Los dos equipos cordobeses llegan al clásico siendo protagonistas principales de esta edición de la Liga Nacional 2017/2018. El griego está segundo y la Gloria quinta. El antecedente más cercano es el Súper20, donde Instituto venció en los dos juegos en los que se enfrentaron. Juegan en el Cerutti desde las 21:30.

Sims, en el local, es una individualidad determinante. Foto: La Liga Contenidos / Prensa Atenas.

El de esta noche promete ser un partido para no olvidar fácilmente. Hay rivalidad, es el clásico cordobés del básquet argentino y los dos equipos llegan como protagonistas principales del torneo. En general, los recorridos previos no suelen ser anticipatorios de un resultado cuando se trata de este tipo de choques, por más que se trate de básquetbol, un deporte en el que los imprevistos no son tan determinantes como en el fútbol.  Los dos han demostrado hasta ahora ser conjuntos anímicamente fuertes; con buen trabajo colectivo e individualidades desequilibrantes.

SANTIAGUEÑOS. QUIMSA VENCIÓ 97-90 A PEÑAROL EN MAR DEL PLATA Y ASCENDIÓ AL TERCER PUESTO EN LAS POSICIONES DE LA LIGA.

Para el DT de Instituto Facundo Muller, que habló con ENREDACCIÓN luego de la victoria de su equipo frente a Quilmes el jueves pasado, “contra Atenas es un partido diferente, es un partido que todos queremos ganar”. Con esa lógica, los dos equipos saldrán al campo de juego. La caparazón que proteja la voluntad de ganar será muy importante en un choque como este, en el que los dos equipos vienen jugando en un alto nivel y la exigencia será al límite, tanto en lo emocional, como en las facetas del juego..

ATENAS-INSTITUTO, HOY A LAS 21.30, EN EL CERUTTI.

El verde cuenta con un cuarteto de estadounidenses muy rendidor, que ha sido la base de su campaña hasta el momento. Donald Sims jugó con fiebre frente a Regatas (Corrientes) donde estuvo errático y convirtió sólo 7 puntos. Su rendimiento frente a Quilmes, el sábado también cerró en 7 unidades, muy alejado de su habitual promedio: 19,1 puntos por juego. Sin embargo, es el hombre clave en las ofensivas del equipo de barrio General Bustos. El segundo as de espadas es el interno Jerome Meyinsse, el jugador más eficientes de la Liga con 27,1 (18,9 puntos, 9,5 rebotes y 2,3 tapas de media). A ellos se suman Darington Hobson y Roquez Johnson. El DT Nicolás Casalánguida completa la rotación con Juan Pablo Cantero, Juan Fernández Chávez y Diego Lo Grippo. El punto débil del griego es justamente su banca: 19,7 puntos por partido (20°) y la defensa, ya que recibe 85,7 puntos de media (16°). Pese a ello, se encuentra segundo en la tabla de posiciones y es el único que ha derrotado a San Lorenzo. Los cuatro rivales que le ganaron (San Martín, Quimsa, Obras y Regatas) lo hicieron en distintos grados, desde la defensa; el control, sobre todo, de Sims; y la interrupción del circuito del pick and rol. Mientras que del otro lado de la cancha, tuvieron sistemas e individualidades que pudieron aprovechar las ventajas defensivas que suele dar el griego.

Dwayne Davis es el factor Power de la Gloria. Foto: Gentileza Diego Roscop / La Liga Contenidos.

Por su parte, Instituto tiene un jugador fundamental en ofensiva que es Dwayne Davis: 12,1 puntos de media. El estadounidense parece haber recuperado su forma luego de la lesión en la espalda y levantó su rendimiento en los últimos dos juegos frente a Regatas y Quilmes, agregando al goleo, una elevada cuota de asistencias, que le han permitido al albirrojo ganar en fluidez. Parte del resultado del partido de hoy depende del porcentaje de juego que pueda brindarle a la Gloria. Luego hay que ubicar en la lista de los que serán relevantes por su aporte individual a Samuel Clancy -será el duelo de Meyinsse-, Dennis Horner -puede ser importante por su altura en la defensa de los agresivos perimetrales verdes- y Luis González -las penetraciones pueden lastimar mucho a la frágil defensa de Atenas- y el Faca Piñero -con su tiro externo-. Pero conceptualmente, el equipo de Alta Córdoba posee un estilo moderno, vertical y con muchos disparos desde el perímetro, que basa su rendimiento en en el ritmo y la rotación de sus jugadores, lo que le permite adicionalmente una elevada intensidad defensiva y variantes para quebrar a sus rivales. Es difícil que se mueva de esa lógica. Es lo que revelan las estadísticas de equipo: está sexto en ataque con 85,4 puntos de media; quinto en defensa con 79,3; y segundo en puntos de su banco de suplentes, con 32,2 por juego, esto es un 37,7% de aporte ofensivo llega desde el relevo.

Una imagen de uno de los clásicos disputados en el Súper20, a fines del año anterior. Foto: La Liga Contenidos.

Ambos llegan con un 38% de efectividad en triples, y cierta paridad en dobles (Atenas 58%, Instituto 56%). El equipo de barrio General Bustos va más veces por noche a la línea de libres que los de Alta Córdoba (18,3 contra 13,8). Allí puede haber un factor de desequilibrio en un encuentro parejo como el que se presume.

A su vez, como todo partido entre dos equipos de nivel, los momentos y el aprovechamiento que cada uno pueda hacer de ellos, será esencial para el curso que pueda llegar a tomar el encuentro. Los dos han dado sobradas muestras de eficacia en resolver partidos de este calibre a partir de ese factor. Sin embargo, cuando los conjuntos son parejos, los planteos que puedan imaginar los respectivos cuerpos técnicos (el de Muller, en Instituto, y el de Casalánguida, en Atenas) pueden aportarle sorpresas al juego. Habrá que ver si esta noche entrega novedades desde ese lugar.

Sumate al equipo y ayudanos a contar más historias.

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com