constantemente. Queremos un vuelo que vincule Malvinas con Buenos Aires o alguna otra ciudad. No como una escala para ir a un tercer país, sino un vuelo directo entre las islas y el territorio continental argentino. Creemos que debe ser con la línea de bandera, con Aerolíneas Argentinas. Ese es el centro de nuestra política. En segundo lugar, ante la situación de la existencia de varados hace más de dos años en Malvinas, especialmente chilenos que no han podido volver a sus lugares de origen, hemos reclamado el restablecimiento de ese vuelo regular de Latam entre Punta Arenas y Malvinas, con escala en Río Gallegos. El Reino Unido recientemente nos ha comunicado que estaría dispuesto al restablecimiento de este vuelo, esto para nosotros es importante en el marco del planteo del interés de familiares de caídos en Malvinas y de veteranos de guerra de visitar las islas. Evidentemente, el Reino Unido no ha querido la presencia de argentinos para esta conmemoración de los 40 años del conflicto del Atlántico Sur. Creo que este ha sido el motivo central por el que han dilatado de manera injustificada el restablecimiento de ese vuelo.

“El Reino Unido no ha querido la presencia de argentinos para esta conmemoración de los 40 años del conflicto del Atlántico Sur. Creo que este ha sido el motivo central por el que han dilatado de manera injustificada el restablecimiento de ese vuelo”.

Guillermo Carmona (Foto: Gentileza).

¿Cuál es su evaluación respecto a la política sobre Malvinas desarrollada hasta el momento por el Gobierno nacional?

El gobierno del Frente de Todos ha tomado decisiones desde el comienzo de la gestión que han sido cambios fundamentales en relación a la cuestión Malvinas. En primer lugar, destaco que por primera vez en la Cancillería hay un área institucional como es la Secretaría de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur que congrega a estas tres temáticas. Antes, eran cuestiones que iban por separado en la cancillería, por lo tanto el gobierno del presidente Fernández jerarquizó, como lo había hecho en su momento la gestión de Cristina Fernández de Kirchner, el área de Malvinas como secretaría, pero además adicionó el área antártica y del Atlántico Sur. Es un cambio clave, un cambio de mirada, porque implica la posibilidad de un abordaje coherente, consistente, en tres desafíos estratégicos que tiene la Argentina: la disputa de soberanía con el Reino Unido, pero en un escenario, que es el del Atlántico Sur y de la Antártida.

Newsletter 2022

Lo segundo, es que el gobierno reposicionó como política de Estado a la cuestión Malvinas. Para esto se ha puesto en evidencia que Malvinas es parte de una tradición de política exterior, tanto el sostenimiento de la cuestión de soberanía como el reclamo al Reino Unido. Además se ha identificado que la política de Estado está en la propia Constitución, en la disposición transitoria primera. Por esto, ha sido muy importante, también, la invitación del Poder Ejecutivo a toda la sociedad y a todo el arco político a ser parte de esa política. Esto se ha manifestado en la aprobación de tres leyes fundamentales: la creación del Consejo Malvinas, el establecimiento por ley del límite exterior de la plataforma continental, y la definición de nuevo régimen sancionatorio en materia pesquera.

Y en tercer lugar, la ocasión de los 40 años nos ha invitado a visualizar a Malvinas como una causa nacional que convoca y moviliza al conjunto de la sociedad y lo hace más allá de las diferencias partidarias, sociales, religiosas, en una verdadera causa nacional.

“El gobierno reposicionó como política de Estado a la cuestión Malvinas”.

Argentina se ha caracterizado por una política exterior de oscilación entre posiciones “duras” y “blandas”, respecto de Malvinas, después de 1982. ¿Esto va a poder ser saldado hacia adelante, a partir de una política de Estado?

Se ha ido imponiendo la mirada de que los gobiernos no tienen opción, lo marca la Constitución. El marco lo da la Constitución, que dice que las Malvinas son argentinas. La Constitución dice que es un objetivo permanente e irrenunciable la recuperación del ejercicio de soberanía. Dice que eso hay que hacerlo a través del derecho internacional, es decir que descarta el uso de la fuerza para la recuperación. Y dice que hay que respetar el modo de vida de los isleños. Ha crecido la conciencia de que los gobiernos no se pueden salir de ese marco y cuando se salen de ese marco, como ocurrió durante el gobierno de (Mauricio) Macri, reacciona la sociedad y reacciona a través de los representantes que están en el Congreso. Macri no pudo llevar adelante ese proyecto, más allá de que lo intentaron, de sacar de la agenda el tema de la soberanía. La realidad es que no pudo llevar adelante un proyecto desmalvinizador. Se le pusieron cotos muy concretos a los avances que hicieron, eso ocurrió desde el Congreso. Creo que con legisladores que asumimos lo que expresa mayoritariamente la sociedad argentina, que es la no tolerancia a una cooperación con el Reino Unido que implique abandonar la exigencia de que se retomen las negociaciones sobre el tema de soberanía. Por supuesto que no podemos hacer futurología, pero sí creo que todo lo que se ha manifestado este año, de un proceso de remalvinización de nuestra cultura, de nuestras expresiones sociales, y también de nuestra política, le pone coto y límite a las posiciones desmalvinizadoras.

