Ahora Leyendo
Inclusión, respeto y diversidad

Inclusión, respeto y diversidad

La inclusión es la manera en que se le da respuesta a la diversidad. Esto se logra a través del respeto y la educación. Es un camino lleno de barreras que se sortean de acuerdo a la capacidad de cada uno y de las personas que lo rodean.

Enredacción-Te contamos

La principal barrera para lograrlo, es la mente humana. No sólo la mente de la persona que se siente excluida, si no la mente de todos aquellos que piensan en agregar espacios para la inclusión. La diversidad no necesita más espacios, sino menos barreras.

Cuando hablamos de inclusión en lo que a discapacidad respecta, el uso correcto de la accesibilidad es una forma de eliminar barreras. Cuando se está en un entorno accesible y se tiene la libertad de elegir el lugar en donde se quiere estar, la inclusión pasa a otro plano. El plano de la aceptación personal es al que se llega después de eliminar las barreras, ya sean físicas o mentales.

El símbolo internacional de la discapacidad.

¿No puedo porque me cuesta más? Entonces sí, puedo. Pero con un poco más de esfuerzo.

¿No puedo porque no me animo? Entonces sí, puedo. Pero me tengo que esforzar más por quitarme los miedos.

¿No puedo porque no quiero? Entonces con decir no quiero es suficiente razón como para no hacerlo.

¿No puedo porque por equis razón es inalcanzable para mí? Entonces necesito la ayuda de alguien más. Y es ahí, cuando entra el tema de la inclusión. Si uno está incluido en la sociedad donde vive, siempre encontrará a alguien dispuesto a darle una mano con aquello que no puede lograr por sí solo. Siempre que lo pida amable y cordialmente será mejor.

Ahora bien, ¿qué pasa cuando uno no está incluido en la sociedad? Si uno no quiere estar incluido, allá él, tendrá sus razones.

Pero cuando uno se siente excluido, cuando uno siente que no lo llaman, cuando uno siente que se “cortan solos”, o cuando uno siente que no nos invitan. Es ahí cuando uno debe reaccionar, porque empezar a sentir cambios ya sea por dentro de uno o por fuera es la primera señal para hacerlo. Siempre recordando que es mejor tener un buen amigo que 10 falsos. Si uno se siente solo, qué mejor que hablar con alguien para no sentirse solo. Invitar a gente a la casa de uno o simplemente salir y, con una sonrisa en la cara, saludar a todo aquel que pase.

Pero cuando uno se siente discriminado por cuestiones de accesibilidad o porque no aceptan perros en el colectivo o porque no toman personas LGBT+ (por mencionar algunos casos en los que las personas nos pudimos haber sentido discriminadas, aunque sabemos que existen muchos más) debe ser lo más parecido a la prisión domiciliaria que existe, lo digo sin conocer cómo es la prisión domiciliaria.

Estar incluido en la sociedad no significa tener muchos amigos, ser un ser sociable, o que todos te acepten tal cual sos. No, porque no todo el mundo se acepta a sí mismo, y no se puede pretender que alguien acepte a las demás personas sin antes aceptarse a sí mismo. Estar incluido en la sociedad significa que te respeten tal cual sos, lo hacemos entre todos, no se puede exigir respeto si no se ejerce el respeto. No podemos gozar de ningún derecho si no existe la integración física en el ámbito que cada uno elija para desenvolverse. Por eso es importante la accesibilidad, la no discriminación y por sobre todas las cosas el hecho de no sentirse más que nadie por ser igual a todos.

Es algo que nace de uno, no puede nacer de la persona que nos ve excluidos. Las personas con discapacidad mental también piden vivir en sociedad. Pero no buscan la integración en su grupo de personas con discapacidad. Lo que ellos buscan es la inclusión en la sociedad. Y esto se logra poniendo en práctica todo lo anteriormente dicho. Recordando que para conseguir lo que no está al alcance de uno hace falta la ayuda de alguien más.

Ver también

Para estar incluidos hace falta hacernos visibles, todos los que exigimos esa inclusión, no como grupo, si no como individuos conscientes de que la sociedad no se segrega ni se divide, es una sola. Que no sea un tema que dependa del otro si está en mis capacidades la comunicación. Recordar que para que una comunicación exista tiene que haber dos o más personas.

Lograr la integración física es solucionar los temas de accesibilidad que nos comprometen a todos.

Lograr la inclusión es aceptar que somos seres diversos y que nadie puede ni debe pensar como uno.

Tenemos todo lo necesario como sociedad y como individuos para que nadie más se sienta excluido en ningún ámbito o etapa de su vida. Para lograr esto, debe suceder con la vida de cada individuo lo mismo que pasó con estas letras para que formen este texto. Depende de cada uno de nosotros cómo ordenemos nuestra vida para hacerla lucir inclusiva, respetuosa y diversa. ¡A lograrlo!

Scroll To Top

Suscribite a nuestros newsletters

Recibí todos los días nuestras mejores noticias, análisis, historias e imágenes.

Ingresá al Formulario de suscripción