Lo contó Silvia Núñez, la cuñada del muchacho que murió de un disparo en la cabeza en barrio Obispo Angelelli II.

Marcos Jesús Soria, el hombre de 32 años que murió luego de recibir un disparo policial. (Foto Gentileza).

Silvia Núñez brinda un relato crudo, que se contrapone a la versión policial sobre el homicidio de su cuñado Marcos Soria (32), el sábado pasado, a las 6.48 de la mañana. Dice que Marcos no participó de ningún robo, que volvía solo de una fiesta en la casa de un primo, y que los dos policías del patrullero, que en el barrio los llaman “Chinito” y “Cara de bebé” lo golpearon y finalmente, cuando intentó escapar, dispararon dos tiros: uno al aire y otro a la cabeza del muchacho. También afirma que Raúl Ocampo (45), el hombre que fue detenido y acusado de “robo calificado”, no se conocía con su cuñado. A continuación los tramos más relevantes de la entrevista telefónica con Núñez.

Ver MÁS ARTÍCULOS DE ADOLFO RUIZ.

VER El homicidio de Marcos Soria: el Tribunal de Conducta de la Policía investiga el caso.

¿Qué sucedió? ¿Qué pudieron reconstruir de lo que le pasó a Marcos?

No encaja nada de lo que dice la Policía. Mi cuñado venía de una fiesta a dormir por un costado del barrio, por la que llaman la plaza del cura Vasco. Venía solo. Parece que un rato antes habían hecho un asalto en la parada de colectivo, que está en la entrada del barrio, en otro lugar distinto por el que venía él.

¿Dónde había estado?

En la casa de un primo que se llama Marcos. Había estado en una fiesta ahí. Se venía dormir y pasa el patrullero y le dieron la voz de alto. Se dio cuenta que era el Policía que siempre lo maltrataba y no quiso parar. Habrá dicho no me va a cagar a palos de nuevo, porque siempre le estaban pegando y se ve que corrió. Lo corrieron hasta que lo agarraron y le dieron una paliza. Mi cuñado está golpeado por todos lados. Después lo suben al patrullero, lo llevan al otro costado del barrio, lo bajan y le pegan otra vez. Entonces intenta huir corriendo. Tiran un tiro al aire y él se para y levanta las dos manos, como diciendo me quedo quieto, y el otro policía lo quema. Le da un tiro en la cabeza.

¿Le tiran desde atrás, por la espalda?

Los tiros son por la espalda.

¿Estaba armado?

No, no tenía nada. Dicen que venía con un compañero, pero él venía solo, solo.El otro hombre venía bajando de un barrio que le dicen La Toma y lo agarraron de “pescado”. No se conocían entre ellos.

No se conocían…

No, nunca tuvieron contacto.

¿Cómo pudo saber todos estos datos?

Por los vecinos. Había muchas fiestas. Lo vieron muchas personas e incluso habrían grabado un video, pero la policía los obligó a borrarlo. Están apretando, ningún vecino quiere hablar nada. Paran el móvil adelante de la casa del testigo.

¿Vieron el cuerpo de Marcos? ¿Tenía golpes?

Tenía golpeada la cara, las manos, la cintura, los pies, lastimados los costados de la cara, la nariz como quebrada, los dos ojos morados.

¿Tenía problemas con los policías del barrio?

El tenía antecedentes, por ahí se tomaba un vino, pero eso. Los policías lo veían en la calle y lo agarraban. Pero no es sólo con él, es con muchos. Si no era para él (esa bala), era para otro.

¿Los conocen a los policías que participaron de este hecho?

Sí, no sabemos sus nombres, pero los chicos acá los llaman, al petisito, morochito, “el Chinito”; y al grandote, al gringo, “cara de bebé”.

¿Esos dos policías son lo que participaron?

Sí.

adolfo.ruiz@enredaccion.com.ar

@adolruiz

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com

Sumate a un equipo que hace PERIODISMO COMPROMETIDO. Te invitamos a APOYAR a ENREDACCIÓN con una SUSCRIPCIÓN MENSUAL. La SUSCRIPCIÓN te permite participar de los premios y beneficios de EL CLUB DE LA NOTICIA. Más información en Suscripción Digital.