Un nuevo estudio científico indica que creció la población de yaguaretés en Argentina. Investigadores del CONICET, junto a equipos de Brasil, anunciaron que hay unos 90 ejemplares en el Corredor Verde del Bosque Atlántico. El Yaguareté está en riesgo de extinción.

Municipalidad de Río Cuarto 3
La Galatea

 

Los resultados de nuevos relevamientos científicos realizados en la provincia de Misiones y áreas vecinas de Brasil revelan un importante aumento en la población de yaguaretés. Los estudios, desarrollados por investigadores del CONICET en conjunto con equipos de Brasil, estiman que hay alrededor de 90 ejemplares viviendo en la selva, el triple de los que había en 2005.

El anuncio de los nuevos indicadores se realizó en el Parque Nacional Iguazú y el encargado de la presentación técnica de los resultados del monitoreo fue el investigador asistente del CONICET en el Instituto de Biología Subtropical (IBS, CONICET, Universidad Nacional de Misiones), Agustin Paviolo. Del acto también participó el gobernador de la provincia de Misiones, Hugo Passalacqua, además de otros funcionarios y representantes de instituciones que integran la Subcomisión para la Conservación del Yaguareté.

“Estamos muy contentos de poder dar estas buenas noticias. Terminamos este estudio hace pocas semanas y pudimos verificar que en los últimos años hubo un aumento paulatino de la población”, dijo Paviolo, quien también es referente del Proyecto Yaguareté, una organización que trabaja desde hace 15 años para la conservación de la especie. Durante su presentación, realizó un repaso de los distintos relevamientos de ejemplares en el Corredor Verde del Bosque Atlántico, una zona que se extiende por casi un millón de hectáreas y abarca a la provincia de Misiones, el este de Paraguay y zonas de Brasil.

De acuerdo a los primeros estudios del año 2005, en la región había entre 30 y 54 yaguaretés. Los monitoreos fueron repitiéndose en los años siguientes y los últimos datos disponibles correspondían a 2014, cuando se estimó un rango de 51 a 84 individuos. Estos indicadores fueron utilizados para el desarrollo de distintas investigaciones del IBS, que analizaron el estado del hábitat y propusieron la conectividad de aréas de conservación.

El nuevo estudio, efectuado durante 2016, que se combinó con modelos matemáticos para obtener la estimación poblacional, pudo calcular que actualmente hay entre 71 y 107 individuos en la región analizada.

“Si comparamos estas nuevas cifras con las de 2005, se trata de un crecimiento muy grande. Las perspectivas de supervivencia para la especie eran muy bajas, pero logamos revertir esa tendencia gracias a numerosos esfuerzos”, destacó el biólogo del IBS. También resaltó que el estudio incluyó cerca de 400 mil hectáreas de análisis, lo que lo convierte en una de las investigaciones más importantes sobre poblaciones de felinos del mundo.

Cabe señalar que el monitoreo fue llevado adelante por los científicos del IBS, en colaboración con científicos del Projeto Carnivoros del Parque Nacional do Iguaçu. Los estudios de este grupo han sido claves para el desarrollo del plan de conservación que es implementado por la Subcomisión Selva Paranaense Para la Conservación del Yaguareté, que también está integrada por el Centro de Investigaciones del Bosque Atlántico (CeIBA), Proyecto Yaguareté, la Fundación Vida Silvestre Argentina, el Ministerio de Ecología y Recursos Naturales Renovables de Misiones, la Administración de Parques Nacionales y la Fundación de Historia Natural Félix de Azara.

Los nuevos resultados, destacaron los científicos, corroboran que el proceso de implementación es exitoso y que la especie va mejorando sus perspectivas de conservación.

El plan de acción que continuarán ejecutando los distintos organismos, adelantó Paviolo, tiene el objetivo de alcanzar una población de 250 individuos, a fin de garantizar la preservación de la especie y el funcionamiento del ecosistema. “Hay que seguir sumando esfuerzos para frenar las amenazas al yaguareté, como la caza furtiva, los atropellamientos y los conflictos con productores”, dijo.

El gobernador Passalacqua, por su parte, destacó los buenos resultados obtenidos a través de los esfuerzos de todos los sectores involucrados en este proyecto. “En 10 años se triplicó la población. Los misioneros tenemos el honor y la responsabilidad de seguir preservando esta especie”, finalizó.

UNA ESPECIE EN RIESGO DE EXTINCIÓN

Un estudio dirigido por investigadores del Proyecto Yaguareté determinó que se perdió más del 85 por ciento del hábitat del yaguareté en el Bosque Atlántico –la región ecológica de casi 2 millones de kilómetros cuadrados que abarca la provincia argentina de Misiones, se extiende por el este de Paraguay y llega hasta el centro de Brasil– y que las poblaciones resisten actualmente en apenas el 3 por ciento de su territorio original.

La información recopilada permitió identificar que el hábitat que persiste está distribuido de manera muy dispersa y que la especie subsiste en sólo el 3 por ciento de la región. Se hallaron tres núcleos importantes que permiten la supervivencia de poco más de 50 yaguaretés en su entorno natural, ubicados en la región de la cuenca alta del Río Paraná en Brasil; en la Sierra de Mar cercana a la costa del estado de San Pablo; y en la región que abarca el centro y el norte de la provincia de Misiones (donde ahora se informó del crecimiento de su población). También se encontraron otras cuatro poblaciones más pequeñas, que tienen apenas entre 5 y 15 individuos cada una.

Fuente: Proyecto Yaguareté.

EL YAGUARETÉ

El yaguareté es una de las diez especies de felinos silvestres (además del puma, el yaguarundí, el ocelote, la tirica, el margay y los gatos huiña, andino, montés y del pajonal) que habitan en la Argentina y una de las seis que se encuentran en la provincia de Misiones (puma, ocelote, yaguarundí, margay y tirica). Es un carnívoro.

El nombre yaguareté es de origen guaraní y significa “la verdadera fiera”. Era considerado un animal sagrado. En Misiones, aborígenes y chacareros no lo nombran porque dicen que al invocarlo, “aparece”.

Este gato, cuyo nombre científico es Panthera onca, es el felino más grande del continente americano y tercero en corpulencia a escala mundial, después del tigre de bengala y el león. Se destaca por su aspecto robusto y la cabeza proporcionalmente grande con poderosa estructura mandibular. Los machos alcanzan los 2,50 metros de longitud, incluida la cola, y hasta 140 kilos de peso. Además el yaguareté es un excelente nadador, un caminador incansable, solitario y muy territorial.

Fuente: Fundación Vida Silvestre.

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com