¿Pueden Dante Rossi, Beto Beltrán y Aurelio García Elorrio complicar a Héctor Baldassi? ¿La lista kirchnerista le puede restar votos peronistas a Martín Llaryora? ¿Puede el gobernador Schiaretti derrotar al presidente Macri?

Quedan apenas dos semanas para que los cordobeses concurran a votar en las Primarias Obligatorias. Es una probabilidad que no haya una elevada participación electoral de los ciudadanos. El primer dato en ese sentido lo produjo la provincia de Chaco, donde la cantidad de electores que concurrieron a votar superó apenas el 60%. ¿Cuál de los contendientes saldría favorecido con una escasa concurrencia a las urnas? Los especialistas en comunicación política apuntan que un eventual escenario de este tipo podría perjudicar más a Cambiemos, muchos de cuyos seguidores se encuentran dentro del amplio conglomerado de “independientes”, esto es que deciden su voto sin compromisos partidarios previos.

¿Por qué hay una posibilidad de menor participación electoral? Esta vez el voto es poco decisivo. Sólo una confrontación está prevista, en este caso dentro de Cambiemos, entre la lista oficialista, liderada por Héctor Baldassi (PRO) junto a la UCR y el Frente Cívico, y la del radical alfonsinista, Dante Rossi. El resto participa con listas únicas, esto es que definió previamente la integración de sus candidaturas. En los hechos, la realidad de este sistema funciona como una especie de doble vuelta electoral.

El consultor Gustavo Córdoba le dijo a ENREDACCIÓN hace algunas semanas sobre este tema que “los dirigentes, en lugar de entender las PASO como una oportunidad para hacer un maridaje con la gente, le  niegan a la sociedad ordenar los candidatos de los partidos y lo deciden puertas adentro, en una mesa. Lo que viene no es bueno. Que no se usen las PASO me da vergüenza como politólogo. Con la tecnología atravesándote de modo transversal en todos los ámbitos de la vida, como haces para decir que la gente no participe y cerras la participación y no dejas que la sociedad participe en un proceso de selección.  Es un sector ilustrado que decide y no es bueno, son los políticos los que no quieren. A mi criterio, son las últimas batallas de un régimen político que termina”.

¿Pueden Dante Rossi, Beto Beltrán y Aurelio García Elorrio complicar las posibilidades de Héctor Baldassi de derrotar al PJ? El presidente Mauricio Macri obtuvo en las PASO 2015 un 35,1% de los votos. Es una referencia directa del caudal electoral propio del macrismo en la provincia, porque ya en la elección de primera vuelta, en octubre, el peronismo cordobés  le prestó muchos de los votos que obtuvo para derrotar a Daniel Scioli. Algo parecido sucedió en noviembre, durante la segunda vuelta, pero con el agregado de muchos otros sectores sociales y políticos. Ahora, hay dos andariveles de competencia: uno interno (con Rossi) y otro externo (con Beltrán y García Elorrio). Los tres participan del mismo espacio que la lista oficialista de Cambiemos y tienen posibilidades de reunir, cada una de ellas, dos puntos o más, según las encuestas que se conocen hasta ahora. Las características de la campaña de Baldassi, centrada en la figura del presidente y sin participar de ningún tema cordobés, sumado a que se trata de un comicio legislativo, pueden aplanar los porcentajes que sume la nómina macrista. Hay que ver también qué efecto alcanza el “ninguneo” del oficialismo nacional al radicalismo cordobés, un factor sobre el que se para el alfonsinista Rossi. La lista del presidente arrancó por encima de la boleta de UPC, pero sin holgura. Esto implica que tanto la participación electoral como los votos que obtengan Rossi, Beltrán y García Elorrio pueden ser relevantes en el resultado final de las PASo del 13 de agosto.

¿La lista kirchnerista le puede restar votos peronistas a Martín Llaryora? No hay encuestas que arrojen luz sobre este tema. Todas las que se conocen hasta ahora fueron realizadas en el arranque de la campaña y no hay números para saber si la mejora de la imagen de la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner en Córdoba puede impactar en el desempeño de la lista del Frente Córdoba Ciudadana que encabeza Pablo Carro. No se trata de un tema nuevo, ya que en todas las elecciones anteriores, ninguno de los candidatos locales del kirchnerismo se acercó a los niveles de imagen que tenía CFK en la provincia. Sin embargo, la decisión del macrismo de confrontar con Cristina como rival va a tener consecuencias en todos los distritos, entonces, independientemente del candidato, las listas K deberían conseguir un volumen de sufragios mayor al esperado originalmente. La falta de perfil peronista de Carro es una cuestión a tener en cuenta respecto de sus posibilidades reales de traccionar voto de los justicialistas críticos con el oficialismo local, pero probablemente si inocule la jugada inicial del PJ de atraer a sectores K hacia su armado electoral.

¿Puede el gobernador Schiaretti derrotar al presidente Macri?

La decisión del peronismo cordobés de endurecer y llevar su campaña hacia el plano económico puede darle resultados frente a Mauricio Macri. Hay una fuerte preocupación social sobre este tema y meterse en ese territorio le permite ensanchar la base de interpelación social y dejar de ser tan parecido al presidente. Pero aquí deberá competir con el kirchnerismo y la izquierda del FIT por ese perfil de votante. Su éxito dependerá de si puede capitalizar la idea fuerza de que está surgiendo un peronismo menos crítico que el de Cristina y que Schiaretti es uno de sus líderes potenciales. Es una jugada de muchísimo riesgo para el PJ local, pero clave para intentar escaparle al abrazo macrista.

fabian.garcia@enredaccion.com.ar

@garciadelapampa

Cómo comunicarse:

Redacción: hola.enredaccion@gmail.com

Lectores: hola.enredaccion@gmail.com

Equipo de Investigación: afondo.enredaccion@gmail.com