Conéctate con nosotros

Hola que estas buscando

Noticias

Schiaretti será candidato a presidente: Los apoyos, las razones y las posibilidades

El pre-candidato presidencial, Juan Schiaretti. (Foto: Prensa).

El gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, formalizó este martes su pre-candidatura a Presidente de la Nación para las elecciones Primarias del 13 de agosto próximo. Lo hizo en la ciudad de San Francisco, en el límite con la provincia de Santa Fe, un territorio que considera clave para su desarrollo. Sin posibilidad de reelección -gobernó en los períodos 2007-2011, 2015-2019 y 2019-2023), se lanza a la aventura de conquistar un lugar en el complejo escenario nacional.

“Yo quiero confirmarle a los cordobeses y a los argentinos que voy a ser candidato a presidente en la próxima PASO del mes de agosto, y lo haré por una coalición que represente al que trabaja, al interior productivo y que exprese también la superación de esta maldita grieta que tanto daño nos está haciendo a la Argentina”, anunció a través de un comunicado de prensa.

La Pampa

“La prioridad tiene que ser la producción, el trabajo abandonar la grieta que es lo que nos impide gobernar como corresponde y también ser un país normal, porque lo que predicamos es lo que en Córdoba tenemos, donde trabajamos juntos”, remarcó Schiaretti.

“Ser un país normal es ser capaces de trabajar juntos, con los sectores productivos, académicos, científicos. Queremos llevar para el resto del país el modelo de gestión de Córdoba, que ha probado su éxito en la provincia”, resaltó finalmente el mandatario cordobés.

Epec

A San Francisco llegó acompañado del candidato a Gobernador de Hacemos por Córdoba (HxC), Martín Llaryora, que es oriundo de esta ciudad del noreste cordobés, del vicegobernador, Manuel Calvo, y el ministro de Servicios Públicos de la Provincia de Córdoba, Fabián López, entre otros funcionarios. Allí lo recibió el intendente Damián Bernarte.

Inauguró, en esa ciudad, el edificio de una escuela PROA que ya está siendo utilizado desde que comenzó el ciclo lectivo con una matrícula de 360 alumnos. El colegio, de nivel medio, está especializado en biotecnología.

Río Cuarto

Schiaretti arrancó en enero, con el ex gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey (PJ), la construcción de un espacio peronista disidente del Frente de Todos (FdT), organizado alrededor de un fuerte discurso anti-kirchnerista y dentro del campo opositor al Gobierno nacional. Más tarde, adhirieron los diputados nacionales bonaerenses, Graciela Camaño y Florencio Randazzo.

VER Schiaretti y Urtubey se lanzaron para competir contra el FdT y JxC en las presidenciales de 2023.

El ex diputado nacional y titular de la Anses durante el gobierno de Cristina, Diego Bossio, fue uno de los primeros en saludar a Schiaretti por su resolución este martes. “La candidatura de Schiaretti es lo que necesita Argentina. Es un gobernador con experiencia, un administrador eficiente y un político de la acción. Tenemos que volver a proponer más trabajo, producción y futuro.

Telecom

En tanto, la Democracia Cristiana (DC) le ofreció la semana pasada que sea el candidato a presidente por esa fuerza política. La DC ha sido un aliado histórico del PJ de Córdoba.

Desde que inició este recorrido sumó numerosas fotos en el álbum de candidato, pero, hasta ahora, ninguna fructificó en volumen organizativo. Dentro de esa línea mantuvo encuentros con el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá; con la presidenta del Partido Socialista, la ex intendenta de Rosario y actual diputada nacional, Mónica Feín, que incluso manifestó su apoyo a la estructuración de una fuerza política de estas características, pero que en Santa Fe irá en alianza con Juntos por el Cambio (JxC); y con el ex gobernador bonaerense, Eduardo Duhalde. Fuentes del schiarettismo señalaron que el ex ministro de Economía, Roberto Lavagna, le dijo al gobernador cordobés que es “su hora” y que estaba dispuesto a acompañarlo, pero hasta ahora no ha hecho movimientos públicos en ese sentido.

Newsletter

VER Schiaretti se reunió con Duhalde y coincidieron en construir “un espacio superador”.

También, el schiarettismo concretó una audaz jugada en el Senado Nacional, donde logró sumar a cuatro senadores que integraban el bloque oficialista y dejar al FdT sin quórum propio. Se trata de María Eugenia Catalfano (San Luis), Guillermo Snopek (Jujuy), Edgardo Kueider (Entre Ríos) y Carlos Espínola (Corrientes). Los cuatro conforman ahora un bloque Federal junto a la senadora cordobesa, Alejandra Vigo. Con la partida de estos cuatro senadores, el interbloque del FdT quedó con 31 integrantes, con lo que perdió la posibilidad de constituir el quórum de 37 legisladores presentes requerido para iniciar los debates en la Cámara alta. El interbloque llegaba a ese número con los 35 legisladores que tenía más el aporte de dos senadores de partidos provinciales (Río Negro y Neuquén) aliados del oficialismo.

VER Se agranda el bloque del schiarettismo: sumó cuatro senadores del Frente de Todos.

