Utilizan una tradicional medicación para la tos que se combina con Sprite y caramelos. Genera alucinaciones y fuerte adicción. El hit que hoy todos los adolescentes cantan describe las sensaciones al consumir esta bebida y brinda detalles sobre su preparación. Crecieron las búsquedas en Google sobre cómo elaborar el brebaje. Alerta entre los profesionales farmacéuticos.

Es casi seguro que cualquiera que tenga hijos adolescentes o que interactúe con ellos, les haya escuchado tararear, cantar o balbucear en los últimos meses una extraña versión de un rap llamada “B.U.H.O”, conocida por todos como “La Codeína”, y cantada por un grupo de cinco raperos argentinos: Midel, Arse, Khea, Duki y Klave.

“Estamos todos de lean yeah,
con la garganta seca,
ready para codeína,
viendo todo violeta”.

Uno de los que canta ese particular hit es un muchacho de 20 años nacido en La Paternal llamado Duki. El segundo fin de semana de diciembre hizo estallar de gente un boliche cordobés en el camino intercountries, con miles de adolescentes enloquecidos por verlo cantar en vivo.

VER MÁS ARTÍCULOS DE ADOLFO RUIZ.

Para cualquier adulto, la letra de esta canción no será fácil de comprender. Porque no es un rap tradicional, sino que se inscribe en una nueva evolución de ese tipo de música, llamada “trap” (combinación de trash -basura- y rap).

 

Municipalidad de Río Cuarto-Parque Sarmiento

De cualquier modo, con prestar atención especial a la letra, y mucho más aún con visualizar el video clip de la banda, ya no será tan complicado comprender que la canción de moda, la que cantan y bailan los chicos, no es otra cosa que una inocultada apología a un tipo de droga especial con fuertes efectos alucinógenos y de relativamente fácil acceso. Y peor aún: enseña cómo prepararla y consumirla.

“Y si traés la codeína ina ina ina, que no te olvides de la lima lima lima lima…” No habla de cocaína. Habla de otra cosa: el lean, también llamado purple drank o sizzurp, una droga bebible que se prepara mezclando un tradicional jarabe para la tos llamado Codeína, con algo de bebida lima limón, como Sprite, y endulzado con caramelos ácidos de uva que le dan su tradicional color violeta.

El violeta precisamente termina siendo una señal diferenciativa de este brebaje de poderosísima capacidad alucinógena, al punto que la propia canción proclama: “Ready para codeína, viendo todo violeta”.

“Cuando una persona bebe suficiente cantidad de esta mezcla, la codeína crea euforia, y la prometazina (también presente en el jarabe) afecta sus habilidades motoras. La mezcla también causa letargo, somnolencia y una sensación de disociación del cuerpo”, según describe en su sitio Narconon, una organización mundial que trabaja en la prevención y recuperación de las adicciones.

Precisamente las alucionaciones descriptas por Narconon y la disociación del cuerpo son imágenes que se hallan presentes a lo largo del video de la canción de moda. En varios pasajes del clip, elaborado con dibujos animados, se ve al protagonista que luego de beber esta mezcla siente que se separa de su cuerpo y atraviesa por insólitos escenarios de alucinaciones, en algunos casos apasionantes; en otros, terroríficas.

El video oficial del hit “Codeína” es una colección de alucinaciones que grafican en buena medida lo que siente quienes ingieren esta mezcla de un antitusivo con Sprite y caramelos.

La Codeína es un tradicional medicamento para la tos que desde hace décadas han venido prescribiendo los pediatras y médicos clínicos para tratar fuertes cuadros de tos convulsa, ya que es un excelente expectorante y antituísgeno.

Se trata de un “opioide, de la familia de la morfina con efecto antitusivo a nivel central”, destaca José Paisani, pediatra cordobés. “Antes era de venta libre y ya hace muchos años que se restringió al uso casi exclusivo de la tos convulsa. Es un muy buen antitusivo, pero se la empezó a usar para drogarse y por eso se la retiró de la venta libre”, señaló ante la consulta de ENREDACCIÓN.

