El cordobés es el líder de Juventus que derrotó 2 a 1 al Mónaco y clasificó para la final de la Champions League, que se disputará en Cardiff. Hoy se sabrá si su rival es el Real o el Atlético de Madrid. En el partido de ida, los blancos ganaron 3 a 0 y son candidatos. Transmite ESPN.

Paulo Dybala festeja. Va en busca de la gloria de la Champions.
Municipalidad de Río Cuarto 3
La Galatea

Todos los medios europeos hablan de Dybala. El cordobés es el jugador diferente de un equipo que hace del cerrojo defensivo y la practicidad un arte. Juventus llegó con él a una nueva final -es la sexta desde mediados de la década del ’90- de un torneo esquivo -en las últimas cinco se quedó con las ganas- y los italianos sueñan que esta será la vencida. Ayer, mientras estuvo en la cancha, Dybala le dio frescura y juego a los italianos, cuando el DT lo sacó en el segundo tiempo, un desesperanzado Mónaco subió hasta el campo contrario, pero sin la llave para abrir la puerta del arco de Gianluca Buffon.

Paulo Dybala cuando terminó el encuentro hizo declaraciones y pidió prudencia: “Estamos bien, el equipo está sólido y con confianza. Estamos luchando por los tres trofeos. La final será complicada porque es a un partido y cualquiera de los dos será un gran rival. No hay que subestimar al Atlético de Madrid, hemos visto lo que pasó este año con FC Barcelona y PSG, que en pocos minutos hizo tres goles. El Atlético tiene las armas para hacer gol. Higuaín estuvo bien, con la mente fría, trató de buscarlo Glik”.

“Estamos viviendo un sueño hecho realidad. Es un sueño llegar a Cardiff (sede de la final), por todo lo que luchamos y el sacrificio que hicimos durante el año. Pero no nos tenemos que quedarnos con esto, porque ahora queremos ganar, tenemos que hacer lo que venimos haciendo y ojalá se pueda”, dijo Dybala en declaraciones a Fox Sports. “La verdad, ganar la Champions sería algo para lo que no encuentro explicación, no tengo palabras, ni me imagino si llegamos a ganar”, aseguró.

Nunca es show defenderse, quizá por eso suben las acciones de Dybala y el brasileño Dani Alves. Juventus es un equipo fuerte, táctico, atlético, defensivo y con una velocidad de rayo para alcanzar el arco contrario de contra. Con Dybala, también genera juego a partir de la posesión del balón. Sin él, no tanto. Con esos argumentos, la Juve ya espera en Cardiff al Real o al Atlético de Simeone. Lo hace con un equipo que da miedo, que superó con claridad al Mónaco hasta convertirlo en un juguete de segunda o tercera mano. Para el ganador, marcaron Mandzukic y Alves, pero pudieron ser muchos más en el primer tiempo donde desplegó su arsenal. Mbappé descontó para los visitantes.

El diario Marca de España afirma que Dybala “es de esos que se mueven en una baldosa, jugador de calle, que frena donde otros aceleran y acelera en la zona que otros frenan. La etiqueta de Dybala luce tanto o más que el mono de Mandzukic, al que acompaña el casco y la espátula. Un goleador reconvertido, un luchador al servicio del equipo”. Y señala sobre el resto: “Sin casco pero con un armazón impecable impone la BBC en defensa. Tres gladiadores, de los que se revuelcan en la arena. Bonucci, Barzagli y Chiellini. Y por detrás Buffon, emperador, con una toga de la que presume a sus 39 años”.

Sin Dybala es otra cosa. Y es cierto. Cuando el DT Allegri lo sacó en el segundo tiempo, se acabó la fiesta, y Juventus se reconvirtió en un equipo utilitario, común, sin brillo. El Mónaco ganó terreno y encontró un motivo para levantarse. Mbappé, que también dejó su sello en Turín, recortó distancias y permitió a los suyos darse el lujo de creer en algo más que no salir vapuleados de su visita a Italia. “Nosotros nos dosificamos un poco, porque vimos que la eliminatoria ya estaba cerrada”, explicó Dybala.

Un viejo héroe del catenaccio, como Claudio Gentile, animó públicamente a los jugadores y pidieron perderle la vergüenza a defender en masa, porque esa es la fórmula que produce resultados en la casa.

“La Champions se juega para ganarla, no para participar”, dijo el técnico, Massimiliano Allegri. “En la final necesitaremos tres cosas: defensa, técnica y un poquito de buena suerte”. Lo dicho, la inspiración viene de Sudamérica y depende de un brasileño que ganó todo como Dani Alvez, y un cordobés que mira por primera vez de cerca el trono de Europa: Paulo Dybala.

LOS GOLES DE LA JUVE

EL FESTEJO

Vamos!!! #roadtocardiff #ucl #championsleague @bonuccileo19

A post shared by Paulo Dybala (@paulodybala) on

HOY SALE EL RIVAL

Atlético de Madrid – Real Madrid. Estadio Vicente Calderón. Hoy miércoles 10. Desde las 15.45. Transmite ESPN.

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com