No es nuevo el camino que recorre el gobernador cordobés. Se trata de una vía que supo transitar Lavagna en 2019, luego que se rompiera el primer armado que integraban el Frente Renovador de Sergio Massa, el Peronismo Republicano de Miguel Ángel Pichetto, junto a Schiaretti y Urtubey. Aquel intento naufragó cuando Massa emigró al Frente de Todos después que Cristina Fernández de Kirchner impulsara la candidatura de Alberto Fernández a la presidencia; y Pichetto saltó a JxC como compañero de fórmula de Mauricio Macri.

En las Paso de 2019, Lavagna obtendría un tercer lugar con el 8,15 % de los votos y en las generales preservó esa ubicación, pero con el 6,14 % de los sufragios.

LAS RAZONES

Schiaretti tiene una serie de motivos principales para jugar su candidatura nacional.

El primero de ellos, es la necesidad de preservar el poder local para el peronismo cordobés, a esta altura, un partido provincial, sobre todo en la elección a Gobernador, Vice y Legisladores del próximo 25 de junio. Con él en campaña nacional, puede apuntalar la unidad del PJ y sus aliados, e intentar traccionar a su “delfín” Martín Llaryora en la disputa con el senador nacional Luis Juez, candidato de JxC. Se trata de la puja más competitiva en Córdoba desde 2007.

Sin embargo, no es lineal el razonamiento. La gran dificultad que tendrá Schiaretti es que enfrente deberá lidiar con pre-candidatos y fuerzas políticas consolidadas a nivel nacional, como el peronismo (con Daniel Scioli, Wado De Pedro, Agustín Rossi, Juan Grabois y, probablemente, Sergio Massa), JxC (con Horacio Rodríguez Larreta, Patricia Bullrich, Gerardo Morales y Facundo Manes) y los libertarios con Javier Milei. Todos van a jugar en territorio cordobés, tanto por su valor simbólico como electoral. Al igual que a nivel nacional, las encuestas previas muestran una elevada fragmentación.

También ve la posibilidad de desarrollar un espacio vital para el peronismo moderado y de centro-derecha, para que se convierta en un actor nacional bajo su liderazgo. Su principal aliada, en ese marco, es la fragmentación política emergente de la crisis macroeconómica. Ya lo demostró en Diputados y el Senadores, con los bloques federales, que son lábiles en cuanto a su unidad y proyección, pero que le dan influencia y algún potencial de negociación, sobre todo, si Juntos por el Cambio (JxC) venciera en los comicios.

Y, por último, trata de levantar un nuevo destino político personal, que lo mantenga como jugador importante en la mesa del PJ local. Como señala un operador histórico del PJ: “Si Martín (Llaryora) gana la gobernación, la lapicera la va a tener él y Juan va a necesitar un lugar desde el que expresar su poder. Para eso, el PJ debe triunfar en la Provincia con él como protagonista; y, luego, tiene que hacer una elección parecida a la de Lavagna en 2019 y ganar la Paso en Córdoba”.

LAS POSIBILIDADES

Según la encuesta de Zuban, Córdoba y Asociados, realizada en abril, en todo el país, Schiaretti suma para las PASO, entre 3,1 y 3,9 por ciento de los votos tomando tres escenarios diferentes.

VER Elecciones: El FdT, JxC y los libertarios tienen posibilidades de llegar al balotaje.

Aunque al analizar el voto potencial, su piso se ubica en 2,7% y el techo en 16,4%. Esa variable se construye con la suma de los que están decididos a votarlo (2,7%) y los que dicen que “probablemente lo votarían” (13,7%). Se ubica 11° entre 12 candidatos medidos por la consultora.

De cualquier modo, más allá de las mediciones de opinión pública, algunos factores aparecen como centrales para que prospere su candidatura. Dos de ellos están asociados íntimamente: La continuidad de la crisis económica y un eventual desmembramiento de la coalición gobernante. Dicen en su círculo cercano que Schiaretti se para en la línea de largada con la expectativa de reunir apoyos de gobernadores peronistas a su candidatura en el caso de que las posibilidades electorales del oficialismo se vean menguadas por la crisis. En esa lista aparece, en primer lugar, el santafesino Omar Perotti, un peronista con una lectura similar de la realidad a la que tiene el gobernador cordobés.

Por último, se encuentra la estratégica provincia de Buenos Aires. Sin un candidato “fuerte” en distrito bonaerense, las chances que tiene son magras. Pese a que se trata de un escenario con interrogantes, sus operadores políticos aseguran que el 24 de junio inscribirá su candidatura para las PASO.

 

 

Haga clic para comentar

Comentario:

SIRELY - Centrales Nucleares
Clima en tu ciudad
Columnistas

Te puede interesar

Noticias

Dos mujeres de 19 y 37 años de edad, fueron detenidas este domingo en Cruz del Eje cuando intentaban ingresar cocaína, marihuana y pastillas...

Noticias

El presidente Javier Milei celebrará el 25 de Mayo con un acto en el Cabildo de Córdoba. Será el sábado, a partir de las...

Novedades

El gobernador Sergio Ziliotto dispuso aumentar un 15 % los sueldos de trabajadores estatales y jubilados pampeanos que, con esta suba, superan la inflación...

Noticias

La cotización del dólar paralelo se ha convertido en un dolor de cabeza para el gobierno libertario. Por quinta jornada, el “Blue” se despegó...