El uso de jarabe, cuando se lo toma en dosis debidamente prescritas, es bastante seguro; pero la cantidad de codeína que algunas personas ingieren con el jarabe es enorme, logrando efectos similares a los de la heroína. Cuando se consume en grandes cantidades, los ingredientes activos de jarabe para la tos interactúan entre sí para producir un efecto de aturdimiento y somnolencia.

APRENDER A PREPARAR EL BREBAJE

En Internet es muy fácil encontrar videos tutoriales sobre cómo preparar “lean”, nombre con el que es mayoritariamente conocida la mezcla, y palabra presente con cada vez mayor frecuencia en las letras de las canciones de rap y de trap latino, reproducida por cantantes del género como Bad Bunny, hoy también muy en boga entre los chicos cordobeses.

 EVOLUCIÓN Búsquedas en la web sobre Codeína

“Cómo preparar lean”, “codeína argentina”, “codelasa”, son cadenas de búsquedas que se vienen ingresando en Google, y que desde el lanzamiento del hit musical, no paran de incrementar sus estadísticas.

La herramienta Google Trends, que marca las tendencias de búsquedas en un determinado país, señala que a partir de agosto, las búsquedas de la palabra “codeína” comenzaron a crecer de manera notoria. Lo que era una gráfica normal y estable hasta la primera semana de agosto, comenzó a dispararse en la segunda, cuando se lanzó la canción que hoy escuchan los chicos. Esa subida parece luego estabilizarse y cae hacia finales de septiembre. Pero en octubre vuelve la “fiebre” por la codeína en Google, ya relacionada con búsquedas como “codeína + Argentina”, “Codelasa”, “conseguir codeína”, y otras relacionadas. Esto grafica que después del inicial boom de la canción, el siguiente boom fue el interés por probar eso que la polémica canción proclama.

EVOLUCIÓN Búsquedas en la web Codeína Argentina

A su vez, el video oficial de la canción es otro verdadero boom, sumando 17,9 millones de reproducciones y acumulando casi 6 mil comentarios, muchos de los cuales son verdaderos foros sobre cómo preparar el famoso trago.

PUSO SPRITE EN UN VASO CON JARABE PA’LA TOS

“Como medicamento narcótico, la codeína puede generar adicción”, responde Isabel Tenllado, directora de Capacitación y Responsabilidad Social del Colegio de Farmacéuticos de Córdoba, señalando que se trata de un medicamento que se utiliza “bajo estricta vigilancia médica”.

Sufrí ataque de nervios antes de subirme al show,
hasta que un día un amigo me llevó con un doctor
Puso Sprite en un vaso con jarabe pa’ la tos,
y le puso cinco hielos como suelo hacer el ron, yeah.

Al principio era ligero y me descontracturó,
un par de minutos tarde no importaba ni el reloj
Sonaba puro trapo, yo estaba enrolando el blunt,
no se como explicarlo pero me sentía mejor

Por allá escuché el llamado, baby ahora toco yo,
me acuerdo ‘e verla bailando casi hasta perder el control
Solo sé que nos escapamos en un auto haciendo el amor,
del resto no me acuerdo, es que esa dosis me mató!”

Al igual que la mayoría de los medicamentos, también la codeína tiene efectos adversos, que se multiplican cuando es consumida en combinación con alcohol. “Tanto la codeína como el alcohol son drogas depresoras del sistema nervioso central y se potencian, con lo cual se incrementan los efectos secundarios e incluso pueden llevar a la muerte, por una depresión severa cardio-respiratoria”, advierte.

El consumo “no terapéutico” o “recreacional”, como se le dice cuando se utiliza éste u otros fármacos como drogas, “ha causado a nivel mundial miles de muertes, muchas de ellas consecuencia de que se impone como una moda entre los jóvenes, muchos de ellos vinculados al rap o al trap latino”.

La preparación del Lean es sencilla. Lo que no es fácil, al menos en Córdoba, es conseguir el jarabe con codeína.

La propia Tenllado señala que las personas que consumen “lean” o purple drink de manera crónica, son por lo general “jóvenes que se hallan desmotivados. Se los ve en un estado de somnolencia contínua, tienen bastante sueño y cansancio”. Esta condición por lo general “les impide cumplir con sus tareas habituales, tanto en el estudio o en el trabajo, y puede generarles ataques de pánico y cambios de humor”, agrega.