“La Constitución dice que es un objetivo permanente e irrenunciable la recuperación del ejercicio de soberanía”.

¿En qué cambia la discusión sobre la soberanía de Malvinas, en términos estratégicos, la guerra en Ucrania?

Nunca, desde que tengo memoria, se habló tanto de la integridad territorial como desde que comenzó este conflicto armado entre Rusia y Ucrania. El mundo le ha exigido a Rusia que respete la integridad territorial de Ucrania, la gran mayoría de los países se han puesto en una posición de reclamo a Rusia. Líderes mundiales como el Papa Francisco lo han planteado, esto es, poner límite a la agresión militar y buscar una salida diplomática a esta situación conflictiva. Con lo cual, creo que hay un escenario muy favorable para que la Argentina ponga en evidencia que la violación de la integridad territorial, no sólo ocurre en Europa, en Ucrania, sino que la violación de la integridad territorial también se produce en América del Sur, en Argentina, con una vulneración del derecho de integridad territorial que tiene la Argentina desde hace 189 años. Esto lleva al planteo del doble estándar que lo ha hecho la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y es la posición que han sostenido el presidente Fernández y el canciller Cafiero, y que sostenemos desde la Secretaría de Malvinas. Toda guerra es una instancia crítica, toda guerra implica amenazas para la comunidad internacional, pero en este caso creo que, por las características de esta guerra, se abre una oportunidad para la Argentina, de hacer valer este principio que desde hace 189 años invocamos, el principio de la integridad territorial.

“Por las características de la guerra en Ucrania, se abre una oportunidad para la Argentina, de hacer valer este principio que desde hace 189 años invocamos, el principio de la integridad territorial”.

Sin embargo, la respuesta británica a este planteo han sido ejercicios militares en Malvinas, con la guerra en Ucrania en pleno desarrollo. ¿Qué reflexión efectúa sobre este hecho?

El Reino Unido sostiene en Malvinas desde la propia Guerra de Malvinas y desde ahí en adelante, una política de opacidad, falta de transparencia y falta de buena fe en relación con el proceso de desmilitarización. Son acciones unilaterales que violan el derecho internacional. Argentina lo ha denunciado y son ejercicios que producen una amenaza no solamente hacia la Argentina, esa amenaza ha sido cuestionada por los países de América Latina y Caribe en reiteradas oportunidades. De todos modos, en esta muestra de fuerza militar, se exhibe también una debilidad del Reino Unido: A falta de razones geográficas, históricas y jurídicas, el Reino Unido apela a la exhibición de fuerza como única forma de intentar justificar su presencia colonial en el territorio argentino. Argentina tiene que poner en evidencia, levantando la voz sobre esta situación, incluso más allá de que sean ejercicios habituales, programados, o más allá de que en este momento lo vivamos como una provocación especial por el hecho de que estamos en la conmemoración de los 40 años de la Guerra de Malvinas. Argentina tiene que, persistentemente, denunciar la violación del derecho internacional y que esto, indudablemente tiene que afectar y afecta la reputación del Reino Unido internacionalmente.

“Argentina tiene que, persistentemente, denunciar la violación del derecho internacional y que esto, indudablemente tiene que afectar y afecta la reputación del Reino Unido internacionalmente”.

¿Cuánta presión es necesaria para sentar a negociar al Reino Unido?

Hay cuatro condiciones que son fundamentales para que la Argentina logre el objetivo de recuperar el ejercicio pleno de soberanía sobre Malvinas, Georgias del Sur, Sandwich del Sur y los espacios marítimos insulares correspondientes. La primera condición, es persistencia en la reivindicación de soberanía y en el reclamo al Reino Unido. Ante la reticencia británica, persistencia. Esto, tiene que ser constante, tiene que ser una política sostenida en el tiempo. Segunda condición, es que Argentina tiene que seguir sumando apoyos internacionales. A veces se subestima el apoyo de otros países, cuando la verdad es que resulta fundamental. Cada apoyo que recibe la Argentina es al mismo tiempo un cuestionamiento a la actitud reticente del Reino Unido y a la actitud de violación del derecho internacional que lleva adelante ese país. La tercera condición, es que Argentina debe mostrar que en las zonas que no están disputadas, ejerce efectivamente su soberanía, por eso es tan importante que sostengamos políticas en relación a lo marítimo, a la plataforma continental, a la Antártida, donde nosotros demostremos que a lo nuestro, lo cuidamos. Y en cuarto lugar, cumpliendo esas tres condiciones previas, es necesario que Argentina esté preparada para aprovechar las condiciones que ofrece el escenario internacional. Los países que han resuelto los problemas territoriales pendientes frente a la ocupación de potencias extranjeras, lo han hecho aprovechando alguna circunstancia del escenario internacional que se ha brindado. Pongo como ejemplo, el caso de Panamá, pequeño Estado, con el canal ocupado por la principal potencia mundial. Cómo logró Panamá el ejercicio de soberanía, aplicando estas tres cosas y muchas otras que le dieron consistencia en su política, y estuvieron preparados para que cuando hubo un cambio en la política de EE.UU., aprovechar ese cambio en favor de su posición. Ese cambio de mirada, respecto de lo internacional, llegó durante el gobierno de Jimmy Carter, con un giro en la política exterior, que le permitió a Panamá, la apertura de negociaciones.

