ENREDACCIÓN es un nuevo medio de comunicación digital, que se publicará de lunes a viernes, con noticias, temas y servicios de Córdoba y los cordobeses.

La portada de la primera edición de ENREDACCIÓN.

Es una buena noticia: Hoy, 27 de marzo, nace un nuevo medio de comunicación en la provincia de Córdoba. Un medio cordobés que es fruto de la imaginación y el esfuerzo de un equipo diverso. Hay que remontarse a las sobremesas de muchísimos encuentros de amigos (periodistas muchos de ellos), en los que siempre aparecían los trazos de ideas y proyectos como el que está saliendo a la luz ahora. Ahí empezó a nacer ENREDACCIÓN. Por eso, desde el primer minuto fue realizado por periodistas, fotógrafos, especialistas en imagen, diseñadores Web, como Ismael Rodríguez (Agencia Mann) y Luciano Ferrer (CBA.Sites), y la empresa iLatina Ediciones, que se encargó de ordenar y desarrollar las ideas sueltas hasta convertirlas en una estructura de contenidos y, sobre todo, en un medio. Todos pusieron un gigantesco empeño que fue más allá de los recursos disponibles. Lo cierto es que acá estamos y este sitio digital de noticias se propone informar y debatir de lunes a viernes sobre Córdoba y con los cordobeses.

Es una buena noticia porque entendemos que a más medios, más voces, más interacciones, más abordajes de los hechos. La nuestra es de este modo, una voz más, dispuesta a hacerse oír, a encontrar ideas y modos de contar para que muchos conozcan historias o sucesos que vale la pena conocer.

Entendemos que a más medios, más voces, más interacciones, más abordajes de los hechos.

Es una buena noticia porque tenemos el concepto de que debemos co-colaborar en el esfuerzo de hacer crecer este ecosistema particular, que vive dentro de otro sistema mayor compuesto por medios con otros perfiles, funciones y alcances. Me refiero desde los realizados por empresas y organizaciones sociales, hasta Facebook o Google. Por supuesto, que también vamos a buscar que las notas y el sitio tengan muchos lectores y usuarios, que quiénes ingresen la pasen bien mientras estén con nosotros y que puedan comunicarse con nosotros y otras personas a partir de nuestros contenidos. Para nuestro imaginario, la coexistencia, la colaboración y la conversación son reglas muy importantes.

Municipalidad de Río Cuarto 3

Quiénes somos.

Sabemos también que los medios operan en el mercado, pero no estamos de acuerdo que sean empresas en el sentido clásico. Por lo tanto, esta se define como una empresa periodística. Lo mismo con las noticias, a las que no consideramos un producto, sino un bien social. Medios y noticias no se atienen, a nuestro criterio, a las estrictas reglas del mercado, la verdad es que las desafían y ponen en cuestión todo el tiempo por la esencia de su producto. Creemos que las noticias, los relatos, las historias y los sueños no tienen un formato preestablecido, dependen de quien las exprese. Las noticias son, por lo tanto, los hechos y su relato. Por eso pueden ser iguales, parecidas o diferentes a otras. A partir de esos puntos de vista, ENREDACCIÓN sostiene una filosofía crítica e inconformista y se rebela contra modelos repetidos, lo “políticamente correcto” y la llamada “zona de confort”. Dicho de otro modo, nos proponemos publicar información útil y relevante, en profundidad y bien contada, aunque nos cueste frío, sueño o incertidumbre.

La lógica que guía nuestro accionar es contar historias, publicar noticias, interpretar hechos y generar debates sobre los acontecimientos que suceden en la vida cotidiana del lugar donde vivimos. Entendemos que toda empresa debe ser rentable para subsistir y continuar publicando, pero el Norte de este buque no es sólo la rentabilidad, ni lograrla a cualquier precio, sino la expresión. Un medio, es expresión. En ese sentido, entonces, pensamos nadar contra la corriente, como el salmón.

El Norte de este buque no es sólo la rentabilidad, ni lograrla a cualquier precio, sino la expresión. Un medio, es expresión. En ese sentido, entonces, pensamos nadar contra la corriente, como el salmón.

Lo mismo sostenemos en relación con los lectores. No tenemos un cartel en la puerta que dice “Los lectores siempre tienen la razón”. Por el contrario, aquí estamos de acuerdo con el periodista y escritor Martín Caparrós, que asegura en una entrevista que le hace la revista Papel (diario El Mundo de España), que hay que escribir contra los lectores.

