La jueza federal Martina Isabel Forns, los vecinos que presentaron un amparo ambiental, personal del Ministerio de Transporte y de la ANAC (Administración Nacional de Aviación Civil) realizarán una inspección ocular en el aeropuerto de El Palomar, que es el lugar donde aterrizarían las empresas low cost en Buenos Aires.

Municipalidad de Río Cuarto-Parque Sarmiento

El Ministerio de Transporte de la Nación ya adelantó que desde el 20 de febrero llegarán los vuelos de las aerolíneas low cost a El Palomar, entre ellas las que salen de Córdoba, como Fly Bondi. Sin embargo la última palabra la tendrá la Justicia Federal, que ordenó una inspección ocular del lugar para luego definir sobre el amparo ambiental que presentaron vecinos de los municipios de Morón, Hurlingham y Tres de Febrero, sobre los que pasarán los aviones.

En la Báse Aérea continúan con los trabajos contrarreloj para habilitar una terminal provisoria de Aeropuertos Argentina 2000, con  el objetivo de que empiecen a operar los aviones de Fly Bondi, y luego los de Norwegian.

Además, FlyBondi que había anunciado que iniciará sus operaciones en el mes de enero de 2018, pero todavía no obtuvo todas las autorizaciones de la ANAC (Administración Nacional de Aviación Civil) para hacerlo. En total, la empresa tiene aprobadas 43 rutas de cabotaje y 42 regionales.

La jueza dispuso “un reconocimiento judicial en la I Base Aérea de El Palomar o Aeropuerto de El Palomar para constatar la obra o actividad que se está realizando en dicho aeropuerto”.

El trámite se realizará el lunes a las 11 de la mañana en la entrada de la Base Aérea, donde los vecinos preparan una marcha.

Forns es la jueza que en el invierno de 2016 hizo lugar a un amparo contra el tarifazo de la energía eléctrica, dictado por el ministro de Energía, Juan José Aranguren, hasta tanto no se realizara una audiencia pública.

Mientras tanto, el Ministerio de Transporte anunció que AA2000 invertirá $1600 millones en tres etapas en el Aeropuerto. La primera es de refacción de las instalaciones existentes y desde julio prevén el uso de dos hangares militares por una inversión de $500 millones, donde agregarían comercios. La parte más grande del desembolso llegaría con $1000 millones para hacer una terminal completamente nueva junto al arroyo Morón, con una bajada de la Autopista del Oeste y estacionamiento.

También manifestó su desacuerdo la Fuerza Aérea Argentina, pero el gobierno desoyó el reclamo de los aviadores. En una nota oficial que dirigieron al ministro de Defensa, Oscar Aguad, el Jefe del Estado Mayor de la Fuerza Aérea, Brigadier General Enrique Amrein enumeró varios argumentos por los que se opone la Fuerza Aérea a que la Base Aérea de El Palomar sea compartida por los militares y las empresas low cost.

Entre otras objeciones, señalaron que “no se trata de un aeropuerto sino que es un aeródromo público dentro de los predios de la I Brigada Aérea, Unidad Militar de la Fuerza Aérea Argentina, dependiendo de la jurisdicción del Ministerio de Defensa”.

Por último indicaron que “la afectación permanente de dichas instalaciones militares repercutirá seriamente en la disminución de capacidades logísticas de la FAA en su conjunto y en el resto del Instrumento Militar Nacional”. remarca el Jefe del Estado Mayor de la Fuerza Aérea.

Sumate al equipo y ayudanos a contar más historias.

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com