TRES L DE SPRITE DOS L DE LEAN

En una parte del rap, otro de los cantantes, de nombre Klave, canta la fórmula para preparar el brebaje, combinando Sprite con el jarabe.

Tres L de Sprite dos L de lean,
mis niggas van high,
morados like me”

De hecho, la preparación es motivo de diversos videos tutoriales en YouToube, para que no queden dudas sobre cómo obtener un vaso de Lean listo para beber. Otro youtuber va más allá, prepara en vivo el trago, lo ingiere por completo y luego cuenta su experiencia y su sentir bajo los efectos del purple drink.

Claro que para lograr esta preparación en Argentina será necesario contar con una botellita de Codelasa, el famoso medicamento para la tos que contiene codeína. Y existe ése solo, fabricado y comercializado por Andrómaco.

Codelasa, elaborada por Laboratorios Andrómacos, es el nombre comercial con el que se distribuye en Argentina desde hace décadas.

Por tratarse de un producto que potencialmente puede ser utilizado como estupefaciente, tanto su adquisición como su venta están alcanzadas por la Ley Nacional de Estupefacientes 17818. “Dependiendo de la concentración estará dentro de un listado de lista 2 o lista 3”, apunta Tenllado, explicando que en ello radica la diferencia que determina si el paciente “puede comprarla con una receta común con prescripción médica de un profesional matriculado habilitado, o bien que lo tenga que hacer a través de los vales oficiales que tienen siempre mayores restricciones para la dispensa en farmacias”.

¿Qué significa esto? Que no es algo sencillo comprar el jarabe, por más que se paguen los $223 del precio de lista.

Quizás en ello radique el hecho de que pese a que se ha incrementado el interés, las consultas, las búsquedas en la web y de algún modo se ha acrecentado el mito en torno a esta droga de los raperos, por el momento no se ha verificado en las farmacias un incremento en la venta de Codelasa. El dato surge del propio Colegio de Farmacéuticos, entidad que ante el pedido de ENREDACCIÓN, formuló las averiguaciones ante las principales droguerías de Córdoba. “Hemos consultado a los directores técnicos de las droguerías y nos han dicho que hasta el momento la venta es normal, sin que se haya evidenciado por ahora un incremento en el consumo”, dijo Tenllado.

Pese a ello, la profesional no le quita la importancia que el caso merece. “Sabemos que es una moda, y como toda moda que llega a los jóvenes, en algún momento va a imponerse y por tanto tenemos que tener una postura muy clara en relación a eso”, señaló.

Isabel Tenllado, directora de Capacitación y Responsbilidad Social del Colegio de Farmacéuticos de Córdoba.

En ese sentido, la institución colegiada asegura ver “con preocupación el uso indebido que se pueda hacer de esta droga”, y es clara al señalar su posición con respecto a la venta irregular de la codeína: “Aquella farmacia que dispense fuera de las condiciones señaladas, lo hace de manera ilegal y debe asumir las consecuencias”. Y en ese sentido, consideró prioritario que la ANMAT (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica) “revea esta situación para hacer más restrictiva su prescripción para que se exija la presentación de un vale oficial”.

“Sabemos que es una moda, y como toda moda que llega a los jóvenes, en algún momento va a imponerse y por tanto tenemos que tener una postura muy clara en relación a eso”, señaló Isabel Tenllado, del Colegio de Farmacéuticos.

Por de pronto, la codeína sigue ahí, en nuestras farmacias y como desde hace mucho tiempo. Pero en agosto, y a bordo de un hit musical, el brebaje estupefaciente que se puede preparar con ella se instaló de lleno en el imaginario de muchos chicos.

La reglamentación vigente no debería permitir su acceso para fines que no sean terapéuticos. Pero el riesgo está, y como concluye Tenllado, “es bueno que abramos los ojos a una realidad que en muchos países ya se convirtió en un grave problema”.

Sumate al equipo y ayudanos a contar más historias.

adolfo.ruiz@enredaccion.com.ar

@adolruiz

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com