“Hay que escribir contra el público entendido como una abstracción general, mensurable en número de clics. Al periodismo escrito le ha pasado algo terrible. Y es que ha entrado en la lógica del rating [medición diaria de la audiencia]. Hace poco teníamos el privilegio de no pertenecer a esa trampa cuantitativa. Mientras que la televisión o la radio estaban pegadas todo el tiempo a los números, nosotros -los del periodismo escrito- vivíamos felices suponiendo que nos leían o no… Ahora, en las webs, te están midiendo todo el tiempo y les da la tentación de publicar lo que tenga más clics. Eso puede ser muy válido para disfrazarse de voyeur, pero a mí no me parece del todo periodismo… Si tú miras las listas de las noticias más leídas en cualquier medio español o latinoamericano te da vergüenza… Vale la pena trabajar contra esa supuesta demanda del público. Periodismo es contar algo que hay gente que no quiere que se sepa. Pero también es contar algo que muchos no quieren saber”.

“Periodismo es contar algo que hay gente que no quiere que se sepa. Pero también es contar algo que muchos no quieren saber” (Martín Caparrós).

Agrega este hombre que viste de negro y cultiva un bigote de película, que “(…) durante un tiempo, los editores timoratos inventaron un monstruo inverosímil que es el lector que no lee. Entonces transformaron muchos periódicos en aparatos para captar a los que no quieren leer. Cuando lo que debería de hacer un periódico es profundizar en su diferencia, que es ofrecerte un buen análisis o un buen relato. Eso es lo que un medio escrito puede hacer mejor que una radio o una televisión. El problema es que ahora tienen ese elemento de medida o de tortura que es ese aparato con el cuantifican los clics. Pero los periódicos siempre han sido para las minorías. En su mejor momento en España ninguno llegó a tirar 400.000 ejemplares. No es ni el 1% de la población. No estás trabajando para millones de personas, sino para un grupo lamentablemente restringido. Pero al que se supone que quieres darle lo mejor que tengas. No pan y circo”.

Aquí se puede leer la entrevista completa con Caparrós.

Por cierto, no estamos para mirarnos al ombligo ni tampoco para confrontar con otros medios. No somos amigos de los gobiernos, las empresas, los ciudadanos, o los otros medios. Esto es, no somos medio de parte de nadie, ni contraparte de ninguno. Somos un medio de comunicación consciente de sus obligaciones (sobre todo, de proteger y promover la vigencia del derecho de libertad de expresión y de información), que suma su voz a un sistema de medios ya existente y en transformación constante. No decimos “Nosotros” y “el resto del mundo” o “Nosotros” y “Ellos”. Hacemos nuestro trabajo convencidos de que informar requiere de acortar la distancia al máximo para ver mejor los hechos, pero también alejarse todo lo que sea posible para poder contarlos. Lo vamos a hacer con la máxima profesionalidad que está a nuestro alcance y dispuestos a aprender todos los días.

No somos amigos de los gobiernos, empresas, ciudadanos, o los otros medios. Esto es, no somos medios de parte de nadie, ni contraparte de ninguno.

En nuestra Declaración de Principios, tomamos una definición de Tomás Eloy Martínez sobre el significado del periodismo, con la que nos embanderamos: “De todas las vocaciones del hombre -apunta el periodista y escritor-, el periodismo es aquella en la que hay menos lugar para las verdades absolutas. La llama sagrada del periodismo es la duda, la verificación de los datos, la interrogación constante. Allí donde los documentos parecen instalar una certeza, el periodismo instala siempre una pregunta. Preguntar, indagar, conocer, dudar, confirmar cien veces antes de informar: esos son los verbos capitales de la profesión más arriesgada y más apasionante del mundo”.

Ver la Declaración de Principios de ENREDACCIÓN.

Aquí estamos. Dispuestos a iniciar lo que deseamos sea un extenso e intenso vínculo con los cordobeses y sus instituciones. Y decididos a cumplir nuestro rol, sin sobreactuaciones, con el mandato expreso de respetar la pluralidad de puntos de vista e intereses, y de consultar, debatir y dialogar de todos los modos posibles con nuestros lectores y usuarios. Como bien afirma Caparrós: Para informar sobre lo que el poder no quiere y sobre aquello de lo que mucha gente no quiere enterarse.

Los invitamos a recorrer ENREDACCIÓN y a cultivar diariamente nuestro vínculo.

Más vías de contacto:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com