Guillermo Carmona con el senador Adolfo Rodríguez Saá en la reunión de EuroLat. (Foto: Gentileza).

Nosotros con el Reino Unido tenemos que tener esa misma atención de las oportunidades que se presentan. Y las oportunidades llegan, el Brexit es una que estamos buscando aprovechar.

Por eso, es tan importante la declaración de EuroLat de días atrás, donde parlamentarios europeos y americanos acompañaron a la Argentina en su reclamo de que se reabran las negociaciones, por eso es importante también, que aprovechemos este contexto internacional donde todos hablan de respeto de la integridad territorial, como una forma de hacer que la cuestión Malvinas esté más presente en la agenda internacional. Este es el camino, eso es lo que determina el nivel de presión que el gobierno argentino debe ejercer sobre el Reino Unido.

“Los países que han resuelto los problemas territoriales pendientes frente a la ocupación de potencias extranjeras, lo han hecho aprovechando alguna circunstancia del escenario internacional que se ha brindado”.

¿Por qué Brasil, Uruguay y Chile no están perfectamente alineados con Argentina en el reclamo por Malvinas?

El Reino Unido busca quebrar la solidaridad latinoamericana en relación a la Argentina por la cuestión Malvinas. Utilizan distintos medios. Una de las situaciones que se presentan, es el pedido de autorización para vuelos humanitarios. Con el argumento de lo humanitario, el Reino Unido ha buscado generar, de algún modo, que se autoricen vuelos que de manera bastante evidente por la frecuencia y por las características que tienen, no tengan verdaderas razones humanitarias. Creo que la actitud de los gobiernos de la región es de un sincero acompañamiento hacia la Argentina en su reivindicación de soberanía y muchas veces se encuentran ante este juego que realiza el Reino Unido de presentar como humanitario lo que no lo es. Con lo cual, lo que hace Argentina es pedirles a estos países, en el marco de su compromiso del reconocimiento de soberanía argentina, que restrinjan al máximo ese tipo de autorizaciones, a los efectos de que los vuelos que sean autorizados como humanitarios, sean los que estrictamente responden a razones humanitarias y no a “supuestas” razones humanitarias. Vemos que hay una recepción positiva por parte de los gobiernos de la región, creemos que hay que seguir trabajando junto con ellos, a los efectos de consolidar una política donde evitemos este juego tramposo que lleva adelante el Reino Unido.

“Argentina pide a los países de la región que restrinjan al máximo ese tipo de autorizaciones, a los efectos de que los vuelos que sean autorizados como humanitarios, sean los que estrictamente responden a razones humanitarias”.

Vista de Puerto Argentino en las Islas Malvinas. (Foto: AFP / Télam / Archivo).

Argentina puede presionar a Reino Unidos en dos zonas económicas, la pesca y el petróleo. ¿Qué tan dispuesto está el Gobierno en hacerlo en ascender esa presión?

La pesca que autoriza el Reino Unido desde Malvinas es pesca ilegal. Eso está consolidado legalmente así. Y esa pesca ilegal debe ser sancionada. Lo que estamos buscando, es optimizar los mecanismos de sanción, en virtud de que las condiciones en las que se pueden aplicar esas sanciones son bastante acotadas en el marco de la Convención del Mar. Lo que estamos nosotros planteando, es la definición de un nuevo protocolo para la sanción a aquellos pesqueros que actúan desde las islas Malvinas con autorización ilegítima del gobierno del Reino Unido.

Haga clic para comentar

Comentario:

Télam - Deportes
Telecom22
Movimiento 2022
Dossier360
  • También podés comprar libros, información y cultura en NUESTRA TIENDA
  • Ver más información sobre encuestas en nuestra sección DOSSIER360
  • ¿Querés comunicarte con nosotros? Hacé CLIC AQUÍ

Te puede interesar

Dossier360

CONTENIDO EXCLUSIVO PARA MIEMBROS   SUSCRIBIRME   Acceder Recuérdeme Olvidé mi contraseña Iniciar sesión ¿Perdió su contraseña? Ingrese su nombre de usuario o dirección...

Noticias

Una encuesta realizada en todo el país mostró una fuerte disputa general sobre el eje temático de las privatizaciones de empresas públicas y una...

Noticias

Los resultados de los partidos disputados en el Mundial de Qatar 2022 y las posiciones son los siguientes: RESULTADOS GRUPO A Fecha 1: -Qatar...

Noticias

Comienza a regir desde este lunes la reapertura del Programa de Incremento Exportador (PIE) que establece un tipo de cambio diferencial destinado al complejo...