Tenía 17 años y llegó con un disparo en la espalda al hospital Infantil, donde murió. Los vecinos dicen que los uniformados dispararon sin piedad. La policía sostiene que hubo un enfrentamiento.

El padre de Ezequiel. (Imagen de TV / Canal 10).

Un joven de 17 años fue asesinado ayer por un efectivo de la Policía de Córdoba, en pleno barrio Marqués Anexo. El fiscal Iván Rodríguez investiga si hubo un enfrentamiento, como sostiene la versión policial, o si, por el contrario, Walter Ezequiel Varela fue acribillado sin reparos, como denuncian los vecinos.

Por el momento, el cabo Carlos Jaime, de 26 años, quedó imputado por el delito de “homicidio agravado por el uso de arma de fuego”. “La hipótesis principal que manejamos es que hubo un intercambio de disparos entre el efectivo y la víctima”, dijo el fiscal. El jefe del móvil en el que se conducía es un oficial ayudante de apellido Agüero, que no fue imputado de ningún cargo.

Según contó a este medio Viviana Dotti, directora del Hospital Infantil, el chico fue llevado por su familia con “una herida en el hemitórax izquierdo”. Es decir, en la espalda. Los vecinos, algunos testigos directos que hablaron con la prensa, cuentan que los uniformados abrieron fuego sobre el cuerpo del joven: niegan la versión del enfrentamiento.

“El chico venía caminando, y cuando cruza el móvil y lo ven sospechoso, no sé de qué, y resulta que le tiran tres tiros. Yo lo vi desde mi ventana”, dijo una mujer en diálogo con Canal 10. “¿Hasta cuándo vamos a estar así? No podemos salir a la calle porque la Policía nos ve y empieza a los tiros”, se indignó la mujer, y aseguró que el patrullero que participó tiene el número 7242.

Imagen ilustrativa. (Web).

Según la versión oficial de la Policía, Varela asaltó a una mujer en la vía pública, le arrebató la cartera, la golpeó con un culatazo y salió corriendo. Ante la voz de alto, aseguran desde la fuerza, el muchacho disparó, por lo que los agentes también abrieron fuego y lo mataron. “Del lugar hemos secuestrado armas de fuego que serán peritadas”, dijo el fiscal. “Lo que no tengo establecido es que este chico haya participado en un hecho previo, como el asalto que mencionan”, agregó.

Varela cayó herido a pocos metros de la puerta de su casa, en la intersección de los Pasajes De la Recova y El acueducto, en una zona conocida como El Pueblito, que integra la barriada de Marqués Anexo.

“No había robado. El es el único hijo varón, tiene una hermana”, contó una vecina. “Y esa mañana lo habían corrido de la casa. Por eso andaba merodeando, vuelteando por acá”, agregó en diálogo con ENREDACIÓN. Walter no iba a la escuela. En 2014 se había anotado en el IPEM 338 Salvador Mazza, pero ese mismo año abandonó. No registra antecedentes penales.

De acuerdo con la fuente, luego de dispararle, el móvil atropelló al joven. “Lo chocaron y se fueron porque los vecinos ya salían furiosos. Qué necesidad había de hacer eso, no somos perros”, dijo la vecina. El fiscal de la causa dijo que no investiga si fue o no atropellado aunque, sostuvo, aún la causa está en etapa inicial.

Sumate al equipo y ayúdanos a contar lo que el poder no quiere.

waldo.cebrero@enredacción.com.ar

@Cebrerowaldo

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com