Los diputados y senadores verdes fueron mayoritariamente de las provincias del centro del país y la Patagonia; y los celestes del NOA, NEA y Cuyo.

Los sistemas políticos del centro del país y la Patagonia impulsaron el proyecto abortista.

La región central (Buenos Aires, CABA, Córdoba, Entre Ríos y Santa Fe) y la Patagonia (La Pampa, Neuquén, Río Negro, Chubut, Santa Cruz y Tierra del Fuego) tuvo preeminencia de los verdes en ambas cámaras del Congreso. Mientras que el NOA (Catamarca, Jujuy, La Rioja, Salta, Santiago del Estero, y Tucumán), NEA (Chaco, Corrientes, Formosa y Misiones), y Cuyo (Mendoza, San Juan y San Luis) se expresaron en color celeste tanto en Diputados como en Senadores.

VER MÁS ARTÍCULOS DE FABIÁN GARCÍA.

VER Aborto: los senadores del radicalismo terminaron inclinando la balanza a favor de los celestes.

VER Pese a perder, más distritos apoyaron la legalización del aborto en Senadores que en Diputados.

VER Legalización del Aborto: ¿Por qué “la ola verde” se convirtió en un “Laboratorio”?

VER Según una encuesta, mujeres y habitantes del interior cordobés nutrieron la mayoría “celeste”.

En la región Centro prevalecieron los diputados verdes por 84-54 (60,8% a 39,2%) y los senadores 9-5 (64,28% a 35,72%). Mientras que en la Patagonia, los representantes del pueblo (Diputados) verdes fueron 22 contra 8 celestes (73,33% contra 26,66%) y en senadores 13 contra 4 (76,47% a 23,53%).

Por el lado celeste, el NOA fue determinante, sobre todo en el Senado donde prevaleció 16 a 2 (88,88% a 11,12%). En Diputados, también había reunido un bloque de gran volumen e hizo una diferencia de 31 a 8 (79,5% a 20,5%).

Cuyo también fue celeste, con 16 diputados contra 5 (76,19% a 23,81%); y 6 senadores contra 2 (75% a 25%).

El NEA terminó de cerrar el circuito anti-aborto: 16 a 10 (61,5% a 38,5%) en diputados y 7 a 5 (58,33% a 41,67%) en senadores.

Sin duda, la influencia religiosa de la iglesia católica fue clave para ordenar al sistema político sin importar su pertenencia política, ya que tanto peronistas, como radicales o partidos provinciales jugaron para esa posición. En ese sentido, en las regiones con mayor feligresía católica y más tradicionales en cuanto a sus costumbres, como el NOA, Cuyo y NEA, en ese orden, fueron mayoría los diputados y senadores anti-aborto. Donde los factores religioso y moral tienen menos volumen e influencia, la legalización del aborto consiguió más apoyo. Por eso los sistemas políticos del Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA) y de la Patagonia, donde los asentamientos poblacionales son más nuevos y la Iglesia Católica lograr una menor penetración, se inclinaron para el lado verde. Además hay que sumarle en las dos regiones verdes, la presencia de clases medias urbanas más voluminosas y con mayor ascendiente social, cultural, educativo y económico.

También este comportamiento es consecuente con el desarrollo histórico de las ideas y la cultura política y social. En las grandes ciudades, es donde tanto las ideas socialistas como liberales tuvieron mayor peso y por lo tanto inciden en la cultura local. También allí la movilización de las mujeres y sus colectivos de género, fueron más potentes e influyentes. Ese conjunto de razones favorables al planteo de ampliación de derechos, indudablemente formateo a los sistemas políticos, ciudadanos y culturales de esas regiones del país y facilitó una expresión transformadora.

Fuente: Senado de la Nación y Datos Propios.

fabian.garcia@enredaccion.com.ar

@garciadelapampa

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com

Sumate a un equipo que hace PERIODISMO COMPROMETIDO. Te invitamos a APOYAR a ENREDACCIÓN con una SUSCRIPCIÓN MENSUAL de 63 pesos. La SUSCRIPCIÓN se solicita a partir del sexto artículo (los primeros cinco se pueden leer gratuitamente) y te permite participar de los premios y beneficios de EL CLUB DE LA NOTICIA. Más información en Suscripción Digital.