Científicos cordobeses investigan un método de control biológico contra el Tityus trivittatus, el escorpión más peligroso de Argentina, el mismo que en 2016 produjo 1.134 envenenamientos en la provincia.

El equipo dirigido por Camilo Mattoni y Alejandra Bertolotti, pertenecientes al Laboratorio de Parasitología de la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC), busca probar el grado de patogenicidad  que provoca un nematodo llamado Steinernema rarum OLI, capaz de parasitar a diferentes insectos y otros artrópodos tales como los escorpiones. El parásito deposita bacterias y éstas, a su vez, liberan una toxina fatal.

Los primeros resultados del trabajo parecen ser alentadores, ya que el 80% de los alacranes expuestos durante 6 días a estos nematodos falleció, según consignó UNCiencia, la agencia de la UNC para la comunicación pública de la ciencia, el arte y la tecnología. A futuro, el desafío consistirá en llevar el experimento a escala doméstica. En ese sentido, Susana Cagnolo, docente de la cátedra de Parasitología, explicó que “la idea es utilizarlo contra plagas de jardín. Hace 20 años venimos haciendo experiencias contra otras plagas de jardín y descubrimos que estos nematodos no afectan a integrantes benéficos del ecosistema como las lombrices, por ejemplo”.

También podría desarrollarse mediante el diseño de dispositivos  ubicados dentro de los conductos cloacales de las viviendas, que son los lugares preferidos por este tipo de escorpión, con el objetivo de que se mojen con “la sopa infectiva de nematodos” al pasar por allí.

Los investigadores, estiman que pasarán dos o tres años hasta llegar a la instancia de aplicación doméstica.

El año pasado, el Tityus trivittatus produjo en Córdoba 1.134 envenenamientos, un 12% más que los registrados en 2015 según datos del Boletín Epidemiológico de la Nación.

Más información sobre este tema.

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com