Ahora Leyendo
Cambio de estilo en la Rosada: llegó “la normalidad” de un tal Fernández

Domingo 12 de Julio de 2020

Cambio de estilo en la Rosada: llegó “la normalidad” de un tal Fernández

El discurso ante la Asamblea Legislativa del presidente Alberto Fernández terminó de mostrar, con mayor claridad, los trazos de una nueva época en la Casa Rosada. Se podría definir este período, como “la normalidad” de un tal Fernández. Se trata de un estilo alejado de la épica militante de los dos períodos de Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015) y de una gestión superficial, displicente, casi banal, y repleta de CEOs, como la de Mauricio Macri (2015-2019).

Taller Narrativa

Fernández aparece como un hombre con energía de mando, pero sin autoritarismo; pragmático, que habla claro, y que se pone en la piel del llamado “ciudadano de a pie”. No deja de usar palabras fuertes para ponerle nombre a la crisis o para marcar su rumbo por contraste con el gobierno neoliberal de Cambiemos, pero lo hace sin sobreactuar, sin crispaciones. Apela también a la pedagogía y a explicar el camino a utilizar. Puede gustar o no. Puede convencer o no. Pero está claro, que a esta altura es un presidente con estilo propio.

Su discurso tuvo casi 10 mil palabras y la impresión con el texto en cuerpo 12, llenó 23 páginas. Lo leyó, casi sin yerros, con un tono monocorde, con énfasis en algunas palabras o frases, pero sin gritos, ni estridencias. Terminó y comenzó a saludar a todos los que lo buscaban, a los que estaban en los palcos, a los que por su posición institucional estaban a su lado en el estrado principal, a los gobernadores, a los diputados y senadores, a los ministros. Fue hasta donde estaba el ex presidente Carlos Menem, le dio un apretón de manos y le dedicó unas palabras afectuosas. Más tarde, se acercó hasta la puerta del Congreso y saludó a los militantes que se agolpaban allí para tocarlo o darle una frase de apoyo. Como diría el fundador del peronismo, Juan Domingo Perón, “todo en su medida y armoniosamente”.

VER Desde Francia, Fernández instala nuevamente el tema del aborto y lo convierte en una iniciativa clave para cohesionar su base política.

Con menos energía que el ex presidente Néstor Kirchner, pero al igual que él, sabe dosificar discurso para aglutinar “su propia tropa”, definir la misión, atacar a quiénes se interponen en su camino y “asfaltar puentes” con todos a la vez. Dentro de ese combo, definió la existencia de una crisis heredada, insistió en la debilidad del país y reclamó unidad, esfuerzo y solidaridad para salir de esta situación.

También, para quien quiera ver, mostró una contundente imagen de poder. Mostró al peronismo unido, con sus tres líderes sobre el estrado principal: Sergio Massa, Cristina Fernández de Kirchner, y él mismo. La cuarta habitante de esa casa, a la izquierda de la ex presidenta, era la senadora Claudia Ledesma Abdala, esposa de Gerardo Zamora, el gobernador de Santiago, aliado fundamental y una de las llaves maestras para la gobernabilidad. En los palcos, industriales, empresarios petroleros, sindicalistas, Marcelo Tinelli, e intendentes del conurbano.

El presidente firma el libro de la Cámara de Diputados. Lo observan Cristina Fernández, Sergio Massa y Fabiola Yañez.

A quien quiera oír, le dedicó una pragmática explicación de los problemas del país, de las responsabilidades y de su estrategia política: discutirá en el Congreso y conversará con la sociedad sobre el aborto, la reforma judicial y el futuro de la educación universitaria. Mientras, tratará de encarrillar la deuda, para lo cual estableció acuerdos cercanos del tercer tipo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). A la par, debatirá sobre una nueva ley de hidrocarburos (para poner en marcha en el mediano plazo a Vaca Muerta con inversiones extranjeras) y mineras, que incluyen al litio. Al viejo modelo agroexportador, tratará de asentarle las bases de un modelo de exportación de recursos naturales. A la previsible carencia de resultados valorables en el terreno económico le piensa anteponer la ampliación de la plataforma de derechos.

En principio, se trata de un modelo de desarrollo basado en los recursos naturales (productos agrícolas, petróleo, gas, minerales y litio), con un fuerte control político, y una agenda “progresista” en derechos, territorio donde se incluyen el aborto y la agenda de género, y la vuelta de la educación y la salud al centro de la escena. Como factor exótico a esta agenda, el peronismo ha decidido nuevamente sostener y proyectar al sistema científico y tecnológico y sus empresas vinculadas, como INVAP, la CONEA o la energía nuclear.

Respecto de las grandes líneas maestras del discurso del presidente, el politólogo Mario Riorda, analizó en su cuenta de Twitter (@marioriorda) lo siguiente:

-Diagnóstico duro y detallada inventarialidad para sustentar medidas de EMERGENCIA. Fuertes principios declarativos que esbozan un mito de gobierno desde la SOLIDARIDAD: "comenzar por los últimos para llegar a todos"; "detener caída de argentinos".

Ver también

-Set de valores dominantes: solidaridad, emergencia, verdad, diálogo, racionalidad, olvidados, derechos (salud, educación, investigación). Set de contrastes máximos: vivos, especulación, arbitrariedades, sótanos de la democracia, show, el Excel, deuda impagable.

Casi sin darse cuenta, el país se deja llevar por un presidente con atributos diferentes a los que se especulaba y con “juego propio”. Sin embargo, todavía hay una estación pendiente y complicada, la principal: resolver el dilema de la deuda externa, que debe incluir generosas quitas a los bonistas y la extensión de los plazos de pago, tanto con el FMI como los tenedores privados de deuda. Si Fernández y su ministro Martín Guzmán no lo consiguen, no habrá “normalidad” real y la “solidaridad” será insuficiente. Regresando a Perón, cuando dijo "la única verdad es la realidad", habrá que esperar el resultado de ese proceso. Igual, para un país acostumbrado a los "estados de ánimo" extremos, el discurso presidencial de este 1 de marzo le pone una cuota de "realismo" a la propia realidad. No es poco.

--

>> Si estás de acuerdo con el periodismo crítico y comprometido, te invitamos a asociarte a ENREDACCIÓN, el sitio de noticias con información de Córdoba: INGRESÁ AQUÍ. Con tu membresía, podrás participar de beneficios exclusivos para SOCIOS. Juntos podemos hacer más y mejor periodismo.

Scroll To Top

Suscribite a nuestros newsletters

Recibí todos los días nuestras mejores noticias, análisis, historias e imágenes.

Ingresá al Formulario de suscripción