El presidente intenta acordar las medidas de ajuste que necesita para cumplir el acuerdo con el FMI. Negocia con el peronismo dialoguista y con Sergio Massa.

El ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.
Municipalidad de Río Cuarto-Parque Sarmiento

Con la selección de regreso, sin pena ni gloria, del Mundial de Rusia 2018, el presidente Mauricio Macri intenta avanzar en un acuerdo con el peronismo dialoguista y el Frente Renovador de Sergio Massa, que le de sustento político y medidas reales al plan de ajuste del gasto público. Sin ello, el acuerdo con el FMI saltará por los aires. El ajuste necesario es de una enorme magnitud y encima, nadie sabe si será suficiente. El gobierno debe reducir el déficit primario para liberar dólares que le permitan pagar deuda externa. Debe pasar del 2,1% de 2018 a 1,3% en 2019 y a cero, en 2020.

En números, en 2019 son 200 mil millones de pesos, el equivalente a 537.634 VW Gol Trend al precio de 372.000 pesos por unidad; o 266.666 viviendas de 50m2, a un valor de 750.000 por cada una de ellas. Por donde se lo mire, es un problema político, ya que sin consenso institucional básico, el ajuste es imposible. La sustentabilidad de un programa se mide por el apoyo político-institucional y social que consiga.

Sin embargo, no se conoce aún el acuerdo completo firmado con el FMI y del que ya se recibió el primer desembolso de 15.000 millones de dólares.

El llamado peronismo dialoguista es una confluencia de sectores que van del PJ clásico -como Carlos Verna, La Pampa; o Sergio Casas, La Rioja- a un ala neoliberal que entre otros incluye al gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti y al salteño, Juan Manuel Urtubey. El sector que se ha expresado más favorable al diálogo con el gobierno, es el lado neoliberal, que integran además el chaqueño Domingo Peppo, el entrerriano, Gustavo Bordet, y el misionero, Hugo Passalacqua.

Justamente el gobernador cordobés dijo el viernes “es un momento delicado de la Argentina en donde tenemos que ser más prudentes que nunca porque la Argentina lo que necesita es confiar, todos nosotros tenemos que tener más confianza. Vamos a seguir colaborando, vamos a ayudar al gobierno para reducir el déficit fiscal”.

Agregó además que “el país necesita alcanzar la meta del equilibrio fiscal en 2020 y para superar esta turbulencia es necesario que Argentina garantice el equilibrio fiscal”.

El gobierno debe reducir el déficit primario para liberar dólares que le permitan pagar deuda externa. Debe pasar del 2,1% de 2018 a 1,3% en 2019 y a cero, en 2020. En números, en 2019 son 200 mil millones de pesos, el equivalente a 537.634 VW Gol Trend al precio de 372.000 pesos por unidad; o 266.666 viviendas de 50m2, a un valor de 750.000 por cada una de ellas. Por donde se lo mire, es un problema político.

“Hay consenso entre todas las fuerzas políticas para que alcancemos el equilibrio fiscal, cumpliendo con la reducción del déficit fiscal y llegando al 1,3% el año que viene, y alcanzando el equilibrio fiscal en el 2020”.

Otro mensaje en dirección al acuerdo lo dio el senador nacional y presidente del bloque Argentina Federal, Miguel Ángel Pichetto: “Vamos a trabajar con responsabilidad y esto requiere de un proceso de acuerdo federal”.

De Sergio Massa no se ha escuchado aún su voz.

LAS MEDIDAS QUE SE DISCUTEN

La informal mesa de discusión está compuesta por el lado del gobierno, por el Jefe de Gabinete, Marcos Peña; el ministro del Interior Rogelio Frigerio, y el de Hacienda, Nicolás Dujovne. Mientras que los peronistas en contacto son Pichetto, Schiaretti, Juan Urtubey y Sergio Massa. El problema principal, es que hasta ahora, el gobierno no ha explicitado el plan de ajuste que intenta llevar a cabo y los jefes provinciales no están dispuestos a firmar un cheque en blanco. En ese sentido, esta semana comenzarán contactos técnicos entre los ministros de Economía de los gobiernos provinciales para acordar puntos de negociación posibles de manera conjunta.

El gobernador salteño, Juan Manuel Urtubey y el cordobés, Juan Schiaretti. Foto: Prensa Gobierno de Córdoba.

Según distintos medios y dos fuentes oficiales que hablaron con este medio, las medidas que están sobre la mesa son las siguientes:

-Frenar la baja de las retenciones y otros tributos.

-Revisar el acuerdo fiscal firmado el año pasado por la administración nacional y 22 provincias, para que los estados provinciales recuperen capacidad de recaudación.

-Acordar con los gobernadores para diseñar el ajuste que permita llevar el déficit primario al 1,3 por ciento del PBI. El peronismo ha respondido sobre este punto, que primero el Ejecutivo debe preparar el Presupuesto, y luego discutirlo en el Congreso.

-Trasladar ese acuerdo al Presupuesto y lograr su sanción en ambas cámaras del Congreso.

-Reducir a una mínima expresión la obra pública y apostar al Programa de Participación Público-Privada.

-Acotar casi a cero, las transferencias directas del gobierno nacional a las provincias, que sirvieron hasta el momento para negociar apoyos legislativos y salvar “rojos” provinciales por vía indirecta.

-Achicar en un 10% el total de pensiones por invalidez.

-Limitar los beneficios sociales a las provincias patagónicas (zona desfavorable para jubilaciones y subsidios, entre otras). En total, este rubro implica una inversión de 140 mil millones de pesos anuales.

-Limitar los subsidios al transporte, el agua y la energía en Ciudad de Buenos Aires y la provincia de Buenos Aires. Este item tiene un valor de 60 mil millones de pesos.

SCHIARETTI

El mandatario de nuestra provincia ya señaló que el gobierno nacional puede reducir rápidamente su déficit primario (Ingresos menos Gastos antes de pagar acreencias financieras) traspasando Agua y Saneamiento S.A y las concesiones de Edesur y Edenor a la CABA y provincia de Buenos Aires, lo mismos que los subsidios al transporte. Según las cuentas de Schiaretti, el total del paquete permitiría reducir 140 mil millones de pesos las erogaciones de la gestión nacional. El problema central es que implica una confrontación con la provincia de Buenos Aires, algo a lo que el presidente Macri no parece dispuesto, dado que es una de las provincias clave del poder político.

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com

Te invitamos a SUSCRIBIRTE a ENREDACCIÓN. La producción de noticias, análisis, opinión, e investigación periodística requiere de periodistas y profesionales en distintas especialidades, cuya tarea es remunerada. El monto mensual de la SUSCRIPCIÓN es de 63 pesos mensuales y se solicita a partir del décimo artículo (los primeros nueve se pueden leer y utilizar libremente). Confiamos en la alianza con nuestros lectores y usuarios para continuar haciendo un periodismo comprometido y cordobés. Más información en Suscripción Digital.

Telecom