Miércoles 26 de Febrero de 2020

A dos meses de asumido el nuevo gobierno, las Fábricas Militares siguen sin directorio y sin plan productivo

La Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) denunció ayer que, a dos meses de asumido el nuevo gobierno nacional, la Dirección General de Fabricaciones Militares (DGFM) sigue sin directorio y sin plan productivo. El gremio reclama además la reincorporación de los 178 cesanteados durante la gestión de Mauricio Macri en las plantas fabriles de Río Tercero (100) y Villa María (78), en territorio cordobés.

Enredacción-Te contamos

El secretario General de ATE Córdoba, Federico Giuliani dijo quehace tres meses que no hay directorio -1 mes de macrismo y 2 meses del nuevo gobierno nacional-, con lo cual el panorama es crítico”.

“Como sindicato -alertó- no tenemos interlocutor válido ni siquiera para resolver lo urgente y cotidiano. Ni que hablar de pensar en inyección presupuestaria para reactivar el complejo de Fabricaciones Militares (FM) en su conjunto. Eso es algo que no vislumbramos”, puntualizó el dirigente.

Federico Giuliani, secretario General de ATE.

Cabe recordar que el gobierno del presidente Macri cerró la planta de pólvoras de Azul y despidió a unos 500 trabajadores de Azul, en Buenos Aires; Villa María y Río Tercero, en Córdoba; y Fray Luis Beltrán, en Santa Fe,. El achicamiento de esta estructura productiva del sector de Defensa formó parte del proceso de desindustrialización puesto en marcha por la administración macrista. Sin embargo, el nuevo gobierno peronista que preside Alberto Fernández no ha dado aún señales de que hará con est estratégico complejo, más allá del fondo de financiamiento para la defensa que impulsó el actual ministro de Defensa, Agustín Rossi.

VER Los "malos negocios" que perjudican las cuentas de la división química de la Fábrica Militar de Río Tercero.

Por su parte, Fernando Mercado, secretario General de la seccional Villa María, dijo que “la situación actual de FM es de acefalía. A 60 días de asumir el Gobierno, de ya contar con ministro de Defensa -Agustín Rossi- y secretaria de Ciencia y Técnica -Daniela Castro-, como organización todavía no hemos tenido reunión para plantear el problema específico de cada una de las plantas”.

“En su momento (cuando se produjeron los ajustes de producción y despidos) recorrió la fábrica quien es hoy el ministro de Defensa, Agustín Rossi, que reconoció que lo que nos pasaba a los trabajadores era producto de decisiones políticas que no se habían tomado en la gestión de Macri. Hoy pedimos que él tome las decisiones que deba para reactivar la fábrica”, planteó Mercado.

Explicó que, en Villa María, en la actualidad, “de tres turnos de producción para los que estamos preparados, solo se pueden formar dos por la cantidad de trabajadores, porque donde había 20, hoy hay solo 5; hay lugares enteros donde encendemos las alarmas ante las malas condiciones de seguridad e higiene laboral”.

Por su parte, Emiliano Campos, representante de ATE Rio Tercero, explicó que la Fábrica Militar de esa ciudad “tiene dos particularidades productivas, la química y la mecánica: la química se encuentra parada por reparaciones; la mecánica, el área de reparación de vagones, cuenta con un stock de materiales que se está agotando tras cuatro años sin compras. Estamos en alerta».

VER Fabricaciones Militares: la historia de Luis Riva, un ingeniero especialista en ajustes.

Ver también

LAS FÁBRICAS CORDOBESAS

RÍO TERCERO

Esta planta que fue volada en 1995 para ocultar el tráfico de armas a Croacia y Ecuador, es la más importante de las que sobrevivió. Llegó a tener más de 2 mil operarios antes de la presidencia de Carlos Menem y ahora trabajan 444. La planta química produce ácido nítrico al 98%, que es para uso militar y ácido sulfúrico y oleum. Mientras que la parte mecánica fabrica y repara vagones ferroviarios y puede fabricar y reparar cañones y producir proyectiles. Todos los otros posibles contratos con el Estado, tanto en el sector de Defensa como con otras áreas (por ejemplo, producción de estructuras para radares), están detenidos. Hubo 100 despidos entre 2017 y 2019.

VILLA MARÍA

Tuvo alrededor de mil trabajadores hasta la crisis de 2001 y tiene 328. Aquí se elaboran pólvoras (para proyectiles y fuegos artificiales), dinamita y cipolet, un explosivo para minería. Hubo 78 despidos entre 2017 y 2019.

--

>> Si estás de acuerdo con el periodismo crítico y comprometido, te invitamos a asociarte a ENREDACCIÓN, el sitio de noticias con información de Córdoba: INGRESÁ AQUÍ. Con tu membresía, podrás participar de beneficios exclusivos para SOCIOS. Juntos podemos hacer más y mejor periodismo.

Scroll To Top

Suscribite a nuestros newsletters

Recibí todos los días nuestras mejores noticias, análisis, historias e imágenes.

Ingresá al Formulario de suscripción