Consuelo Peppino, la “no famosa” de Bailando por un Sueño, sigue en camino en el reality más visto de Argentina. La cordobesa habló con ENREDACCIÓN sobre un presente que todavía no se cree.

Agustín Reyero y Consuelo Peppino, poco antes de salir a la pista.
Municipalidad de Río Cuarto 3
La Galatea

Aunque iba al gimnasio tres veces por semana, Consuelo Peppino termina cansada de los ensayos para Bailando por un Sueño 2017. Ahora, la actividad física es diaria y con una dinámica muy poco parecida a la que ponía en práctica los fines de semana en los bailes de Villa María. “Me cuesta mucho, sobre todo acordarme de la coreografía, en la mitad me olvidó y hay que arrancar todo de nuevo”, le cuenta a ENREDACCIÓN. Lo atribuye a que no es bailarina profesional: “Los bailarines lo sacan de una, para mí es todo el doble, pero está bueno, trabajás mucho la memoria”. Tiene 65 años y siempre le gustó bailar.

VER MÁS ARTÍCULOS DE DAI GARCÍA CUETO.

Consuelo no es la única cordobesa del equipo, Florencia Tissera, la coach, y Agustín Reyero, su compañero de pista, también lo son, y la base de operaciones es en Villa María. El joven viaja todos los días desde Córdoba para encontrarse con la “no famosa” y practicar lo necesario para seguir avanzando en el certamen donde representan a la Fundación TDAH Haciendo Visible lo Invisible, un grupo de padres con hijos con Trastorno por déficit de atención e hiperactividad. “Agustín es un genio, un chico muy positivo. Me acompaña mucho, me dice ‘no te preocupes, ya te va a salir’, para él está hermoso, aunque yo no lo vea así. Es muy trabajador y tiene constancia. Y Flor me tiene mucha paciencia”.

El mismo Marcelo Tinelli, conductor del ciclo, antes de que comience la edición de este año, anunció en Twitter que la novedad serían concursantes que no eran conocidos masivamente. Consuelo no usa redes sociales, pero una de sus nietas la animó. “Había tantas mujeres, de todos los pueblos de alrededor. Hice mi pasadita y me vine a mi casa”. Tenía un mate en la mano cuando recibió un llamado que la convocaba a una entrevista: “Esto fue un martes, y un viernes me llamó de nuevo el productor para decirme que había sido elegida. No me lo imaginé nunca”. Asegura que nadie le explicó por qué la eligieron a ella entre todas las postulantes. “Salvo Marcelo, que dijo en vivo una vez que me había visto y que le había gustado el carisma, la forma de ser. Nada especial”.

Tampoco pensó que superaría tantas etapas y estaría entre las mejores parejas del Bailando. Aunque lleva cinco meses de concurso, confiesa que antes de salir, los nervios están, “pero es normal,  hasta los artistas tienen nervios”.

Entré al Bailando y pensé que estaría un mes, después de que se fue la otra “no famosa”, pensé que seguía yo. No lo puedo creer ni yo misma; acá te das cuenta que con  la TV llegas a todo lados.

¿Cambió tu vida?

A mí me gusta mucho estar en mi casa, y ahora te piden notas, esta semana estuvo bastante movidita de periodistas. Trato de evitarlo, pero bueno no se puede. Estás en la televisión y tenés que dar notas porque la gente te apoya. En mi caso, por la gente todavía estoy en el Bailando, sino ya me hubiera ido. Entré al Bailando y pensé que estaría un mes, después de que se fue la otra “no famosa”, pensé que seguía yo. No lo puedo creer ni yo misma; acá te das cuenta que con  la TV llegas a todo lados, realmente. La gente me quiere y le estoy agradecida

Los niños me siguen mucho, los adolescentes también, no sé qué verán, tal vez a su abuela bailar.

¿Qué te dice la gente en la calle?

Me quieren… En  la calle me piden fotos, me dicen ‘Consuelo vení’ y yo soy muy conversadora. Los niños me siguen mucho, los adolescentes también, no sé qué verán, tal vez a su abuela bailar. Recibo mucho cariño de la gente, vienen, te abrazan, es hermoso.

¿Te imaginabas llegar hasta esta instancia?

Para nada. Nadie lo puede creer, que haya entrado, que esté con Tinelli. Estoy muy contenta, trato de disfrutar cada cosa que hago.

Si me tengo que ir, me voy  a venir a Villa María re-feliz, no me voy olvidar hasta que cierre los ojos. Es algo tan distinto, no esperaba jamás que me pasara esto.

¿Te ves con el título de campeona?

No sé, hay muy buenos bailarines, yo voy paso a paso. Si me tengo que ir, me voy  a venir a Villa María re-feliz, no me voy olvidar hasta que cierre los ojos. Es algo tan distinto, no esperaba jamás que me pasara esto. Si me toca irme, me da pena por Agustín, me encantaría seguir por él, y también por Florencia.

Se pone cada vez más difícil…

Están todos los buenos ahora, el desafío crece. Ya se fueron casi todos los no bailarines, quedan poquitos.

Luego de cada gala ¿te gusta verte?

Me veo y digo esto me salió mal, esto bien. Si veo el de Laurita Fernández, cruzo los dedos para que no me saquen a bailar después de estas chicas ¡Me quiero morir!

Adelgacé unos kilitos de tanto que bailo, y se te forma un poco la cintura, el baile te acomoda el cuerpo.

¿En qué te cambió el Bailando?

En la personalidad nada, sigue siendo la Consuelo de siempre. En el cuerpo sí: Adelgacé unos kilitos de tanto que bailo, y se te forma un poco la cintura, el baile te acomoda el cuerpo. Sí me noto que me emociono mucho, es por la gente, es por el cariño, por las cosas hermosas que me dicen, debe ser todo eso. Estoy más sensible. Lo que me dice la gente en la calle me conmueve, por ejemplo, algunas persona que me cuentan que no se pueden mover y me piden consejos. Yo les digo que salgan a caminar.

Consuelo junto a Peter Alfonso (de camisa azul) y otros compañeros de elenco.

Vas a estar en “La isla encantada” con Peter Alfonso en Carlos Paz ¿Qué expectativas tenés de la temporada?

No sé, porque no actúe nunca, y no sé ni qué tengo que hacer, no tengo libreto, nada. Ellos tienen fe en mí, trataré de hacer lo mejor que pueda. Mirá cómo es la vida, el Bailando trajo el teatro. Yo aprovecho esto porque no se me vuelve dar otra vez. Trataré de disfrutarlo.

De Villa María con amor

Consuelo vive en Villa María, la misma ciudad donde reside la banda de cumbia femenina Arrasa como topadora. Las chicas músicas le compusieron una canción especialmente dedicada a ella.

Escucha el tema

Sumate al equipo y ayudanos a contar más historias.

dai.garciacueto@enredaccion.com.ar

@daigarciacueto

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com